Lo que quedó de Almagro

Cómo se estará sintiendo Almagro luego del "papelón" que ofreció con eso de invocar, a "trocha y mocha", la Carta Democrática Interamericana en contra de Venezuela. Seguramente, y como suele decirse, "como un "pupú" en la montaña". El destino que le depara este revés político, si es verdad lo que don Pepe afirma de él en su explícita carta de despedida, le supondría no tener más opción que solicitar una honrosa y obligada Renuncia.

Si bien desde el principio evidenció claramente ser solamente un "asalariado" más en esta coyuntura, caro deberá pagar el "bochorno" al que sometió a quienes ya estaban listos para hacer de Venezuela una Libia más. Los que de seguro, en vista del evidente "frenazo" que recibieron sus macabras e inconfesables maquinaciones, ya estarán seriamente buscando, en su larga lista de tarifados, quién lo pueda suplantar luego de concretarse el artero contraataque diplomático que le propinó Venezuela, al aprobarse en la propia OEA revisar su desmedida actuación frente a este país.

El acto en sí, de haberse aprobada esta Carta Interamericana, hubiese sido uno más de los tantos descabellados, vergonzosos y cotidianos episodios que, a razón del servilismo de algunos, resultan licencia para que los "poderosos" de hoy en día, confieran "legitimidad" a los más terribles e injustificables genocidios que tanto los han caracterizado, y lamentablemente han diezmado y enlutado a buena parte de la Humanidad.

Exceso de confianza (tal vez) o la política exterior de Venezuela se haya acorazada desde que Chávez asumió con gallardía la no poco fácil tarea de fortificar las relaciones diplomáticas a través de la Solidaridad y la Hermandad sincera con los pueblos del planeta, y de la cual el presidente Maduro tiene acreditada permanencia y responsabilidad.

A pesar que la diplomacia de los EEUU ha pretendido dejar "solo" a este infausto personaje, fueron ellos quienes, con arrogancia desmedida, verdaderamente se encontraron detrás de este rabioso y descarado "tartufo". Fueron ellos quienes idearon, promovieron y financiaron lo que al final exclusivamente tendrá que pagar quien ya comenzaba tomarse muy en serio ese papel de ser todo un "Súper Secretario".

Un duro "traspiés" que evidencia que la multimillonaria campaña mediática en contra de Venezuela no viene arrojando los resultados esperados. Además, y es de resaltar, la actual correlación de fuerzas en nuestro Continente, a pesar que insistente y rabiosamente "cacarean" y celebran el supuesto "retroceso" de la Izquierda latinoamericana, la realidad es que después de estos acontecimientos no parece ser del todo cierto, como lo suelen pregonar, que están camino ha definitivamente lograr "poner de rodillas" al pueblo y al Gobierno venezolano.

A pesar del miserable y acostumbrado chantaje que suele practicar y caracterizar la "diplomacia" gringa, con mayor descaro y prepotencia evidenciado al tratarse de países que consideran "débiles" y "pequeños, ha sido descomunal los resultados que ha venido obteniendo recientemente la diplomacia venezolana, aunque también resulta gratificante la dignidad de los pueblos que, junto a Venezuela, no se han dejado amedrentar por la abusiva arrogancia de estos verdaderos "patoteros" y sus serviles lacayos.

Si bien es demasiado temprano para celebrar, tarde se le está haciendo a quienes pretenden apostar por el éxito de apalancar el actual sabotaje a nuestra economía para racionalizar una propuesta política de intervencionismo militar en Venezuela. Poco a poco se les ha ido desmontando una agenda que a todas luces parecía letal y determinante. Los precios del petróleo junto a los niveles del Guri suben paulatinamente mientras, en caída libre, se desmoronan las expectativas de un Almagro en una OEA que, para sorpresa de muchos, se robustece bajo la solidez implacable de una certera política internacional impulsada por Venezuela.

Muy pronto "amanecerá" y veremos nuevamente la lozanía y la alegría de una tierra que no por casualidad viene siendo ejemplo de aguerrida dignidad para los pueblos del planeta. Desenmascarando, sobre todo, a todos aquellos que cual Malinches insisten en vender el destino y la autodeterminación de sus propios pueblos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1326 veces.



Waldo Munizaga


Visite el perfil de Waldo Munizaga para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Waldo Munizaga

Waldo Munizaga

Más artículos de este autor