Pildoritas 62 (año IX)

Una definición

Cual los sapos, la cúpula de la MUD, muda, sorda y ciega, persiste en saltar y ensartarse cada vez más y con más frecuencia, en un empecinamiento tal, que en el futuro, cuando se reseñe lo que un día, en una época significó para el país, para la Patria, este conjunto de personajes, se hablará de ellos para colocarlos ante lectores, estudiosos, investigadores o simples interesados, como ejemplo de lo que no debe ser, parangonándolos con los Boves de la independencia, con los Carujo o el Santander de los intentos de magnicidio de nuestro máximo héroe, con Urbina el asesino de Chalbaud o los de Fabricio, Jorge, el Fiscal valiente y miles más, o más recientemente Otaiza, Robert y muchos más y con todos esos bichos de uña, que en todas las épocas desde antes de Cristo y después de ÉL, han existido en la humanidad, como símbolos del mal, como palos en la carreta de la historia y de la necesidad de progreso de los pueblos.

Son una plaga que afecta cual las plagas de Egipto, cual el fenómeno del Niño y la Niña, cual deslave de Vargas, que se alían con las hienas del imperio para establecer con ellas el compromiso de cual Judas entregarles la Patria, son los eternos traidores, son los eternos ovejas negras de una sociedad que aquí ya va por los 30 millones de seres, en su mayoría gente buena, que ama su tierra, pero que lamentablemente en algunas ocasiones es víctima de cantos de sirenas o discursos adornados y abultados por medios al servicio del mal, y que al dejarse llevar por ellos, han permitido que la Patria retrograde, se estanque y sus riquezas vayan a manos de quienes en ese contingente de seres cargados de maldad, son los encargados de apropiarse de esas riquezas que le pertenecen al pueblo y aumentar el contingente de pobres y las dificultades que evitan una mejor vida para los excluidos de siempre.

Hoy tienen nombre y apellido, los hay de todos los colores, de todos los orígenes, con todas las mañas, de todas las mafias, son aquellos que vemos y oímos a diario criticar cualquier acción de gobierno que vaya en beneficio de los que menos tienen, son aquellos que se regodean cada vez que la inflación sube un punto o más porque con la aplicación de manuales que afectan la capacidad de compra, los ingresos de los venezolanos cada día alcanzan para menos, son quienes jamás reconocen sus errores y viven en permanente negación, entregados a cumplir a poderes extranjeros sus planes de dominación, son quienes arremeten contra las normas y reclaman impunidad, son quienes ocultan lo positivo y acuden a su sabotaje, son quienes carecen de argumentos y son quienes le deben sus escasos triunfos a estrategias prestadas por los poderes del mundo que andan cual perros de presa detrás de todo lo que les permita mantener su voracidad consumista.

Son quienes en los últimos tiempos, en los países donde han logrado llegar al poder, no demoran en mostrar sus garras para privar a los pueblos de grandes conquistas sociales y arrodillarlos ante el amo a quien le deben sus triunfos, pero afortunadamente, sin proponérselo, son el mejor ejemplo de los errores de los pueblos que como lo registra la historia es lo que les permite a esos pueblos rectificar, porque al comparar lo que les obligan a vivir, con lo perdido, añoran el regreso y cuando lo logran es para siempre.

Hoy en nuestra Patria estamos siendo objeto y víctimas de terribles arremetidas del enorme poder foráneo que maneja los hilos de los apátridas de aquí, de los Judas de aquí, y que en otros países han logrado sus objetivos de manera relativamente fácil y rápida, aquí se han encontrado con un pueblo que fue capaz de resistir más de una década y echar las fuerzas imperiales de nuestra tierra para ser independientes y que ahora está retomando esa estirpe para mantenerse rodilla en tierra, no solo resistiendo los embates arteros imperiales a través de sus operadores agrupados en la llamada MUD, sino ejerciendo el poder que el pueblo le dio a la Revolución, razón por la cual aquí no han podido, pero que ha servido lamentablemente para que producto de sus desesperación y frustraciones, realicen acciones terribles que tienen que ver con muerte, destrucción y actividades a nivel internacional, desdibujando la realidad de una patria que lo único que persigue es lograr su verdadera y definitiva independencia y llevar a su pueblo a la mayor suma de felicidad posible.

Aquí, lo estamos viviendo nos han planteado una guerra económica cuyo principal arma ha pretendido ser letal, y que dispara directamente al estómago y al bolsillo de la gente, buscando matarla de hambre o que se desespere e indirectamente apoye sus desmanes, no han podido y por los vientos que soplan no podrán, lo que van a lograr es que la Revolución demuestre su fortaleza y apele, como lo está haciendo, a sus genes libertarios que heredamos de nuestros grandes héroes.

Hoy ante la total carencia de argumentos, mediante los cuales pudiesen convencer al pueblo de que tienen ofertas sustitutivas, por ejemplo de los programas sociales revolucionarios, se ven obligados a recurrir a la diatriba, a la zancadilla, a la utilización de muletas que les prestan personajes siniestros, como Uribe y todo el club de ex presidentes fracasados y ya olvidados por sus pueblos por nefastos y entreguistas en beneficio de los amos del Norte y han llegado a lo que ya no se atreven a negar que han sido importaciones de mercenarios para cometer todo tipo de fechorías que no excluyen asesinatos selectivos de hombres y mujeres revolucionarios, buscando con ello amilanar a quienes estamos dispuestos a luchar y echarnos el miedo a nuestra espalda como nos enseñaron los dos grandes Libertadores que esta tierra parió Bolivar y Chávez quienes sembraron en millones de venezolanos la idea irreversible de la necesidad de ser libres para que siéndolo no volvamos a vivir aquellas terribles épocas de esclavitud que es a lo que nos quieren llevar los eternos traidores de esta y todas la patrias que aspiran su plena libertad.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1084 veces.



Saúl Molina


Visite el perfil de Saúl Molina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: