A propósito de aquel 13 de abril

Después de muchos días ausente y presente a la vez, voluntaria e involuntariamente, no sé pero se me viene a la memoria aquel 11 de septiembre de 1973, en mi Chile del compañero Allende y como por arte de un arte que no comprendo muy bien, me consigo mucho más tarde entre tantos y tan pocos buscando al que se habían llevado o se fue solo, no lo sé, es lo mismo, un tal Chávez, a quien no conocíamos muy bien pero se parecía mucho a nosotros, pasaban las horas y cada vez eran más y más y el clamor se hizo poder y el poder se hizo gigante y después de mucho dolor, estaba allí, donde debía estar, vuelvan a sus casas, han pasado muchas cosas y no hemos regresado todavía, solo que nuestro Chávez ahora si conocido y amado hasta mas no poder se fue para quedarse con nosotros, la tarea inconclusa como siempre, la esperanza un poco maltratada pero intacta, la fe creciendo, los principios irrenunciables, yo si se lo que va a pasar, y lo que va a pasar, es que mi suerte está indisolublemente echada con la suerte del hombre común y como me gustó tanto la frase acuñada por un grande amigo como lo es Silvio, aquí vive uno que escribió su nombre en el agua y por ahora no tengo más nada que decir, porque ya lo dije todo o casi todo que no es lo mismo pero es igual.

Hasta la victoria siempre



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1022 veces.



Patricio Silva


Visite el perfil de Patricio Silva para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: