Denuncia sobre Funda Comunal Nueva Esparta

Nuestro proceso revolucionario obliga a quienes tienen función de dirección a ser más eficientes y más estrictos en el cumplimiento de su deber o entonces se diluye el esfuerzo en actos que no solo atentan contra el plan original que nos movió a apoyar al comandante Chávez, sino que atentan contra la salud de la revolución en su esencia. Más daño le hacen al proceso Revolucionario los infiltrados, ineficientes o manipuladores que están enquistados en los organismos públicos, como denunció el camarada Diosdado Cabellos, que la oposición en todo su conjunto.

Los errores que se evidencian en el accionar de muchos de nuestros organismos son el combustible que alimenta a la oposición y son el peor de los enemigos de la revolución.

Una comunidad margariteña, ubicada en el municipio Mariño de Porlamar realizó, en Diciembre del año pasado, unas elecciones con la finalidad de renovar la directiva de su Consejo Comunal que tiene nada más y nada menos que CUATRO años vencidos.

Esperanzados y de buena fe se dieron cita los vecinos, por iniciativa propia, y eligieron una "comisión electoral" siguiendo lo establecido en la Ley de los Consejos Comunales.

Al día siguiente de esa iniciativa fueron a Taquilla Única a registrar el acta,que tenía, entre otras cosas, las firmas de más del 40% de su población y la de un enviado por Funda Comunal.

Pasado más tiempo del establecido para la respuesta, fueron los vecinos a pedir el documento de acreditación para organizar el proceso electoral y se encontraron con que en Taquilla Única les dieron como respuesta que ese expediente había sido sustraído de ese despacho por el director de Funda comunal, por denuncias de los miembros del vencido Consejo Comunal, sobre un supuesto fraude en el proceso electoral.

En reunión con el Director de Fundacomunal, éste admitió la sustracción de dicho expediente por su persona debido, según dijo, a una denuncia verbal dos miembros del consejo comunal vencido.

En vista de eso, los vecinos fueron otra vez a Taquilla Única, solicitando les dieran una respuesta vía oficio sobre la situación, explicando porque un directivo de otro organismo pudo de alguna manera sustraer ese expediente, extralimitándose en sus funciones y porque el director de taquilla única accedió a tal anomalía. De diciembre a hoy esa respuesta oficial brilla por su ausencia.

Luego de infructuosas peticiones de los vecinos, solicitando una visita de algún miembro de Funda Comunal a la comunidad en cuestión a fin de solucionar la situación, sucedió que hubo cambios tanto en Min Comunas Nueva Esparta, como en la Dirección de Funda Comunal, lo cual alimentó las esperanzas de solución del problema; por lo que se volvió a intentar se atendiera el caso, mas ya han pasado por lo menos mes y medo de ese "cambio" y no se vislumbra la mas mínima intensión de atender la situación.

Se ha enviado correo electrónico al enlace existente en Min Comunas para este fin y es muy posible que nadie los lea pues no ha habido la mas mínima respuesta.

Ante el cambio de directiva, una comisión de la comunidad fue a Funda Comunal a plantear la situación a la nueva directora y, aunque no lograron hablar con la persona encargada si lo hicieron con la abogada del despacho quien ordenó una reunión en la comunidad con miembros del despacho, voceros del consejo comunal vencido y miembros de la comunidad; sin embargo sólo los vecinos interesados en lograr el cambio propuesto asistieron; ningún miembro de la fenecida directiva del consejo comunal, ni mucho menos ningún miembro de Fundacomunal hicieron acto de presencia, como se evidencia en acta de asamblea, que fue entregada dos días después a la misma abogada que había ordenado la convocatoria a la reunión y de la que aun (mínimo cinco semanas después,) no ha habido respuesta..

Este tipo de situaciones son las que nos hacen cada vez más vulnerables a la crítica detractora de la oposición, que ve en estas maniobras, de tratar de mantener la continuidad a una directiva que está plenamente vencida un atentado contra sus derechos.

El proceso Revolucionario se nos está escapando de las manos por falta de compromiso de muchos directores de organismos; el solo hecho de portar una franela Roja con los ojos del comandante no te hace revolucionario y cuando no hay organización estricta y puntual no habrá éxito en la misión que te hayan asignado.

Los Revolucionarios deben ser implacables en el estricto cumplimiento de su función o le dejaran los espacios a la disidencia y a la oposición que a cada error revolucionario se envalentona mas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2204 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: