Nepotismo positivo, ja ja ja

NEPOTISMO POSITIVO JA, JA, JA, es que no puedo dejar de reír. La verdad es uno oye, o ve tantas ridiculeces que en un principio me enojaba, luego como son tantas las barbaridades he optado por reír, cual Garrik, porque de lo contrario pudiera entrar en la larguísima cola de pacientes que deben ver a un siquiatra para que nos medique sobre stress postraumático. Pero, a quien no le va a dar risa que un señor de la talla del Contralor General de la República Bolivariana de Venezuela cuando se le acusa por las redes sociales (no podía ser por otro lado), de tener 16 familiares en diferentes direcciones de dicha dependencia, es invitado a un programa de televisión y ante la pregunta de la curiosa periodista, quien obviamente buscaba la verdad de tamaña "difamación", al impoluto Contralor General, no se le ocurrió otra respuesta más que afirmar la especie que a diario circulaba en los pasillos de la institución, pero, se trajo un argumento baladí, sí, ¡pero ese es nepotismo positivo!, y de verdad que me vuelvo a reír.

Creo que hemos llegado al colmo de la sinvergüenzura ya que ni el Poder Moral es respetado, aquí se le dio un espadazo a la moral y a la ética, olvidándose del artículo 274 de nuestra Constitución que reza: "Los órganos que ejercen el Poder Ciudadano tienen a su cargo, de conformidad con esta Constitución y la Ley, prevenir, investigar y sancionar los hechos que atenten contra la ÉTICA PÚBLICA y la MORAL administrativa", es antiético que usted abuse de su poder así que déjeme definirle el concepto de NEPOTISMO: "es la predilección exagerada que algunos funcionarios en actividad que ocupen públicos poseen respecto a su familia, allegados y amigos a la hora de realizar concesiones o contratar empleados estatales", es verdad, como dice Bauman que desde Aristóteles se supo que los seres humanos somos seres sociales en tanto que física y sicológicamente dependemos de la compañía de los demás, eso, repito, es verdad, pero, el señor Contralor aparentemente tiene una dependencia muy fuerte de su familia o acaso no confía en los demás funcionarios que bastante lo habrán ayudado.

Es repugnante ver cómo la Democracia venezolana se conformó de ciudadanos que dependían de un apellido para lograr un cargo, o tienen que pasar por un Partido Político como nos acostumbraron los adecos y ahora se repite con mucha fuerza esa práctica despreciable, es por eso que el Contralor General de la República da un mazazo muy fuerte a la rectitud que debe tener un funcionario de su jerarquía y más del Poder Moral, pues considero esa práctica ES INMORAL desde todo punto de vista aunque cínicamente traiga unos argumentos espurios, sólo comparable con los de la Asamblea Nacional que intentó justificar el terrorismo con UNA LEY, o el gobierno que con el Arco Minero quiere justificar la entrega de la Soberanía Nacional.

Creo que haré como Garrik cuando su médico no pudo convencerlo ya que el siquiatra no sabía a quién estaba tratando y cómico le responde: "…yo soy Garrik, cambiadme la receta", es exactamente así como hay que responderle al señor Contralor: "yo soy venezolano corrido en cuatro plazas, cambiadme tu argumento". Y para terminar mis irónicas carcajadas, sólo el poeta me ilumina: "¡AY! Cuantas veces al reír se llora. ¡Nadie en lo alegre de la risa fíe, porque en los seres que el dolor devora, el alma gime cuando el rostro ríe! Si se muere la fe, si huye la calma, si sólo los abrazos nuestra planta pisa, lanza a la tempestad del alma un relámpago triste: la sonrisa.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3399 veces.



Ezequiel Aranguren


Visite el perfil de Ezequiel Aranguren para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ezequiel Aranguren

Ezequiel Aranguren

Más artículos de este autor