En el estado Bolívar la masa no está para bollos:

Sin dedicarnos, ni  pasearnos por los diferentes municipios que conforman al extenso territorio del estado Bolívar, no especulamos con  decir que el sector construcción está paralizado, casi en su totalidad, cosa que evidentemente agrava la situación de desempleo galopante que existe actualmente en el estado, esto no es invento, basta con pasar por las mayorías de los proyectos que hoy se construyen, además del sector privado y por cuenta propia que hacen vida aquí.

Ahora bien, la paralización de este sector trae graves consecuencias desde el punto de vista: económico y social, ya que son muchas las familias que depende de esas actividades que comprenden: albañilería, herrería, electricidad, plomería, montaje entre otras. Como lo señale, estamos en una situación difícil antes esta inmovilización que afecta considerablemente la economía y más allá que disminuye las ganancias de los empresarios y por ende le quita las posibilidades que trabajadores lleven la comida a sus hogares, veamos por qué?. Estadísticamente hablando si revisamos el currículo de quienes realizan estas  actividades  nos encontramos que en su mayoría no tienen o no cuentan con estudios universitarios, escasamente se pueden conseguir algunos ingenieros civiles o arquitectos  que requieren muy poco. Entonces por su naturaleza el sector construcción es el mayor empleador del país.

Realmente la construcción emplea un porcentaje bastante alto (80%) de personal que han aprendido el oficio de una manera empírica, y en su  mayoría  se han dedicado a trabajar la construcción, muchos vinieron de otros lados atraídos por los proyectos de las empresas básicas, o los planes de desarrollo de ampliación de Sidor o construcción de las represas entre otras; y de generación en generación eso lógicamente ha sido la base del sustento familiar que hoy se siente amenazado y  tiene con las manos en la cabeza a un buen porcentaje de la población de este estado.

Evidentemente, no se requiere ser un PhD (doctorado) de la construcción, las razones sobran para la contracción y la parálisis de ese sector. Es posible, que la actitud del empresariado por su afán de conspirar contra el gobierno haya tomado la decisión de no invertir en el ramo, sin embargo, vemos que aquellos materiales que están en manos del sector público (gobierno), me refiero al cemento y las cabillas, no se encuentran y si lo consiguen, el cemento no  baja de 5000 bolívares y una cabilla de media de 12 metros te llega a costar hasta 8000 bolívares, esto por supuesto le ha quitado cualquier posibilidad que un padre de familia pueda ampliar su casa, mucho menos construirla. Ciertamente eso también afecta a las personas que realizan trabajo de la construcción, debido a que si nadie construye, quien lo  va a contratar. Por otro lado, vemos que las cosas no terminan allí, hay estadísticas que reflejan que el sector transporte de la construcción también esta ciertamente atraviesa su crisis; más del 80% de quienes cargaban arenas, piedras y escombros hoy sienten la merma en sus ingresos; por otro lado muchos son los camiones que no están operativos por los altos costos de repuestos y cauchos; y esto complica aun más la situación del empleo en esos municipios. Tenemos información comunitaria que en los municipios: el Callao, Roscio, Sifontes y Gran Sabana los materiales para construir están por las nubes para cualquier ciudadano e incluso hasta para quienes trabajan la minería.

Pues bien, como consecuencia de este panorama tenemos que el desempleo ha crecido en forma alarmante a tal extremo que su desespero esta disociando lamentablemente a un gran número de la población que hoy se encuentran sin hacer nada. Esto no es nada alentador para la salud socioeconómica del estado Bolívar, pues paralela a estas contracciones de la economía crece la delincuencia, la prostitución, el secuestro de todo tipo y en estos últimos tiempos gran cantidad de personas se han dedicado a actividades que son consideradas como delictivas, como lo es el bachaqueo, sin embargo tenemos que ser un poco precavido cuando hacemos un análisis social; las aparentes razones pudieran trascender más allá de la simplicidad empírica que sólo da explicación causa efecto sin añadir los elementos teórico-científico.

La subjetividad de esta explicación busca a que las personas responsables del destino, asomen los paliativos y con ello hagan una investigación y analicen exhaustivamente la situación del estado Bolívar que se encuentra a la vista en un estado de desgobierno, abandono e inseguridad que tiene preocupado a todos los sectores incluso al rico-explotador capitalista.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1368 veces.



Luís Roa

Licenciado en Administración de Empresas (ULA). Luchador social. Jubilado de CVG Alcasa

 Luisroa519@gmail.com

Visite el perfil de Luís Roa para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: