Causas de este megadesastre

Veintiún países son muchos países.
Esa fue la cantidad de naciones que apoyaron la solicitud de Almagro de aplicarle la Carta Democrática a Venezuela, faltándole solamente dos votos para lograrlo.
-
Se entiende que Estados Unidos, Canadá y sus neo-colonias como Honduras, Argentina, México, Costa Rica, etc. hayan apoyado el plan para cambiar el gobierno en nuestro país. Porque de eso se trata la fulana Carta, de crear un cerco en la región para tumbar gobiernos.
-
La pregunta que queda en el aire es la siguiente: Por qué los demás países del área, incluso algunos tildados de progresistas, apoyaron esa propuesta en contra de un país que motorizó la unidad latinoamericana colaborando activamente en la creación de organismos como Unasur y la Celac, o fortaleciendo otras instancias como Mercosur, Petrocaribe, o la Unión de Países Centroamericanos? Por qué tanta ingratitud? Tanta miseria humana? Por qué Pepe Mujica tilda de “loco como una cabra” a Maduro?
-
EL MIEDO AL COMUNISMO
-
En mi opinión esas posiciones son producto del miedo.
-
Me explico. A mediados de los años 20 se instauró en la entonces Unión Soviética una dictadura corrupta, asesina e ineficiente, el llamado Estalinismo, que se caracterizaba por no poder satisfacer las necesidades del pueblo, que veía a padecer innumerables colas y a tener “tarjetas de racionamiento” para poder acceder a los productos esenciales. Cuando ese régimen asesino se instauró en el poder a la muerte de Lenin, se identificó como “socialista” secuestrando sus ideas y su legado, presentándose como heredero de ellos.
-
Cuando en Venezuela se ve también una escasez de productos alimenticios y medicinales e interminables y criminales colas para adquirir productos básicos de la dieta en un gobierno que se proclama “Socialista”, la asociación de ideas salta a la vista y es muy fácil para el observador externo concluir que el de Venezuela es un régimen estalinista en su versión tropical.
-
Y nadie que tenga dos dedos de frente y un mínimo de cultura política quiere que se instale un sistema estalinista en ninguna parte del mundo.
-
Para tratar de completar esa imagen de país estalinista, la oposición venezolana trata por todos los medios de achacarle al gobierno las restantes características del estalinismo, es decir, la negación de la democracia y la persecución de las personas por sus ideas.
-
Así es como presentan a líderes de una fallida insurrección para derrocar al gobierno, y autores intelectuales de brutales asesinatos en contra de una población indefensa como “perseguidos políticos”, presos por pensar diferente.
-
Esta percepción en el exterior hay que cambiarla urgentemente, porque de ella depende la continuidad de nuestro proceso revolucionario. Es por eso que la tarea principal es acabar con la escasez, con las colas y con la brutal inflación que hoy nos desangra y que fue la causa principal que el fascismo haya ganado las elecciones parlamentarias del 6-D.
-
Sin embargo, e inexplicablemente, desde esas elecciones a la fecha se ha agudizado la escasez de alimentos y medicinas a niveles francamente insoportables, la inflación ha trepado a niveles groseros, la especulación está desbocada y la corrupción campea libremente.
-
CAUSAS DE TAL DESASTRE
-
La causa fundamental de tal desastre es la aplicación de medidas que no tienen nada que ver con nuestra realidad e idiosincrasia.
-
Así vemos como el gobierno presenta las CLAP como solución para la escasez.
-
Eso no funciona por dos razones:
-*
La casi totalidad de hogares de urbanos está compuesto por personas que trabajan y estudian y que no están en sus hogares los días hábiles, por lo que los censos y repartos de las fulanas bolsas de comida son marcadamente incompletos.
-
Por ejemplo, en el edificio de un familiar en donde se hizo un censo para las bolsas de comida, más del 70% estaba vacío.
-
El otro aspecto es que una de las principales causas de la escasez es el acaparamiento familiar, y por más bolsa de comida que se repartan, siempre las familias buscarán tener productos de reserva. Ante lo cual no basta esa concepción burocrática de ofrecer mensualmente el promedio de lo que se consume en ese período, hay que ofrecer productos en una primera tanda para satisfacer el consumo de 3 o cuatro meses y luego emparejar el consumo mensual. Es la única forma.
-
Son muchas las medidas que ha tratado de implantar el gobierno para controlar la escasez y todas han fracasado, captahuellas, cédulas, tarjetas electrónicas etc., etc. Cuando se darán cuenta que lo único que funciona es la disponibilidad suficiente de productos?
-
IMPORTACIÓN QUE NO TOMA EN CUENTA AL PUEBLO.
-
Y hay que atender las necesidades de la población. No es posible que lo único que se importen sean carbohidratos, y no se traigan proteínas, ni carne, ni pollo, ni huevos ni pescado.
-
Ni se puede seguir con esa alocada teoría que nosotros pertenecemos a la cultura del maíz y que no debemos consumir trigo. Hay que recordar que cuando Pérez Jiménez vinieron al país más de 500.000 portugueses, españoles e italianos y ellos se casaron y tuvieron hijos y nietos en familias criadas bajo la cultura de la harina de trigo. Calculo que serán unas 2 o 3 millones de familias con algún descendiente que ven afectadas por esas estupideces.
-
Pero en donde la escasez toma características aberrantes es en los alimentos para niños. No se consiguen alimentos de fórmulas, ni siquiera la leche previa. Algún imbécil dirá que a los niños hay que darles pecho, pero hasta que edad? Y los mayores de 2 años? Y si la madre no consume proteínas, que nutrientes tendrá esa leche?
-
EL CANCER DE LA SALUD
-
Y no se hable de la salud.
-
Verdaderamente que parte el corazón ver la fotografía del niño con cáncer pidiendo auxilio de una pancarta. Eso no es socialismo, eso es inhumanidad. Eso es antisocialismo. Y no me vengan con el cuento que esas son campañas mediáticas.
-
Yo mismo he visto como en el hospital Oncológico Luis Razzetti los aparatos para radiación estaban dañados, en un ambulatorio del Seguro Social un cartel indicando que no habían consultas para varias especialidades porque no habían médicos o como se ha deteriorado esa magnífica idea del Comandante Chávez de las farmacias de alto costo, en donde con frecuencia no se encuentran medicamentos de primera línea para enfermedades tan terribles como el cáncer o el sida, amén de la situación crítica que existe en las farmacias normales en remedios para enfermedades graves como la diabetes, la hipertensión, la artritis, las enfermedades mentales, etc. etc.
-
No tengo calificativos decentes para esos burócratas desgraciados que desprecian tan miserablemente la vida de los venezolanos. Esos no son socialistas nada, son unos verdaderos asesinos.
-
LAS SOLUCIONES QUE NO SOLUCIONAN
-
El otro aspecto extremadamente grave es el de la inflación.
-
En ese aspecto el gobierno no ha hecho nada. En los últimos cinco meses se ha desbocado.
-
Lo peor es que es tan sencillo abatir la inflación en nuestro país, pero no se toman las medidas adecuadas.
-
Primero, hay que poner por fin en práctica el decreto que obliga a fijar el PVP de los productos, que ya tiene cerca de dos años que se promulgó y cada seis meses inexplicadamente se prorroga su ejecución. Me imagino que lo impiden los neoliberales anidados en el gobierno, ya que, para favorecer a la burguesía comercial, ellos sostienen que no debe haber PVP. Que el precio lo debe colocar el comerciante.
-
Segundo, hay que aplicar lo que hacen todos los países del mundo, una firme política impositiva. Aquí la inflación es producto de la especulación, la cual es estimulada por el deseo de los capitalistas de tener sobre ganancias para convertirlas en divisas extranjeras. Esa es nuestra realidad y no la que dicen los recetarios de la economía sobre, por ejemplo, el manejo de la liquidez o de las tasas financieras. El peso de estos argumentos académicos es despreciable a la hora del análisis de nuestro país.
-
Y esos impuestos hay que aplicarlos también a las divisas que tienen los venezolanos en el exterior y olvidarse de ideas tan absurdas como “romper el cochinito”, que no es otra cosa que alentar a los venezolanos que tienen dinero en el exterior que vengan a apropiarse del país. La inmensa mayoría de esos recursos son productos del narcotráfico, de la corrupción y de la especulación, y luce totalmente inmoral que ahora se les premie a esos delincuentes ofreciéndoles en venta nuestro país para que lo agarren para ellos. Al contrario, deberían explicar de dónde salieron esas divisas.
-
Claro, aquí también pesa el poder de los neoliberales infiltrados, enemigos jurados de los impuestos a los ricos.
-
Bueno, tanto dinero permite condicionar ese tipo de medidas.
-
EL IGUALITARISMO RAMPLON
-
Otro aspecto que ha sido extremadamente dañino ha sido esa idea loca del igualitarismo ramplón que aplica el gobierno para los empleados públicos, haciendo los aumentos únicamente a los salarios mínimos, de suerte que con todos los aumentos que se han hecho los técnicos, profesionales y personal administrativo devengan casi lo mismo que un obrero no especializado.
-
Esto ha hecho que haya una fuga importante de profesionales capacitados del Estado y el aparato burocrático se esté poblando de incapaces y mediocres. Los graves problemas que vivimos como los del agua o la electricidad son consecuencia de ello. Bueno, eso se aprecia en todos los niveles. El otro día pase por la Previsora y vi un asfaltado chambón en las calles, propio de un país del cuarto mundo, por decir algo.
-
El problema es que el sector privado sí valora el trabajo profesional y paga salarios 6 u 8 veces más que los de la administración pública. Por no hablar de los profesionales independientes como médicos, ingenieros, etc. Eso ha hecho que la mayoría de los empleados de la administración pública sean hoy enemigos de este gobierno, algunos pueden ser chavistas, pero no apoyan al gobierno. Hasta ya no tienen recato para expresar de viva voz su descontento, como he tenido oportunidad de oírlo.
-
UN GOBIERNO MAL ASESORADO
-
La conclusión que saco de toda esta mega plasta que ha puesto el gobierno es que Maduro, a la muerte de Chávez, le dio poder de dirección y decisión a un grupo de gurúes, formados tanto en las escuelas estalinistas, como la de Marta Harnecker o la del frente Francisco de Miranda como los provenientes del exterior, fundamentalmente de Cuba, (como el economista que anunció Maduro en el 2014), que no tienen la menor idea ni del pensamiento de Chávez ni de la realidad e idiosincrasia de nuestro país.
-
O esta situación se cambia o el proceso desaparece. No hay otra. No creo que en la dirección del PSUV o en el Gobierno no existan personas capaces de motorizar ese cambio.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1309 veces.



Carlos Enrique Dallmeier


Visite el perfil de Carlos Enrique Dallmeier para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Carlos Enrique Dallmeier

Carlos Enrique Dallmeier

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a229059.htmlCd0NV CAC = Y co = US