¡No pasarán!

Caracas será la tumba del fascismo

A diferencia de lo ocurrido en España, entre 1936 y 1937, cuando la legendaria Pasionaria Dolores Ibárruri, fundadora del partido comunista español, lanzó la frase ¡No pasarán! contra el fascismo que quería conquistar Madrid durante la guerra civil; aquí en Caracas el próximo 1-S ¡No pasaran! los fascistas de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), triunfando la revolución bolivariana y chavista que impulsa el gobierno socialista del presidente Nicolás Maduro y la unión cívico-militar.

En aquellos sangrientos años de España, la facción Unión Militar Española (UME) con el general traidor Francisco Franco a la cabeza de jefes y oficiales, se apertrechó con tanques italianos y baterías alemanes para derrocar al gobierno popular, legal y legítimamente elegido en forma democrática proponiendo el socialismo español. Mientras en Venezuela, la Fuerza Armada Nacional Bolivariana es profundamente antimperialista, socialista y profundamente chavista; que dirige el alto mando militar encabezado por el patriota Vladimir Padrino López, y por todos los comacates revolucionarios (coroneles, mayores, capitanes y tenientes).

Durante la guerra civil española, la UME, trazó cinco "instrucciones reservadas" con la asesoría del imperialismo yanqui (mayo 1936), para propinar el golpe de Estado; entre ellas: "Se tendrá en cuenta que la acción ha de ser en extremo violenta para reducir lo antes posible al enemigo, que es fuerte y bien organizado". Aquí, la MUD sigue doce "recomendaciones" trazadas por el Comando Sur de los EEUU (febrero 2016) para dar el golpe de Estado; entre ellas: "Con los factores políticos de la MUD hemos venido acordando una agenda común, que incluye un escenario abrupto que puede combinar acciones callejeras y el empleo dosificado de la violencia armada". Por eso las palabras chispoteadas de Freddy Guevara convocando a librar acciones violentas de calles que conlleven "sangre y muertos".

En las mismas cinco "instrucciones reservadas" de la UME española, estaba: "Desde luego serán encarcelados todos los directivos de los partidos políticos, sociedades y sindicatos no afectos al Movimiento, aplicándose castigos ejemplares a dichos individuos para estrangular los movimientos de rebeldía o huelgas". Mientras que entre las doce "recomendaciones" adoptadas por la MUD, está: "hay que insistir en el gobierno de transición y las medidas a tomar después de la caída del régimen, impulsar un plan de acción de corto plazo (6 meses con un cierre de la segunda fase hacia julio-agosto de 2016), como señalamos, hemos propuestos en estos momentos aplicar las tenazas para asfixiar y paralizar, impidiendo que las fuerzas chavistas se pueden recomponer y reagruparse".

En el plano militar, una de las cinco "instrucciones reservadas" de la UME española señalaba: "En la capitalidad de cada División orgánica actuará un comité militar (regional), compuesto de los jefes más caracterizados de cada Arma afectos a la causa y presidido por el de más categoría.... Los alféreces y suboficiales que tomen parte en el movimiento serán recompensados con el empleo inmediato o destino civil, si así lo desean, de sueldo equivalente al del empleo-recompensa que se les ofrece. Los cabos de análoga circunstancia percibirán una gratificación en metálico, de carácter vitalicia o colocación civil decorosa; los soldados, seguridad del trabajo con jornal remunerador en las provincias de donde son naturales". Mientras una de las doce "recomendaciones" dadas a la MUD; señala: "existe una alta probabilidad de que los mandos identificados con el chavismo duro ofrezcan resistencia, sobre todo en unidades élites que históricamente se han alineado con el régimen. Por eso, hay que sostener el trabajo de debilitar ese liderazgo y anular su capacidad de mando".

Por dónde uno vea, hay gran coincidencia entre ambos documentos del Departamento de Estado de EEUU que los separa 80 años; los cuales, aunque respectivamente fue y es aplicado en diferentes contextos y circunstancias, contienen el mismo carácter fascista, represivo y criminal para derrocar dos gobiernos socialistas. La gran diferencia está en las fuerzas que se enfrentaron y que ahora se enfrentan; donde observamos claramente que, en nuestro caso, la revolución bolivariana y chavista enterrará en Caracas al fascismo, este 1-S.

¡LOS FASCISTAS NO PASARÁN!

¡VIVA LA PASIONARIA IBÁRRURI! ¡VIVA LA REPÚBLICA ESPAÑOLA!

¡VIVA EL COMANDANTE CHÁVEZ!

¡VIVA LA REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1276 veces.



Sergio García Ponce

Ex-vicerrector de Desarrollo Territorial de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV).

 sagarciap@yahoo.es

Visite el perfil de Sergio García Ponce para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Sergio García Ponce

Sergio García Ponce

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a233240.htmlCd0NV CAC = Y co = US