Mentiras y Hechos de cinco franelas rojas

Ayer en mi recorrido habitual desde mi chamba hasta mi gajo, tuve la oportunidad de ser testigo de una conversación muy interesante que tenían varias personas (cinco en total) el calor era terrible, esta semana no tuve la dicha de abordar ninguno de los vagones que le funcionara el aire acondicionado en el metro. Mala suerte la mía!

Estos cinco franelas rojas tenían como tema de conversación que al parecer nuestro magistrado LLORON, se había fugado ya del país, lo que convalidaba el pronunciamiento del Poder Moral y de hecho comentaban que este país es otro gracias al comandante Chávez. Sentí placer.

El tren se detiene en Caño Amarillo, quedaron cuatro franelas rojas. De pronto la conversación (después de algunos chistes y algunas alabanzas más a la Revolución ) tomo un carácter muy profundo. El calor aminora.
¿Qué pasó por fin con el crédito que solicitaste, fue aprobado? Claro! tú sabes que yo me muevo y jodo bastante, hablé con un pana que está allá adentro y todo salió muy bien, me pidió unos millonsejos, pero bueno, había que bajarse de la mula, tú sabes como es todo aquí.

¿Y siempre le compraste el apartamento a tu hermana? De bola que sí, tuve que darle a ella una mariquerita para que el tipo que vive con ella no se engorilara, pero me quedaron libres cuarenta palos en total, pienso montar un negocio con un pana, vamos a prestar plata, eso vaina da que jode!

¿Mi pana y si lo descubren? ¿Cómo carajo lo van hacer? si aquí nadie trabaja ni investiga un carajo! mete tu crédito para comprar una casa y ponte de acuerdo con algún familiar tu también, no te vayas a quedar en el aire. El calor se incrementa, esta vez de la arrechera que me producía esa conversación! Se detiene el tren en Agua Salud.

¿Y qué pasó con los Consejos Comunales, qué has hecho? Pana, en esos consejos comunales hay billete! ahí uno no se puede quedar por fuera, hay que ponerse las pilas! Chávez dijo que van a inyectarle recursos parejo, porque la corrupción es violenta en los ministerios y nosotros somos el poder popular, yo te digo una vaina, si aquí pusieran presos a unos cuantos corruptos, este país marchara bien. Se me retuerce el estomago, quiero vomitar, el calor es violento. Estación Gato Negro.

Yo te digo una vaina, hay que meterse en peos, tenemos que hacer billete porque si esta vaina cae, nos jodemos, estamos burda de identificados con el proceso y yo más que ustedes he participado en varias tomas (no especificaron cuales). Si mi pana, usted es burda de revolucionario.

Por cierto, al pana José le aprobaron el subsidio de su apartamento, ese chamo es ADECO y tremenda rata, le dieron 19 palos y ya no tiene que pagar lo que debe, esas son las vainas que no entiendo! uno se jode por a revolución y otros se benefician, que bolas!. Si mi pana, esas son las injusticias que uno ve todos los días. NO aguanté, me baje en Plaza Sucre, salí de la estación, RESPIRE HONDO, entré a una panadería, compré un café con mi ultima milonga, encendí un cigarro y caminé hasta la estación Pérez Bonalde. Pensé tengo que hacer mercado no tengo plata.

En ese trayecto interiorizaba los vicios que arrastramos de una defenestrada cuarta república, la carencia de un partido político en la actualidad que organice y oriente al colectivo y que coadyuve a contrarrestar esa cultura del oportunismo político que cercena nuestro proyecto político, entender que la unidad y lucha de los contrarios es tarea fundamental, fomentar la discusión política que nos encamine hacia el modelo de Ideología con la que construiremos el devenir del Socialismo del Siglo XXI, es tarea de todos.
La política comunicacional del Estado Venezolano es de vital importancia, el debate diario, así como el diseño de políticas institucionales que permita descartar a los vivos de oficio (control y seguimiento de créditos, por ejemplo) del aprovechamiento ilícito.

Combatir ese discurso tan nefasto de pretender abogarse privilegios porque se ha defendido a la patria de los lacayos golpistas y el participar en cuanto acto sea convocado, no compañeros así no es la vaina!

Casi llegando a mi casa veo a algunas caras conocidas, me reconfortan esas imágenes, hay honestidad, hay amor de Patria, hay total respaldo hacia nuestro Presidente, entrega, sacrificio, pasión, dedicación y sobre todo, conciencia social. Surgen los saludos, intercambio de impresiones, pureza en sus rostros signados por sus edades, llego a mi casa, me preparo un trago, SIENTO EL CALOR DE UN PUEBLO COMPROMETIDO EN ESAS CARAS, se desvanecen los cinco franelas rojas y pienso que solo son eso, CINCO FRANELAS ROJAS.

NO VOLVERÁN

http://chamosaurio.blogspot.com/


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3071 veces.



Ricardo Abud

Estudios de Pre, Post-Grado. URSS. Ing. Agrónomo, Universidad Patricio Lumumba, Moscú. Estudios en Union County College, NJ, USA.

 chamosaurio@gmail.com

Visite el perfil de Ricardo Abud para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a22583.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO