¿Qué te pasa Héctor Navarro, dónde dejaste tu responsabilidad como ministro de educación?

Leer la información relacionada con la comparecencia de Héctor Navarro y lo expuesto ante la Comisión Permanente de Contraloría de la Asamblea Nacional, publicada en Aporrea, sinceramente, aunque sin muchas ganas de hacerlo por el personaje, me permiten refrescar algunas cosas que, ya lo he escrito en esta misma página, en razón de lo visto hoy en una buena parte la juventud venezolana, que no tienen menor importancia de los dólares, según Navarro, sustraídos en Corpoelec, me refiero a la educación.

Navarro, fuiste nada más y nada menos que ministro de toda las ramas de educación en el gobierno chavista y, habiendo sido profesor "socialista" de la U.C.V. debíamos suponer, seguramente el Presidente Chávez lo supuso, que conocías ampliamente la problemática por la que atravesaba la educación en la cuarta república y las alternativa para superarla, máxime cuando, muy a pesar de la presencia neoliberal en las distintas casas de estudios en sus últimos años, nunca faltaron las luchas en ninguna institución educativa, entiéndase primarias con los maestros, secundarias con docentes y estudiantes y universitarias intergremial.

De allí me valgo para señalar tu responsabilidad en buena parte de lo que tiene que ver con la inmoralidad que hoy trastoca la institucionalidad en la V República, por qué, porque no fuiste capaz de implementar las orientaciones filosóficas en materia educativa para que nuestros muchachos recibieran y consolidaran los valores de justicia, solidaridad, fraternidad, buen común, en fin responsabilidad colectiva de sus formas de pensar pero sobre todo de actuar como nuevos y buenos ciudadanos que se planteó el Comandante Supremo. Te faltó guáramo, o cojones diría Chávez, o fuiste cómplice silencioso con los personeros que llevaste como equipo ministerial y los que nunca fueron removidos, muchos aún siguen en puestos claves, en los ministerios desde donde sabotearon o boicotearon, y continúan, los programas del gobierno, te recuerdo las Escuelas Bolivarianas, un ejemplo emblemático.

Venir a señalar la corrupción ahora con discurso de paladín, habiendo estado en puestos importantes en el gobierno y no haber dicho en público o hecho nada en su oportunidad, cuando existieron suficientes razones y casos que trastocaron la moralidad republicana, es una muestra más de tu falta de sindéresis, pues, los corruptos hoy como cualquier delincuente y enemigo del pueblo, y los de siempre, persisten porque encuentran las bases de la moralidad ideológica de la población altamente vulnerables, sobre todo la juventud que cuando tú fuiste ministro de educación, habiéndolos encontrados en las escuelas públicas y privadas porque sí, tenían a lo sumo, entre 7 y 15 años; por eso te pregunto: ¿Qué te pasa Héctor Navarro, dónde dejaste tu responsabilidad como miembro del gobierno?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1610 veces.



Gustavo C Vásquez


Visite el perfil de Gustavo C Vásquez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a226220.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO