De error en error dirigencia política venezolana

Claro: pueden decir que a mí, un simple profesor y escritor, un mero intelectual (con el dejo despectivo que los líderes de ambos lados tienen al decirlo), se me hace fácil detectar las monstruosas equivocaciones de nuestra élite política, chavista y antichavista, siempre tan ocupada y estresada (¡pobrecita!), actuando y tomando decisiones, cada una más improvisada que la anterior. Pero ocurre que soy ciudadano de a pie (o sea, sin carro, sin ingreso que me alcance), que hace colas de 5 o 6 horas, que se monta en el cada vez peor transporte público, y me doy perfecta cuenta de lo que le están haciendo a este amado país, a pesar de mi stress de sobreviviente, sin detenerme en los shows televisivos que montan a cada rato, emulando unos y otros fallidamente al Gran Difunto. Para verlo gráficamente, analicemos las dos cadenas de errores. Una, la de la oposición; otra, la del gobierno-partido.

La de la oposición es ampliamente conocida y repasada, y explica por qué hoy ya no tiene casi capacidad de movilización. Se inicia con el apoyo a "Frijolito" en 1998. Luego el rechazo a las primeras leyes del período, a la Constituyente y a la nueva Constitución. Vino el error monstruoso del golpe de estado de abril de 2002, seguido por el crimen de lesa Patria del paro y sabotaje petrolero de 2002-2003. Después, la estupidez de la "guarimba", seguida por otra estupidez: el retiro de las elecciones parlamentarias de 2004. Luego de la muerte de Chávez, vino la brutalidad de la "guarimba" asesina. Necesitaron la "ayudaíta" de la cadena de errores del Partido-Gobierno, que a su vez ha sido ayudado por la oposición, para poder pegar una en diciembre pasado, cuando efectivamente consolidaron su votación y propinaron una paliza.

Pero ahora, la oposición llega a la culminación de su cadena de errores. Se trataba únicamente del establecimiento de una fecha. Es tal la estulticia (o sea, la idiotez, estupidez, ya ni sé cómo ponerle) del liderazgo opositor que, amén de sus pugnas telenoveleras internas, pelan en todas las vías para cumplir con su veintiúnica promesa: sacar al gobierno chavista. Y ahora ponen la guinda. Se equivocaron otra vez. Y esta equivocación ha despertado la indignación de gente seria (creo que es serio) como Claudio Fermín: se pelaron en la fecha en que se cumplía la mitad del período para solicitar el referéndum revocatorio.

No; este período constitucional no se inició el 14 de abril; lo hizo el 10 de enero. No se inició con la toma de posesión de Maduro, sino con la de Chávez. Maduro fue electo porque Chávez murió (la famosa y eufemística "circunstancia sobrevenida") y ganó unos comicios que se realizaron para COMPLETAR el período presidencial. O sea, la fecha en que la oposición debió iniciar su recolección de firmas era el 10 de enero, no el 14 de abril. ¡Ah muchacho pa´ bruto! ¡Y así quieren gobernar este país!

¿Cuál es la consecuencia de este error garrafal? Pues que los lapsos procedimentales establecidos, en ejercicio pleno de sus competencias por el CNE, reglamentos que, a su vez, se hicieron necesarios por las irregularidades cometidas por la oposición en 2004, llevan a que el referéndum (si se da) sería DESPUES de cumplido la mitad del período, lo cual determina, de acuerdo al artículo 233 de la Constitución, que, en caso de ser revocado Maduro, no podrá haber nuevas elecciones presidenciales, sino que el Vicepresidente (hasta ahora, Aristóbulo Istúriz) ¡completará el período presidencial hasta 2019! ¡Tendrán que calarse al Partido-Gobierno hasta entonces! Y eso en el mejor de los casos par ellos.

Esto puede provocar un suspiro de alivio en algún activista del Partido-Gobierno, siempre con la retahíla de consignas en la boca y (peor) en la cabeza. Pero resulta que del lado del Partido-Gobierno la cadena de errores no es como para ponerse firme y saludar con la mano en la frente. Errores y sinvergüenzuras abundan; tanto que el propio Chávez los regañó (casi se las mentó) durante aquel inolvidable gabinete, cuando el conocido "golpe de timón".

Ahí va un pedacito de la cadena de errores del Partido-Gobierno: se comieron miles de millones de dólares del FONDEN en inversiones cuyo resultado no se le vio el resultado; nos dejaron sin ahorros para enfrentar los vaivenes del mercado mundial del petróleo, sin protección del tigre de los precios derrumbados; se asociaron funcionarios corruptos y empresarios de maletín para robarse otros tantos miles de millones de dólares para hacer funcionar un mercado especulativo de divisas, que garantizó la eficacia de la labor destructiva de "Dólar Today", aparte de la terquedad (uno no sabe si por ignorancia o mala intención) de mantener el cambio diferencial más allá de lo que recomendaban expertos propios y extraños. Nacionalizaron sin plan ni concierto, y administraron desastrosamente la mayoría de esas empresas estatizadas, así como las de Guayana. Dejaron derrumbarse la Misión Barrio Adentro y las demás. No desarrollaron una política de ciencia y tecnología por lo menos sensata. Anunciaron que anunciaron que anunciaron. Entregaron a las transnacionales depredadoras del ambiente un territorio importantísimo en Guayana para explotar la minería. Trataron de imitar a Chávez únicamente con cadenas y largas horas de peroratas, con un compañero que sabe y lo dice que no es Chávez. Pura "basura propagandística" (Vanessa dixit). Puro show: Las ene revoluciones, los no sé cuántos motores, los "congresos", los "consejos presidenciales". Todo para seguir decepcionando. Más bien, muy noble es este pueblo que se lo ha calado hasta ahora.

¿Qué viene? No sé si amanecerá.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1672 veces.



Jesús Puerta


Visite el perfil de Jesús Puerta para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Puerta

Jesús Puerta

Más artículos de este autor