(Se soltaron los demonios)

La Rebelión de las sotanas

La irreverencia de las actuaciones de algunos miembros de la realeza episcopal, es evidente en los planes conspirativos que adelanta el gobierno norteamericano apoyándose en la oligarquía criolla y en las sotanas.
Su anterior participación en el golpe fallido del 2002 son el antecedente de la deliberada actuación, así como la ingerencia directa e inequívoca de los sectores mas reaccionarios del prelado venezolano.
Los hombres encubiertos en la sombra de las sotanas atacan y arremeten nuevamente sin piedad ni misericordia. Olvidan, obvian y desconocen la voluntad de más de un 60% de venezolanos que abrazan un sueño de justicia social, humanismo y desarrollo económico, que apoyan la revolución bolivariana.

Irrespetan la inteligencia de un pueblo que ellos coadyuvaron a masacrar en el más inclemente olvido de exclusión social, de odio y racismo, nutriéndose descaradamente de las perversiones que por más de 40 años minaron el espíritu de nuestro país.
La sociedad venezolana que en su mayoría apoya al gobierno legítimo de Hugo Chávez, levanta su voz de rechazo ante la arremetida de los traidores clericales que una vez más le dan la espalda a ese pueblo feligrés que cree en la palabra de dios, palabra que en un pasado muy lejano era cultivada por estos lacayos del imperio.
El lenguaje intervencionista y cargado de toda clase de expresiones demoníacas, ataca la memoria de estos fariseos, que cubiertos bajo el manto de la humildad violan sistemáticamente la paciencia del noble pueblo venezolano.
Disfrazados de pueblo en sus mensajes dominicales atacan el estado de derecho e incitan a la violencia de singular manera, utilizando la palabra de dios.
El juicio de Dios sobre los hombres está basado fundamentalmente en la eficacia de nuestra caridad, no en fomentar discordias y divisiones amparadas en el lenguaje contrario a la institucionalidad.

El estado Laico venezolano representado por el Cogollo Episcopal unido al OPUS DEI criollo, en un camino que no conduce a nada, utiliza un verbo cargado de sectarismo y se empeña en difundir creencias ultraconservadoras en la búsqueda del poder político, económico y social, a través de enseñanzas y métodos coercitivos que reprimen el libre pensamiento de millones de venezolanos.
La álgida contradicción que ponen en la palestra publica este grupo de connotados clérigos, esta estrictamente vinculada al despertar político de una clase que por años estuvo sumergida en el olvido, y que hoy gracias a la revolución bolivariana y su democracia participativa, ven que su vida comienza a experimentar cambios positivos.
Se pone en evidencia el papel entreguita de estos serviles del imperio, quieren castigar moralmente y amenazar con el criterio del miedo a un pueblo que hoy día alza su voz, en contra de las injusticias que por años le ha tocado vivir. Hoy quieren vender nuestros sueños por 30 monedas de plata, y no lo vamos a permitir.
El revoloteo morboso de sotanas alrededor de los hombres –no hay mujeres- del poder, de los fascistas, de los traidores no tiene perdón de dios.
Su alianza es un hecho. Su adhesión es su sermón.
El doble objetivo de su “piadoso” documento hecho público el día de ayer nos da una clara señal de su orientación antidemocrática y su participación en el futuro Paro Electoral de diciembre próximo.

La caja de resonancia mediática comienza a lubricar el mensaje de estos políticos disfrazados de sotanas. Los medios comienzan la difusión y las invitaciones a los programas matutinos, la Iglesia toma nuevamente un rol político partidista y se viste con el traje de la maldad.
El ejército clerical en su análisis teológico doctrinal pretende frenar las pretensiones de un pueblo que no quiere volver al pasado nefasto y de no futuro. La división, la intriga, desorientación, confusión, la mentira, la manipulación y desproporción son eje de este documento en contra del Gobierno Bolivariano, atacar incluso a la constitución muy subliminalmente y las reglas del juego democrático. Estos clérigos políticos se cubren bajo una falsa moral, se dicen luchadores de causas sociales, de los derechos humanos, protectores de los desposeídos, y ser ejemplos de vocación y de santidad; mientras que su actividad extra clerical nos dice todo lo contrario. Fariseos hipócritas. Morbosa pasión la de ustedes. Insensatos.
Ustedes son fieles representantes de una estirpe política autoritarista y del totalitarismo religioso que pretende adueñarse nuevamente de nuestro país y de manera descarada, baja y promiscua se amparan en la palabra de dios. Farisaicas posturas comprometidas con los intereses más oscuros y el doble discurso de sus sermones evangelizantes, para hundir mas a este heroico pueblo en el oprobio de la miseria. La rebelión de las sotanas amenaza el estado de derecho y atenta contra la democracia.

No volverán
Hacia el Socialismo del Siglo XXI

http://chamosaurio.blogspot.com/
chamosaurio@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3594 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a23522.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO