¡¡Como consecuencia de la acción de personas perversas!!

En la última proclama que hace el Libertador, Simón Bolívar, el 10 de diciembre de 1830; cuando él dice: "A los pueblos de Colombia. Colombianos". En realidad se está refiriendo a toda Sur América y más específicamente a los pobladores de la Gran Colombia: Venezuela, Nueva Granada, la hoy llamada Colombia, Perú, Bolivia y Ecuador. Cuando Bolívar dice: "Abusaron de vuestra credibilidad y hollaron lo que me es más sagrado, mi reputación y mi amor a la libertad" Nos está alertando que existe gente malvada que atropella, maltrata y violenta la inocencia de un pueblo, que a fuerza de mentiras difundidas por medios públicos y por personas pagadas para que las divulguen en todos los sitios donde fueran, causan daño a la personalidad, al esfuerzo y al sacrificio dedicado a la patria. Cuando Bolívar dice: "Me han conducido a las puertas del sepulcro" Es que él se siente tan dolido espiritualmente de tanta infamia que prefiere morir para no conocer más de tantas infamias. El honor, desprendimiento y el dar siempre un buen ejemplo, fueron las cosas más estimadas en su vida, teórica y prácticamente, fueron su razón de ser. Le suplico al lector, no solo leer la última proclama del Libertador Simón Bolívar, sino también analizar y actualizar todo lo que nos dice el más grande hombre en el mundo del siglo XIX.

SIMÓN BOLÍVAR

Libertador de Colombia

A los pueblos de Colombia.

Colombianos:

Habéis presenciado mis esfuerzos para plantear la libertad donde reinaba antes la tiranía. He trabajado con desinterés, abandonando mi fortuna y aun mi tranquilidad. Me separé del mando cuando me persuadí que desconfiabais de mi desprendimiento. Mis enemigos abusaron de vuestra credulidad y hollaron lo que me es más sagrado, mi reputación y mi amor a la libertad. He sido víctima de mis perseguidores, que me han conducido a las puertas del sepulcro. Yo los perdono.

Al desaparecer de en medio de vosotros, mi cariño me dice que debo hacer la manifestación de mis últimos deseos. No aspiro a otra gloria que a la consolidación de Colombia. Todos debéis trabajar por el bien inestimable de la Unión: los pueblos obedeciendo al actual gobierno para libertarse de la anarquía; los ministros del santuario dirigiendo sus oraciones al cielo; y los militares empleando su espada en defender las garantías sociales.

Colombianos! Mis últimos votos son por la felicidad de la patria. Si mi muerte contribuye para que cesen los partidos y se consolide la Unión, yo bajaré tranquilo al sepulcro.

Hacienda de San Pedro, en Santa Marta, a 10 de Diciembre de 1830.

SIMÓN BOLÍVAR.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1051 veces.



José M. Ameliach N.


Visite el perfil de José M. Ameliach N. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José M. Ameliach N.

José M. Ameliach N.

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a226995.htmlCd0NV CAC = Y co = US