Análisis Abierto

La crisis económica está devorando al trabajador asalariado

"Quince" y "Último" son los días comunes del mes que esperan los trabajadores y trabajadoras del sector público para ver en sus manos la remuneración como compensación del esfuerzo humano en servir a la administración pública, por algo le dicen "servidores públicos". De igual manera se puede apreciar en el sector privado; aunque en muchos de los casos se llega a una convención entre empleado-patrón en hacer el desembolso semanalmente. El empleado público hoy en día no es excepción de la grave crisis económica que enfrenta Venezuela debido a una hiperinflación que tiene sus bemoles tanto en sectores económicos poderosos apoyados por gobiernos imperiales; y un gobierno que ha dejado acorralarse por la falta de coraje y la abundancia de dejadez en los distintos niveles del gobierno. Ejemplo de ello: Vielma Mora declaró días atrás: "por Falcón se están fugando toneladas de alimentos". (Ver enlace http://www.aporrea.org/regionales/n292128.html) ¿Será que la gobernadora de esa entidad no se ha dado cuento de ello al igual que los organismos de inteligencia nacional? O lo que sería terrible ¿Habrá complicidad entre el contrabandista bachaquero y las autoridades aduaneras y militares? En verdad no sé si les falten bríos o les sobra dejadez; pero lo cierto es, que esas cosas deben evaluarse y corregirse.

Retomando el tema principal; el empleado público no escapa del trance económico que vive el País; al igual que el trabajador de la empresa privada; al fin y cuenta ambos son asalariados, debido a que sus esfuerzos humanos les es remunerado a través de un salario. Para llegar a una conclusión evidente de que la crisis económica ha devorado a los trabajadores del sector público se consideraran tres elementos vitales. Veamos:

Primero:

Salario histórico en Venezuela

Para precisar este histórico sólo se tomará en cuenta los años 2013 al 2016; debido a que, luego del "fallecimiento extraño" del Presidente HUGO CHÁVEZ, los enemigos de la Revolución consiguieron una brecha en la economía del gobierno por la cual lograron introducirse, causándole una grave herida casi mortal (aunque hasta ahora el enfermo le cuesta mejorar).

En el año 2013, el salario mínimo en Venezuela fue aumentado por el ejecutivo nacional en tres oportunidades a través del Decreto N° 30 de fecha 30/04/2013 y publicado en Gaceta Oficial Nº 41.157 de fecha 30/04/2013; el primero, 01/05/2013 quedando en Bs. 2.457,02 Mensual; el segundo, 01/09/2013 en Bs. 2.702,73 Mensual y el tercero 01/11/2013 en Bs. 2.973,00 Mensual.

Para el 2014, mediante tres decretos del Poder Ejecutivo se realizan tres aumentos; el primero, en el Decreto N° 725 del 06/01/2014 y publicado en Gaceta Oficial N° 40.327 del 06/01/2014; ajustando el salario a Bs. 3.270,30 Mensual; el segundo; en el Decreto N° 935 del 29/04/2014 y publicado en Gaceta Oficial N° 40.401 del 29/04/2014; estableciendo el salario en Bs. 4.251,40 Mensual; y el tercero, bajo el Decreto N° 1.431 del 17/11/2014 y publicado en Gaceta Oficial Nº 40.542 del 17/11/2014; quedando el salario a Bs. 4.889,11 Mensual.

El año 2015, el Presidente Nicolás Maduro anuncia 4 aumentos salariales que se dan a través de tres decretos; el primero, en Decreto N° 1.599 del 06/02/2015 y publicado en Gaceta Oficial N° 40.597 del 06/02/2015 se establece un aumento salarial a Bs. 5.622,48 Mensual a partir del 01/02/2015; el segundo, a través del decreto N° 1.737 del 01/05/2015 y publicado en Gaceta Oficial Extraordinaria Nº 6.181 del 08/05/2015 se establecían dos aumentos; el primero entraba en vigencia el 01/05/2015 quedando el salario en Bs. 6.746,98 Mensual y el segundo comenzaba su vigencia el 01/07/2015; dejando el salario mínimo en Bs. 7.421,68 Mensual. Y el tercer Decreto N° 2.056 del 19/10/2015 y publicado en Gaceta Oficial Nº 40.769 del 19/10/2015, se establecía un aumento del salario a Bs. 9.648,18 Mensual y que tenía vigencia a partir de 01/11/2015.

Ya para el año 2016, la presidencia de la República daba anuncio de dos aumento salariales; el primero, a través del Decreto 2.243 del 19/02/2016 y publicado en Gaceta Oficial Nº 40.852 del 19/02/2016; la cual establecía el aumento salarial a Bs. 11.577,81 Mensual desde 01/03/2016; y el segundo Decreto, bajo el N° 2.307 del 29/04/2016 y publicado en Gaceta Oficial Nº 40.893 del 29/04/2016 aumentaba el salario a Bs. 15.051,15 Mensual a partir de 01/05/2016

 

Segundo

Bono de alimentación y salario integral (SI)

El Bono de alimentación (creo que indebidamente asumido como "cestaticket") para los trabajadores y trabajadoras en Venezuela vino a satisfacer una necesidad vital para sus beneficiarios; ya que en primer lugar, su objetivo inicial era cumplir con una comida diaria para el trabajador por jornada laborada; luego con el tiempo, este Bono se transformó en una remuneración que se debía cancelar aun cuando el trabajador no laboraba por razones no imputables al mismo. Este pago se ha venido calculando de manera optativa. Veamos: el cálculo se ha determinado dependiendo el valor y la cantidad de las Unidades Tributarias (UT) y los días calculados según lo laborado. Solo se hará una apreciación del histórico del referido Bono entre 2013 al 2016 conjuntamente con el último salario mínimo del año correspondiente como salario integral:

2013: bono de alimentación Bs. 1.230,50 + Salario mínimo Bs. 2.973,00 = Salario integral Bs. 4.203,50

2014: bono de alimentación Bs. 2.190,75 + Salario mínimo Bs. 4.889,11 = Salario integral Bs. 7.079,86

2015: bono de alimentación Bs. 6.750,00 + Salario mínimo Bs. Bs. 9.648,18 = Salario integral Bs. 16.398,18

2016: bono de alimentación Bs 18.585,00 + Salario mínimo Bs. 15.051,15 = Salario integral Bs 33.636,15

Tercero

Poder adquisitivo

En este elemento no se analizará el costo de la cesta básica; sin embargo, se mencionarán algunas referencias. El Poder Adquisitivo no es más que la capacidad que tienen el consumidor en adquirir un insumo para satisfacer sus necesidades, sean o no básicas o suntuarias. Para el trabajador un consumo necesario es su alimento; pero veamos el contraste del mismo con el 2013 y el 2016:

2013:

Carne: un trabajador podía consumir de su Salario integral de Bs. 4.203,50 un kilo de carne de res de primera por 27,29 bolívares; pero resulta que éste rubro era casi imposible conseguirlo a tal precio puesto que lo vendían en Bs. 90 el Kg; es decir, se necesitaba 2,14% de su sueldo para adquirir tal alimento.

Queso blanco duro: Salario integral Bs. 4.203,50; Queso regulado a Bs. 38,35; precio no oficial Bs 82,60; es decir, se requería 1,96% del SI para comprar tal producto.

Aire Split 12000BTU: Salario integral Bs. 4.203,50; A/A Split a Bs 15.000,00; es decir, se requerían 3,5 Salarios integrales para adquirir dicho producto.

Cabilla 1/2": Salario integral Bs. 4.203,50; Cabilla 1/2" 12mts a Bs. 32,23 precio regulado; es decir, se requería de 0,77% del SI para adquirir este material; o simplemente, con el Salario se podía adquirir la cantidad de 130 cabillas

2016:

Carne: un trabajador puede consumir de su Salario integral de Bs. 33.636,15 un kilo de carne de res de primera por 250,00 bolívares; pero resulta que éste rubro es imposible conseguirlo a tal precio puesto que lo venden en Bs. 4.500,00 el Kg; es decir, se necesitan 13,37% de su sueldo para adquirir tal alimento o simplemente con el SI sólo puede alcanzar 7,41Kg del producto, cuando en el año 2013 podía comprarse 46,71Kg.

Queso blanco duro: Salario integral Bs. 33.636,15; Queso regulado a Bs. 38,35 por Kg (desde 2013); precio no oficial Bs 3500 por Kg; es decir, se requiere 10,41% del SI para comprar tal producto o sencillamente con el Salario integral (SI) logra obtener 9,61Kg del rubro, cuando en el año 2013 lograba comprar 50,90Kg.

Aire Split 12000BTU: Salario integral Bs. 33.636,15; equipo A/A Split a Bs. 300.000,00; es decir, se requieren 8,9 SI para adquirir tal producto.

Cabilla 1/2": Salario integral Bs. 33.636,15; Cabilla 1/2" 12mts a Bs. 238,00 precio regulado; pero resulta que éste material es imposible conseguirlo a precio justo, puesto que lo venden en Bs. 7.000,00 c/u; es decir, se requiere de 20,81% del SI para adquirir este material; o simplemente, con el Salario sólo se puede adquirir 4 cabillas.

En conclusión; el asalariado encerrado en cuatro paredes por 8 horas diarias (sin incluir los días no laborables por el ahorro energético, tiempos dedicados a hacer colas para buscar su alimento) en algunos casos; ya no esperan con ansiedad el quince y el último; el asalariado en ésta guerra económica es quien está colocando las bajas; al contrario, esperan por tener un poco de tiempo o conseguir la piedad de un Jefe para darle la oportunidad de hacer una cola y lograr adquirir un Kg de algo. Esto debido a que desde el 2013 al 2016 el valor de los productos se han decuplicado de manera irracional, que van desde la cadena productiva pasando por quienes distribuyen y comercializan; existen mafias enquistadas en cada eslabón; una especulación galopante que no tiene clemencia con el consumidor. Pareciera que la conciencia social de estos especuladores y acaparadores fueron carcomidas por los gusanos de sus propios cerebros muertos. Así estamos todos; las cosas que costaban 10 Bs en el 2013 ahora cuestan 1000 y el salario integral se va quedando atrás porque los aumentos salariales corren más lento que la velocidad de la inflación; como si fuera una competencia entre un caballo y un borrico.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2132 veces.



Carlos Gutiérrez


Visite el perfil de Carlos Gutiérrez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a229522.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO