Pero no se enoje

"Detrás de muchos de los voceros (que se oponen al Arco Minero) hay mafias, mafias de garimpeiros y de otras cosas. Le digo a esos traidores, el Arco Minero va, va y tengo todo la voluntad y todo el apoyo", frases que pronuncio cabreado el primer mandatario Nacional. Sin embargo, Andrés Velásquez considera que "El Arco Minero del Orinoco convierte a Maduro en un garimpeiro, en un entreguista que contrata con Gold Reserve, la misma empresa transnacional que le ganó demandas de arbitraje internacional a Venezuela en este gobierno (…) así que le están entregando un santuario natural para saldar la deuda". Vea dos formas de ver la realidad, juzgue usted mismo quien tiene la razón.

Después de lo anterior expuesto, lo que se está asumiendo es la defensa del capital natural debido a que se estaría cabalgando contra el Objetico Cinco del Plan de la patria 2013-2019 y no al desarrollo sustentable de la nación y de la diversificación de la economía. Se le pide presidente Maduro, que explique con argumentos sólidos y convenza al soberano y a la comunidad internacional que no viola a los artículos 57, 58, 60, 120, 125, 127 y 129 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, la Ley Penal del Ambiente (LOA) promulgada en G.O. Nº 39.913 del 2 de Mayo de 2012, el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y al convenio 87 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la Ley Especial de Endeudamiento Anual (LEEA) para el ejercicio económico de 2016 y que el referido proyecto fue sometido a consulta para su revisión y corrección ante el Poder Legislativo; ente constitucional en vía de extinción cual era de los dinosaurios.

Asimismo, convenza a ese gran conglomerado de personas que los Pumé, los yukpas, los Kari’ña, los Arawak, los Pemón, los Waraos y otras etnias; legítimos dueños de esas tierras no serán desplazados de su hábitat natural y además demuestre que ellos apoyan este proyecto. Con referencia a lo anterior, estos habitantes de estas tierras ancestrales no deberían tener ningún entusiasmo debido a que los más perjudicados serán ellos. A menos que se haya llegado al extremo que el castigo del ser humano sea una bendición.

Dentro de este marco, está circulando por las redes sociales un video donde se puede observar a un grupo de indígenas en un botadero de basuras recogiendo alimentos putrefactos para alimentarse. Además, camarada presidente hay videos donde familias enteras se encuentran hurgando en un conteiner lleno de desechos urbanos en busca de alimentos para comer, sus manos como cuchillos hirientes las introducían con avidez para ver que conseguían, ¿usted cree que con ese 60% destinado para el pueblo se pueda paliar el hambre en la población y no sean desviados como esos $ 30.000.000,00 (Treinta mil millones de dólares americanos) que desaparecieron en empresas de maletín sin que hasta la fecha se conozca el nombre de al menos una?. En este gobierno, se dilapidaron la mayor bonanza petrolera de la historia contemporánea de Venezuela lo que agudizo la crisis que atraviesa la nación.

Sepa usted que el pueblo tiene hambre, está muriéndose de hambre y con la economía de puerto jamás se podrá abastecer el consumo interno, se debe ir al campo y no destruirlos; en todo caso prestarles la debida atención. En lo referente a las empresas e industrias que conforman un cementerio; producto de las estatizaciones-nacionalizaciones cuyas riendas se las otorgaron a gente carente toda capacidad gerencial; ese fue el resultado. Del Pino y Bernal van por el camino correcto, déjelos actuar y en todo caso acompáñelos desde la raya de cal, apóyelos para que le entreguen estas sociedades a sus genuinos dueños, a aquellos empresarios honestos y comprometidos con el pueblo revolucionario bolivariano y demás compatriotas.

Cuando usted dijo que "rememos juntos", el imaginario popular se remontó inmediatamente a los primeros balseros venezolanos que se fueron del país hacia Curazao y Trinidad-Tobago. La pregunta que rondaba en la mente del venezolano era ¿Sera que el presidente Maduro iba a acompañar a estos compatriotas en esta travesía? ¿Y si estos se le adelantaron? ¿Dónde se hallarían para iniciar esta ruta? Es decir, que ustedes marcharían juntos y se encontrarían en un determinado lugar para hablar de lo bonito y de lo divino que es el mundo, de lo se pudo hacer y no se hizo, de la destrucción del patrimonio natural y que no se evitó, en fin de la destrucción de un país rico para transformarlo en país escuálido, muerto de hambre, donde la inseguridad es el pan de cada día, donde el salario se ve pulverizado por el aumento diario de la inflación y la devaluación. Usted pudo convertirse en el líder sustituto de nuestro comandante Chávez Frías y lo que hizo fue esquivar el pensamiento revolucionario y bolivariano entregando ese 12% del territorio nacional a empresas trasnacionales que desde hacía mucho tiempo estaban tras ese bocconcino y usted se lo ofreció en bandeja de coltán.

Convenza al pueblo chavista que usted jamás traicionó el legado del Comandante Chávez Frías al poner en ejecútese este ecologico crimen, téngase en cuenta que él jamás tomo una decisión que fuera en contra de su pueblo por muy equivocado que estuviera y mucho menos contra el patrimonio natural. El presidente Chávez Frías siempre fue un ecologista y cuando le encomendó a usted para que continuara su legado estaba cifrando la esperanza que lo haría con eficiencia y eficacia, con honestidad y rectitud; y siempre apegado a las normas constitucionales. Nunca se dio por enterado que usted iba a abrir las Venas del Arco del Orinoco para extraer sus riquezas; que solo pudieran traer desgracia a esta zona suroriental y al pueblo de Venezuela en general.

Si usted es capaz de demostrar que los equivocados son los que adversan este Crimen Ecológico con el ejecútese de la explotación del AMO; y además si demuestra con pruebas conclusivas que son parte de una mafia que desea apoderarse de esta riqueza natural, entonces el que escribe estas líneas le pedirá disculpas públicamente y en nombre de todos aquellos equivocados con esta minería ecológica que viene en provecho de los más necesitados. De lo contrario tendrá a un pueblo con la bandera ondeando en una mano y con la otra mano la CRBV pidiendo rectificación.

"Lo presente ya pasó, lo futuro es la propiedad del hombre, pues éste siempre vive lanzado en la región de las ilusiones, de los apetitos y de los deseos".

Simón Bolívar. Carta al Gral. Santander, 19 de junio de 1820



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1200 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas