Pérfil y tipología exigible a futuro para cargos de elección popular

Muy reiterativo he sido en mis escritos, respecto a las innumerables bondades de la CRBV, novedosa, avanzada, 4 tipos de Estado, democrática, de derecho, social y de justicia, pluralista, participativa, protagónica, y los 9 principios fundamentales, que junto con el Preámbulo, guían los caminos expeditos para la gobernabilidad; pero de tanto hojearla, leerla, revisarla en momentos conflictivos como los de ahora, con las controversiales posiciones de la nueva Asamblea Nacional, contra el Ejecutivo Nacional y otros poderes, la importancia y trascendencia de unas cortas inducciones públicas por los medios de comunicación, especial los audiovisuales, donde han intervenido prestigiosos abogados(as) constitucionalistas y de otras especialidades, politólogos, sociólogos, diputados(as), para, de alguna manera, clara y concisa dirimir, instruir e interpretar sobre lo conducente en materia de la Ley Máxima y otras leyes.

Bastante hemos dicho: comenzando por quienes han sido y son sus gobernantes, las instituciones relacionadas con las leyes, no han pensado en el pueblo a fin establecer las prioridades de: la difusión, talleres de inducción, campañas institucionales, en la escuela, los liceos y con más énfasis a nivel universitario, en la Administración Pública en contexto amplio, en los gremios, sindicatos, en bibliotecas públicas, ateneos, casas de cultura, incluso en las empresas o auditorios de empresas privadas, y en la sociedad en general, en el sentido de sembrar conciencia relacionada con adquirir conocimientos sobre leyes, materia necesaria para contribuir con más éxito a la gobernabilidad democrática garantizando su aplicación y acatamiento por toda la sociedad.

Por cierto tampoco surgen propuestas por parte de las universidades y los gremios de profesionales, los sindicatos, las asociaciones, cooperativas de transporte, u otras organizaciones que hacen vida cotidiana para motorizar inciativas, que coadyuven a mejorar la salud de la República en aspectos legales, por cierto que la ley de Transito, tantas veces reformada o aprobadas nuevas leyes es el principal dolor de cabeza, difícil ha sido su fiel cumplimiento, aquí se genera caos nacional en transporte público y particular desde hace varias décadas.

Creando métodos pedagógicos y mecanismos viables, prácticos para poder hacer llegar el conocimiento a la población en general, incluso hasta empezando por las autoridades de la seguridad pública, donde hay muchos funcionarios que dan malos ejemplos, es cuestión de voluntad, interés, pensar en que sin a atamiento de los deberes obligatorios, aunque lo se en forma elemental recibir con persistencia la importancia de nuestra Carta Magna, así como las leyes y otras temáticas colaterales, que se deriven de esta, y lo imperante que es para el país, tener las herramientas esenciales para conocer los derechos y deberes, única manera que la sociedad obtenga unidad psicológica, y no sea necesario estar recordando sus obligaciones o aplicándolas por la ignorancia del orden jurídico como ha sido y es costumbre.

Es un imperativo para el Estado Nacional, que la sociedad tenga los elementales conocimientos de la ley y sus ventajas, y la responsabilidad de cumplirlas y hacerlas cumplir, para el alcance de la sana convivencia social, así, se evitaría el caos o la anarquía, como sabemos ha predominado y predomina con más preeminencia en los últimos 57 años de ‘’gobiernos democráticos’’, da la impresión que la ‘’Democracia’’, mejor sus conductores políticos por erradas, amañadas o interesadas maneras en la aplicación de la recta justicia y de la gobernabilidad democrática, han dejado llegar hasta los extremos del libertinaje o anarquía. Cuántas vidas perdidas, cuántos bienes nacionales destruidos e incuantificables sumas de dinero derrochados, despilfarrados, sustraídos, por culpa de quienes no se han apegado al amor supremo por la patria, prefiriendo enajenarla y hacerla más dependiente, ha faltado la cultura de las leyes y sus complementaciones con los valores humanos, morales, que salgan desde el hogar y la escuela.

Nuestro Libertador, un artífece del sistema republicano y democrático, insistió en todos sus documentos sobre el imperativo de la ley como garante del respeto, la moral, la ética, la dignidad, la vida, la salud, la educación, el trabajo, la familia y las garantías sociales para sus ciudadanos. Bolívar en unos de sus pensamientos expresó: ‘’SI NO HAY UN RESPETO SAGRADO POR LA PATRIA POR LAS LEYES Y POR LAS AUTORIDADES. LA SOCIEDAD ES UN CAOS, UNA CONFUSIÓN UN ABISMO’’.

En este sentido observamos que, hemos estado, y estamos al borde del abismo. Desde que se fundó nuestra República; 1830-1908, se caracterizó por ser gobernada, en sus comienzos por militares caudillos que actuaron en la Guerra de la Independencia, comenzando por Páez, Carlos Soublette y los hermanos José Tadeo y José Gregorio Monagas, que se repartieron el poder por mas de tres décadas, conservadores, liberales e independientes, estos en las transiciones colocaban interinos, caso del abogado Pedro Gual, el Filántropo, humanista, Manuel Felipe y Tovar, el médico, José Maria Vargas, durante estos períodos a pesar de la rigidez militar, siempre se fueron presentando serias confrontaciones, que mantenían una inestabilidad gubernamental, erradicadas a comienzos del siglo XX.

Después del último gobierno de Páez en 1861, mayo 1863; a partir de junio de 1863, se hace al poder Juan Crisóstomo Falcón, líder liberal de la Guerra Federal, hasta abril 1868, en esta murió el General Ezequiel Zamora, férreo combatiente por la tierra y hombres libres; 1869 a 1870 hubo tres presidentes, 2 militares y un abogado. Asume el poder Antonio Guzmán Blanco, uno de los principales lideres de la Federación, abogado egresado de la UCV, político, diplomático, funcionario público y líder del partido Liberal, gobierna abril 1870 a abril 1873, abril 1873 a febrero de 1877, promulga la Constitucion de 1874, gobierno de los amarillos, porque entran a gobernar dos interinos, que participaron en la Guerra Federal, Francisco Linares alcántara y José Gregorio Varela 1878 hasta 1879, y vuelve en 1884 Antonio Guzmán Blanco, también este gobernó 1886-1887, durante su gobierno se hicieron cambios sustanciales, para organizar la gobernabilidad, hubo muchos avances, en infraestructura y materia social, se creo el Bolívar patrón de la moneda nacional, y otras importantes realizaciones, asi lo registra la historia, aunque sus errores opacaron sus grandes logros.

Entre 1887 a 1899 hubo seis presidentes, un agricultor, Hermógenes López, tres abogados: Juan Pablo Rojas Paul, Raimundo Andueza Palacios y Guillermo Tell Villegas; dos militares: Joaquín Crespo e Igna io Andrade, durante todos estos gobiernos las pugnas por el poder prevalecieron, entre liberales, conservadores, independientes, los amarillos, los azules; menos mal que el país vivía de las actividades agropecuarias, el petróleo y demás riquezas del subsuelo inexplotadas, quién sabe qué hubieran hecho todos estos caudillos, algunos muy nacionalistas, combatientes, guerreros, con esas riquezas, lo que se sabe es que la República exportaba productos agropecuarios, y se se autoabastecia, no obstante estos gobernantes adquirieron deudas con Alemania e Inglaterra, para costear las guerras internas y aquellos productos de necesaria importación.

Finales del sigli XIX, comienzos del siglo XX, 1901, triunfa la Revolución Restauradora dirigida por el General Cipriano Castro, independiente, funcionario público y Diputado, acompañado de Juan Vicente Gómez, hacendado, militar y agricultor, que entran triunfantes a Caracas después de derrotar a la revolución de los legalistas, logran apaciguar el pais, Castro convoca a una Asamblea Constituyente y promulga la Constitución de 1901, con 6 años de mandato sin reelección; gobierna hasta 1908, cuando por una enfermedad viajó al exterior, y su Vice-Presidente se alzó con el poder dándole un golpe de Estado, no lo dejaron regresar, ya estaba presente la influencia de Estados Unidos, porque se conocía de los yacimientos petroleros a explotar.

Asi comienza la ferrea dictadura de Juan Vicente Gómez hasta su muerte en diciembre de 1935, Gómez nombró en ocasiones a presidentes provisionales, el caso del abogado Victoriano Márquez Bustillos y a Juan Baútista Pérez, egresado de abogado de la UCV, el primero, al comienzo de su mandato, y el segundo ya a principios de su último quinquenio, pero Gómez sostenía el control absoluto del poder, le correspondió a Juan Vicente Gómez ser el pionero de la explotación petrolera en Venezuela, comenzó otorgando las concesiones a las transnacionales de Estados Unidos y Europa; así en 1916 comienzan las primeras exportaciones de petróleo, son 100 años de la Industria petrolera en Venezuela, aunque hay quienes aseguran que las exportaciones comenzaron en 1920, y a la vez se inicia la declinación de la Venezuela productora de las actividades agropecuarias, éxodo de campesinos a las ciudades, y se acometen las importaciones de productos manufacturados desde el exterior, se acentúo la dependencia y se impuso el rentismo petrolero.

MUERTO GÓMEZ REACCIONAN LÍDERES DE LA GENERACIÓN DEL 28

La historia da cuenta de las persecuciones y destierros de connotados jóvenes lanzados a la arena política por la conformación de la ‘’democracia venezoelana’’, las influencias de las distintas corrientes políticas, como la que liderizaba Rómulo Betancourt, aunque este desde 1931-1936, durante su exilio, en Costa Rica, abrazó entre Socialismo y Comunismo, fue connotado dirigente del Partico Comunista de Costa Rica, al retornar a Venezuela, se enrola en la filas de ORVE donde militaban el economista Alberto Adriani, manuel Felipe Rugeles, Joaquín Gabaldón Márquez, Lucila palacios, y otros intelectuales y pensadores de avanzada, daban a este partido el estatus de Partido Liberal Progresista, existían otros partidos, por cierto Rómulo provenía del PRV al que había renunciado, para unirse con el ARDI, del famoso Plan Barranquilla, ya este no quería nada con el comunismo y menos con el hipotético Partido Comunista de Venezuela, el que nunca avaló, ni creyó; después de todas esas andanzas, sopesando el desenvolvimiento político en la Venezuela que abría las puertas a la lucha político-partidista de manos del Presidente Medina Angarita.

Decide fundar en una Asamblea Constituyente el 11 de mayo de 1941, al Parido Acción Democrática (AD), cuyos primeros dirigentes lo fueron Rómulo Gallegos, Andrés Eloy Blanco y Luis beltrán Prieto Figueroa, y lo legalizan el 13 de septiembre de 1941, gobernaba el General Isaias Medina Angarita, quien abrió todos los postigos a las luchas de los partidos políticos, sin discriminaciones de ninguna índole, hasta el voto de la mujer fue considerado.

En ese sentido en la década del 40 con Medina Angarita, comienzan las luchas políticas, Ación Democrática, bajo línea Social Demócrata, el Partido COPEY, cuyo líder fundamental lo fue Rafael Caldera, bajo la tendencia Social Cristiana, corrientes predominantes de Europa, como también lo era el Partido Comunista de Venezuela, dirigido por los hermanos, Gustavo y Eduardo Machado; salvo otros partidos formados por los liderazgos distintos a estas corrientes importadas, como el PDN, Partido Democrático Naional, fundado por Medina Angarita el que tuvo importancia en unas elecciones municipales, pero a la larga prevalecieron los de influencia foránea internacional. URD Unión Republicana Democrática que fundó Jóvito Villalba otro de los influyentes de la generación del 28, también jugó su papel en momentos difíles para el logro del sistema dmocrático.

Sin duda que en esta década del 40 comenzaron las pugnas por los liderazgos, se desataron las ambiciones por el poder, los militares también tenían sus contactos con caudillos políticos, caso de Rómulo Betancourt, que sediento de poder había proyectado su partido para la captación del proletariado Industrial obrero, los campesinos y a las capas medias de la población, ya era un anticomunista consumado, vislumbró que desde esa corriente no gobernaría, pero olfateando que podria ser desplazado de su liderazgo ya avanzado con AD, se lanzó a la aventura de convertirse en golpista en alianza con un sector militar, que por cierto encabezó Marcos Pérez Jiménez, y logró en octubre de 1945 derrocar al gobierno más democrático surgido por cierto del seno militar, pero bajo la conducción de un hombre progresista, que en poco tiempo reformó la Ley de Hidrocarburos y emprendió reformas y obras de infraestructua para el desarrollo.

Con el Golpe de Estado, Rómulo se convirtió en gobierno de facto, se comportó como una especie de dictadura, persiguiendo a sus adversarios políticos, en especial al Partido Comunista y todo lo que oliera a izquierdismo, pero a la larga le causó un atraso al avance democrático, por pactar y abrir puertas a los militares con los que había logrado su objetivo golpista, después reaccionó y llamó a elecciones, postulando a Rómulo Gallegos por AD, quien ganó, en 1948, pero su tiempo fue efímero, un golpe militar los aventó al exilio.

Insurgieron los militares Carlos Delgado Chalbaud y Marcos Pérez Jiménez, el primero fue asesinado, asume Pérez Jiménez, la presidencia; precisamente aliado de Rómulo para el golpe contra Medina; este gobernó durante 8 años, como dictador, hasta que fue derrocado el 23 de enero de 1958, por la acción de la dirigencia de AD, el Partido Comunista, URD y COPEY, y el apoyo desde el exterior de Estados Unidos, que decidió retirar el apoyo a Pérez Jiménez por desobecer algunas líneas sobre proyectos de envergadura, que este desarrollaba con desacuerdo de las líneas giradas desde el norte; para no acometer el Ferrocarril y otros grandes proyectos.

De esto, no han hablado ni hablarán sobre la verdad histórica, los que gobernaron durante 40 años, ni los actuales ‘’dirigentes’’ de la democracia, ni los que otrora tramaron alianzas con un grupo de militares, el clero y el poder económico para derrocar la oprobiosa dictadura de Pérez Jiménez en acuerdo con la Embajada de EE.UU.; antes habían logrado unas escaramuzas callejeras, utilizando a grupos de estudiantes; porque el pueblo salió masivamente a las calles con furia destructiva, después que Pérez Jiménez había entregado el poder a una Junta de Gobierno, civico-militar, y como paradoja se exilió en Estados Unidos, quien después lo deportó y entregó al gobierno venezolano para ser juzgado y encarcelado. Logrado por las magníficas relaciones entre el gobierno nacional con el Coloso del Norte.

Una historia política a groso modo, y que sí, profundizáramos aun más o investigamos en bibliografías o en Internet, podríamos determinar el por qué, se ha fracasado en 186 años de gobernabilidad, gerenciando la República con pésima visión, con carencias importante de valores y amor por la patria, los resultados son evidentes; los 70 años del siglo XIX, porque se les fue el tiempo en guerras intestinas, en pugnacidades por el poder, aunque no administraban riquezas del subsuelo, se vivía de la renta agropecuaria, la población demográfica era poca, de manera que los gastos públicos en gran cantidad los invertían y desviaban en derroche, corrupción y por las exigencias de la poca estabilidad de los gobiernos.

En los primeros 15 años del siglo XX, gobiernos de Castro y Gómez, a pesar de la estabilidad del gobierno, se presentó la invasión de países europeos a nuestra patria, obligando a Cipriano Castro a hacerle frente para salvar la República, y así lo hizo, pronunciando la histórica frase: ‘’La Planta Insolente del Extranjero, ha tratado de hollar el suelo patrio’’, además armando hasta a los presos para hacer frente a la defensa de la patria; hubo de tomarse medidas extremas para negociar la deuda, parte de ella la pagó el gobierno de Juan Vicente Gómez, en 1930, en honor al Bicentenari de la muerte del Libertador, ya tenía ingresos por la renta petrolera, que como dijimos, tuvo sus inicios en 1916 administrada por Gómez hasta 1935 cuando dejó el poder a raíz de su muerte, Gómez, así reza la historia incrementó las concesiones petroleras a las transnacionales en mengua de los ingresos del país, porque las mayores ganancias las disfrutaban esas empresas extractoras del oro negro, así que desarrolló la infraestructura que pudo, algunas carreteras o caminos, utilizando los presos para esos trabajos con mandato obligatorio.

Durante el gobierno de Medina Angarita, la reforma a la ley de hidrocarburos buscó reivindicar los precios del crudo e incrementar los ingresos para el país, pero la conspiración y el golpe de Estado frenaron avanzar en ese sentido, hubo una década de graves problemas políticos de acomodos y reacomodos, hasta la dictadura de Pérez Jiménez, que si aprovechó en su corto tiempo los ingresos petroleros para desarrollar la infraestructura del país, carreteras, autopistas, sistemas de riego, colonias agrícolas, represas y proyectos ambiciosos como el gran Ferrocattil, que no alcanzó a ejecutar, y a la fecha nadie lo ha podido ejecutar por razones obvias; algunos de otros proyectos se ejecutaron cuando asumió Rómulo Betancourt el gobierno del comienzo de la era democrática, que aunque con modificaciones se construyó el Puente sobre el Lago de Maracaibo, completando a Ciudad Guayana y las obras del Guri, como las empresas de la CVG.

Y así en los gobiernos de la era democrática puntofijista: Dos presidentes bachilleres, tres abogados y un médico, sin incluir los transitorios. Hubo ambiciosos proyectos, muchas espectativas, promesas, Carta Magna en 1961, elaborada en cénaculos del poder y sectores económicos, que fracasaron con el ambicioso proyecto de la ‘’Reforma Agraria’’ convertido en ley, el proyecto de la ‘’Gran Venezuela’’ de CAP, que se derrochó la abundancia sin cumplir la promesa del administrar con criterio de escasez, y la CVG, GURI y otros proyectos ambiciosos, desarrollados no a plenitud, porque fueron perturbados y devorados en su eficiencia por la corrupción, el despilfarro, la corrupción, que ya venía mellando la estabilidad económica, política y social del país, y que no se detuvo.

Algunas vías de comunicación se construyeron, en ciudades, avenidas, y carreteras como la de Punta de Piedra, límites Táchira hasta Barinas y otros desarrollos viales en el Oriente, aunque la malversación de fondos, el derroche, la excesiva burocracia, la corrupción, fueron enajenando la República hasta la quiebra. Para evitarlo se privatizaban todas las empresas del Estado, a fin de saldar las altas deudas con altos intereses con el Fondo Monetario Internacional y el Banco Interamericano de Desarrollo, que tenían hipotecado el país, ya no había dinero en las arcas públicas para cubrir gastos presupuestarios, tampoco había para pagar sueldos y salarios, todo se cubría con los empréstitos de la banca internacional, con altos intereses, y para colmo afectados por los bajos precios del petróleo, que no cubrían los presupuestos ni para inversiones y sostenimiento de burocracia.

Semejantes maneras de gobernar, despertó la repulsa del pueblo, que percibió las malas administraciones en 40 años, decidiendo no votar más por estos por sus falsas promesas; una vez que surgió el liderazgo del Comandante hugo Chávez y el pueblo le dio la confianza por medio del voto. No es tarea difícil indagar sobre la entrega de las malas cuentas al país, por estos conductores de esos gobiernos, por cierto que algunos de sus herederos pretenden retornar con la misma doctrina de la Social Democracia, (neoliberal), mezclas de doctrina fascista y otras que no son autóctonas, siguen siendo importadas al estilo europeo o norteamericano.

Doctrinas desfasadas por el paso del tiempo, como el mismo neoliberalismo y los gobiernos ‘’socialistas’’ de Europa que tienen agobiados a sus pueblos, es decir en la prática esas teorías de avanzada como el mismo marxismo, el capitalismo, socialdemocracias, socialistas, socialcristianas, derivadas del conservadurismo y liberalismo, que emprendió sus inicios en las luchas contra la monaqrquia francesa y que aun hoy forman gobiernos en el mundo.

No obstante el avance tecnológico, la dinámica de la sociedad, han ido dando al traste hasta su descenso y decadencia, tal vez no por el contenido filosófico de sus proyectos, sino su dirigencia, su conductores que han llevado a los gobiernos estas teorías con malas praxis fracasando paulatinamente con sus ejecutorias, por distorsión en esencia de sus principios, entonces en sus actos administrativos y gerenciales han prevalecido múltiples intereses, que hicieron que los pueblos hayan venido perdiendo la creencia en ideologías obsoletas; reiteramos, sus teorías científicas y bien planteadas por sus creadores, pero mal interpretadas y ejecutadas por sus ductores políticos a través de la historia contemporánea.

Creímos indispensable, dejar rasgos que nos orienten en un marco histórico sobre lo que ha sido la gobernabilidad de nuestra República desde su fundación hasta nuestros días; tratando de sintetizar al máximo, pretendemos que, este análisis desprovisto de muchos datos cuantitativos, pero si con predominio cualitativo, plantea abrir brechas, especialmente a los jóvenes, a aquellos que pueden interesarse por nuestro origen histórico, leyendo, investigando, así sea en lo elemental, pero vocacional y por qué no normativo, debe ser este aprendizaje en los jóvenes, que en fin de cuentas tendrá a futuro las riendas del país.

Porque pensamos, que, quienes ya superamos la barrera de los 70 años, debemos conocer, conocemos, quienes, y como han gobernado nuestro país, y sabemos que el balance es altamente negativo más que positivo, salvo las exepciones y reconocimientos a aquellos que trataron de establecer parámetros a favor de la República y se los impidieron; aunque sé de personas ya ancianas, que ignoran o desconocen los hechos críticos sobre las formas en que se ha gobernado en décadas pasadas, estos generalmente se aferran a pasiones de partidos a los que han seguido o siguen ciegamente, lo que les ata el pensar con libertad, sobre fracasos de quienes han dirigido los destinos de la República y como la han administrado.

Y, la idea de nuestro tiempo es una dimensión con visión diferente a futuro, no es posible seguir eligiendo y nombrando autoridades de poderes públicos, sin exigir las credenciales que avalen, liderazgo político con objetividad sobre la real ‘’Ciencia Política’’, y como debe ser el ‘’Perfil de los próximos gobernantes de elección popular’’ tomando las bases económicas y políticas en primer lugar, seguido de sus complementos indispensables como lo social, lo cultural, los valores morales y éticos, el ordenamiento jurídico y sus leyes, lo administrativo y contable, lo sociológico, psicológico.

Necesarias además las otras especialidades que implican aportes importantes; la identidad nacional o el amor por la patria, los símbolos patrios, la soberanía e independencia, hay otros tantos a considerar; sin embargo a mi juicio están los factores principales para podernos orientar que exige una buena gobernabilidad de la gran empresa de la Patria a futuro, diríamos, mejor de inmediato, debido a la crisis que nos viene amenzando desde hace 57 años, por incapacidad de asumir la ciencia política como filosofía para gobernar y su papel fundamental para la democracia, a fin de administrar y garantizar el desarrollo, es fracaso de quienes han gobernado y gobiernan al margen de doctrinas ideológicas y políticas con buenas bases doctrinarias, como el pensamiento bolivariano encarnado en la CRBV, como mandato soberano.

Pese a las millonarias sumas de dinero que han ingresado por la extracción de las riquezas del subsuelo, porque se trata de la continuidad histórica de la ‘’Democracia’’ considerada como el sistema de gobierno más idóneo y compenetrado con los pueblos y la sociedad, hasta ahora desvirtuada y a punto, que el pueblo no siga creyendo en las bases y organizaciones políticas, que según objetivos filosóficos deben garantizar la fortaleza de partidos y democracia, para una gobernabilidad eficiente, capaz de solventar y satisfacer realmente las necesidades del pueblo, truncadas hasta ahora.

EXIGIR PERFIL Y TIPOLOGÍA PARA CARGOS DE ELECCIÓN POPULAR FIN DE REFORMULAR GOBERNABILIDAD RUTINARIA DE LA REPÚBLICA.

Habrá quienes se pregunten, y quien es éste, para que se le ocurra a través de este importante medio de la WEB como es Aporrea, plantear esta temática de complejidad, pues, un ciudadano con derechos y deberes, amparado por la CRBV, para lanzar la inciativa en nombre de muchos, que así lo desean para abrir, propuestas, debates, inquietudes, en especial de especialistas en materia de suma exigencia, o poner en manos de quienes desde las Universidades y las diversas cátedras, que en prioridad tengan relación con las exigencias académicas, o llamar la atención de los altos gobernantes actuales de todos los poderes, para que se detengan a pensar en las exigencias y responsabilidades que deben tener todas las autoridades de elección popular.

Partiendo por el Presidente(a) de la República, Gobernadores(as), Diputados(as), a la Asamblea nacional y Consejos Legislativos, Alcaldes(as), Concejales(as); aquellos de nombramientos para Ministros o altos cargos de libre nombramiento o remoción, existen normativas para sus perfiles académicos, aunque muchas veces no son acatados de acuerdo a las credenciales que debe tener por ejemplo un Ministro de Finanzas, de Relaciones Interiores, de Agricultura y Tierras, por ejemplo.

Leemos el artículo 227 de la Constitución, y simplemente dice que para ser elegido Presidente de la República, debe ser venezolano por nacimiento, mayor de 30 años y de estado seglar, no estár sometido a condena por sentencia firme, y cumplir los demás requerimientos exigidos por esta Constitución. Salvo las vastas y exigentes competencias que la CRBV establece al Presidente(a), no encontré, como en el caso del artículo 263 de la Carta Magna, que establece claramente que para ser magistrado(a) del Tribunal Supremo de Justicia se requiere, además de las exigidas para ser Presidente como la Nacionalidad venezolana, exige que deben ser juristas de reconocida competencia, gozar de buena reputación, haber ejercido la abogacía durante un mínimo de 15 años, tener título universitario de postgrado en materia jurídica o haber sido profesor(a) universitario en ciencias jurídicas.

El artículo 188 para ser diputado(a) mayor de 21 años, ser venezolano(a) de nacimiento o naturalización, con por lo menos 15 años de residencia en territorio nacional, haber residido cuatro años consecutivos en la entidad donde aspira a ser elegido, ¿Acaso diputados y diputadas no debieran tener un exigente perfil? Son los que hacen leyes, de manera que deben haber juristas en primer lugar, médicos, ingenieros, arquitectos, educadores, contadores, administradores, agrónomos o forestales o especialistas del campo, sindicalistas duchos, sociólogos, psicólogos, periodistas, representación de la Industria y el Comercio y otras profesiones como en el campo cultural que puedan aportar a los proyectos de leyes y haya un equilibrio que contribuya a los objetivos de gobernabilidad eficaz como aporte del poder legislativo en representación genuina del pueblo, no con falsa conciencia.

El artículo 190 que advierte que no podrán ser propietarios(as) administradores(as)de empresas que contraten con personas jurídicas estatales, ni gestionar causas particulares de interés lucrativo, (esto no ha sido cumplido a cabalidad, hemos observado muchos diputados(as) puestos en entredicho y hasta amenazados de allanarles su inmunidad por caer en estas tipo de irregularidaddes.

Y en similares exigencias de currículo mínimo lo es para gobernadores(as), diputados(as) consejos legislativo, alcaldes(as) y concejales(as). Pues bién, como se exige el perfil para ser magistrado del máximo tribunal de la República, debería exigirse para la máxima magistratura de la República, Presidente de la República o Jefe de estado, según las vivencias, experiencias, observaciones, sobre las carencias o normativas legales de perfíl y tipología, que se ha exigido en toda la historia para aspirar al máximo cargo de la República, con fracasos evidentes por incapacidad gerencial de la ciencia política o politológica, administrativa-contable, legal, sociológica, psicológica, que han mantenido el país en franca dependencia económica, abismos jurídicos de máxima gravedad, por la impunidad, la anarquía o el caos.

En conversaciones con profesionales de diversas especialidades y con gente del pueblo, inquieta, preocupada por la suerte de la patria, y evidenciando la fuerte crisis política, económica, social, cultural, de valores morales, éticos y de otra naturaleza, que atravesamos. Surgió esta idea de pedir a todos los poderes, Ejecutivo Nacional, Legislativo, Judicial, Electoral y Ciudadano, que se sensibilicen y aboquen seriamente en pensar en una enmienda constitucional para establecer el perfil profresional del Presidente(a) de la República, diputados(as) gobernadores(as) y demás cargos de elección popular, por ejemplo para ser electo(a) Presidente(a) de la República debería ser abogado(a) con postgrados, economista-administrador(a), graduados(as) en ciencias políticas, conocedor(ra) de la importancia de las ciencias sociales en materia de sociología, psicología, educación, se trata del máximo garante de la sana administración de las riquezas de nuestro país.

Debe gerenciar y garantizar el progreso, desarrollo, estabilidad económica, política, nacional e internacional, cumplir con los planes de la Nación, pensando en que los ingresos por las riquezas del subsuelo, no pueden seguir siendo, usurpadas, derrochadas, malbaratadas, como en los últimos 100 años, al ser devoradas por la burocracia, la corrupción, los acuerdos de entrega a transnacionales. Prefiriendo resaltar el período a partir de 1958 hasta nuestros días por tratarse de un ciclo continuo del sistema democrático, con vastas espectivas y promesas al pueblo, sobre la conveniencia de la democracia.

Son 57 años en los que se desperdiciaron dos oportunidades de altos ingresos de divisas por la renta petrolera, nos referimos a la década del 70 y a la primera década de este siglo, aunque se hicieron planes y proyectos, muchos no se cumplieron o quedaron a medio camino, otros fueron fácil presa por parte de funcionarios corruptos y malos hijos de la patria, lamentablemente en los últimos 17 años altos funcionarios enchufados, recomendados o de suma confianza del Presidente, que una vez ubicados donde había, se apropiaron de cuantiosos recursos económicos de la Nación, traicionando la confianza, la lealtad y el apego a la patria, en la Revolución Bolivariana, una vez en sus altos cargos y en en alianza com empresarios, comerciantes inescrupulosos, se apropiaron de las divisas, y las sacaron del país, mucho se habla de esto: que leyes, expropiaciones, deportaciones, cárcel, pero eso nunca se ha concretado, pura retórica que queda en las hemerotecas de los diarios; basta investigar estudios cuantitativos y cualitativos, que reposan en archivos de Internet para establecer la magnitud de las estafas a la nación, por parte de los gestores o comerciantes políticos del los últimos 57 años, son sumas astronómicas, que no es el caso traer en el presente artículo, pero, sabemos son del conocimiento de mucha gente del pueblo, porque hasta los presidentes lo han denunciado.

CONCLUSIONES

Se atreverá la actual Asamblea Nacional a plantear una enmienda, que, sí, es meritoria como es el incluir en la Carta Magna las credenciales y tipología para todos los cargos de elección popular, priorizando las altas competencias del Presidente de la República y de los diputados(as), como gobernadores, y por qué no, los alcaldes(as) y otros cargos. Me imagino que ese tipo de enmienda de alto valor, no tendría rechazo en la comunidad nacional, ni el TSJ, al no ser que, como ya lo han demostrado piensan en parcialidades e intereses netamente de baja ciencia política, tal vez no lo harán, porque hay unos cuantos en la AN que aspiran a la presidencia de la República, y creo, por los que más sobresalen con su léxico, algunas veces actúan fuera de las normas del buen castellano y la mesura, que los deja fuera de los puntos para clasficar dentro del perfil a exigir a futuro, ninguno, pienso reune los méritos, a la hora de exigir máxima capacidad, tipología o conductas personales acordes con el alto rango institucional.

Se atreverá el Presidente de la República, a exigir una enmienda para modificar el perfil de los cargos de elección popular empezando por el de Presidente de la República, es posible, porque creo que este no aspirará a una reelección, debido a la serie de tropiezos, dificultades, obstáculos de toda naturaleza para el ejercicio pleno de Presidente, además sus desaciertos en materia económica al no cortar de raíz desde un comienzo la penetración del dólar paralelo, las distorsiones del sistema monetario y los problemas del contrabando, escasez, especulación y el surgimiento del oficio de bachaqueros, puestos en prueba por los sectores dominantes de la producción en respuesta y guerra por las regulaciones de precios.

Menos ante la víspera de un Referendo revocatorio, que de ser revocado, menos aspiraciones tendría en un tiempo determinado; o le tocará al pueblo de Venezuela como depositario del poder constituyente originario, activar el 15 por ciento de las firmas para exigir la enmienda de estos artículos, y, para mantener esta Constitución, hija de ese poder originario, evitando que fuerzas conservadoras logren derogarla o irla desestimando, fracturando, como se viene vislumbrando desde hace años, la idea es fortalecerla, por su alto porcentaje de bondades.

Nada es fácil, menos cuando no se está ganada la idea para emprender esta iniciativa, pero que pudiera ser considerada por el alto poder, las universidades, los gremios, intelectuales profesionales, los sindicatos, la sociedad, los medios de comunicación, emprendiendo una gran cruzada para que a futuro, no se sigan eligiendo cargos sin el debido perfil universitario, la preparación a través de la larga trayectoria y carrera para ser Jefe de Estado, Gobernadores, Diputados, etc., o del esfuerzo y de la autosuperación, además sustentado en experiencias, cargos administrativos, políticos, con estudios de postgrados y una tipología que reinvindique la conducta, el comportamiento del liderazgo natural, positivo, democrático con equidad, la moral, la ética, iniciativa, es decir una tipológía y perfil cuya personalidad psicológica les acredite méritos suficientes para alcanzar puestos o cargos de significativa importancia.

Recuerdo que desde la década del setenta, en la oportunidad en que los empelados públicos tuvimos derecho a formar sindicatos, y logramos estructurar un sindical al margen de la demagogia, el politiqueo, las líneas partidistas y otra serie de trabas reinantes en la Administración Pública, aupamos la reforma del Estado, que ya se habían dado algunos pasos a través de una Comisión creada para la cacareada y necesaria reforma, creo se llamó la COPRE, Pero la burocracia, la partidocracia subyugante todo lo frenaron, quedó un proyecto más en los archivos de la desidia.

Cuando llegó el Comandante Chávez, pensé, es la oportunidad, pero surgieron numerosas barreras y tampoco se planteó desde el arranque una reforma de toda la administración Pública a fin de deslastrarla de las rémoras neocoloniales, vicios aberrantes, muy conocidos, que nunca han dejado marchar con eficiencia, eficacia y dentro de las normativas legales el gran aparataje y telaraña de una rutina nefasta.

Los resultados, están a la vista, no es necesario redundar, sabemos de los graves errores con los malos manejos administrativos, por unos cuantos funcionarios que gozaron de privilegios administrativos y se fueron con la cabulla en la pata; al haber incremento de ministerios, de burocracia, de personal, de habitantes, crecen las exigencias y al no hacerse nada por reestructurar los tentáculos del desastre, las cosas se complican, y bien complicadas están, no es secreto, es vox populi.

Esperamos que, la totalidad de la llamada sociedad civil, participe en la gran cruzada por lograr enmendar por un orden lógico las cosas, como es el perfil y tipología de los gobernantes, única manra de hacer de nuestra patria lo que todos y todas merecemos, una Nación para el progreso, la paz y vivir para satisfacer las principales necesidades.

Me encuentro en Valencia, en dos semanas he recorrido varios sitios a donden acude el pueblo a buscar la papa o la arepa como decimos coloquialmente, y sin aspavientos, desprendido de pasiones, tratando de esta manera, lo mas cerca posible de la objetividad, para narrar lo que se percibe y dicen algunos, y es, conseguir alimentos es una verdadera odisea, los precios de reventa por bachaqueo, solo para ricos, pero lo triste son las larguísimas colas, en un Bicentenario de la Avenida Bolívar, en Macro, en supermercados chinos,( por cierto en uno de estos pregunté por café, y los 400 gramos empacados piratamente 1600 bolívares), abastos, los Farma Todo, congestionados desde por la mañana, y la gente dice:

Esperamos por lo que llegue, harina, aceite, café, leche, y las colas para adquirir lo regulado, que ya tampoco es barato, una harina 200 bolívares, y al hablar con personas de la cola, decían y sin esperanza que esto se componga, porque el gobierno, y gobierno de la oposición, lo viven como perros y gatos, creíamos que al llegar la oposición a la AN, las cosas se compondrian, pero empeoraron, un vigilante de una clínica me dijo: voté por la oposición, y me arrepiento, ya no creo en nadie, es esto lo que están sembrando todos los actores de la degradación de la ciencia política.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1897 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a227774.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO