Para saber la verdad Auditoria Pública y Ciudadana

¿Qué hay en el otro extremo de los “Panamá Papers”?

El impacto mundial de los Panamá “Papers” todavía está en sus inicios y en menos de una semana de hacerse público ya se ha cargado al Primer Ministro de Islandia. Asimismo aparecen involucrados más de 100 “líderes” mundiales, desde el Rey de Arabia Saudita hasta el presidente recientemente electo de Argentina, Mauricio Macri y el ruso, Putin, en un extendido mecanismo de blanqueo de capitales ilegales e ilegítimos.  Una parte de la trama de un capitalismo mundial mafioso y corrupto, de una burguesía delincuencial, ha quedado al desnudo.  

Sin embargo, desde el punto de vista mediático, el hecho está siendo abordado desde dos matrices de opinión insuficientes e interesadas: la primera, la más potente, por ser desarrollada por el cartel de medios que la impulsan, y que es la que proponen implícitamente los propios investigadores organizados por el periódico alemán…... hace centro en la responsabilidad individual o familiar de los implicados. La segunda, auspiciada, desde los medios que, de una u otra manera, responden a algunos de estos personajes, se centra en una visión conspirativa, tratando de demostrar que detrás de la noticia habría una operación de grandes grupos de inversión y del gobierno de Estados Unidos.

Las dos versiones tienen algo de verdad. Pero ese algo, no alcanza a explicar lo esencial de este asunto. La pregunta que no se contesta es ¿Cuál es el origen de los fondos que estaban siendo blanqueados por los grupos mafiosos?

El caso Venezuela

Según las informaciones que hasta hoy se conocen, la palabra Venezuela, se menciona 240 mil veces, en el total de los 11 millones de documentos filtrados.  Hasta ahora se ha mencionado el involucramiento de personajes secundarios en la vida política del país.

Es posible que a medida que los operadores[i] de esta investigación lo consideren necesario para su interés político vayan apareciendo nuevos nombres con más peso político o empresarial. Mientras tanto el flagelo que devela la investigación: el enriquecimiento mafioso y criminal de personajes de la política, los negocios, la cultura y otras áreas, encuentra en nuestro país nombre propio: Desfalco a la nación por medio de la apropiación mafiosa de los ingresos petroleros.

En una serie de trabajados de investigación, para los que preparó un equipo especial, Marea Socialista y otros colectivos han demostrado que el nivel del desfalco operado por distintas vías ilegales o legales pero ilegitimas, alcanza la espeluznante cifra de MM$ 475.000[ii]. Lo que equivale a poder cubrir una década de importaciones con el barril de petróleo a 0 (cero) dólar.  

Al mismo tiempo en esas investigaciones, que todavía son parciales, se ha construido una lista de actores privados y públicos, que requieren ser revisados. Desde las más de 11.000 empresas que recibieron dólares sin control para la importación. Hasta los bancos locales que han sido los operadores exclusivos y discrecionales del manejo de los dólares en los que se mide la renta petrolera del país. Y los altos funcionarios del gobierno encargados de la distribución de esa renta.

Estas investigaciones que han tenido una gran repercusión en el país, instalando incluso el término desfalco en el lenguaje común de la población, han sido desechadas por las instituciones locales encargadas de investigar los hechos. Aunque dan por verdades estas investigaciones, ni el Ejecutivo, la Fiscalía, Ni el Poder Ciudadano, ni la Contraloría General de la República, instancias estas manejadas desde el oficialismo, ni la Asamblea Nacional hoy opositora de derecha, se han tomado la molestia de recibir a los investigadores aunque se les ha hecho entrega formal de pedidos de investigación y el equipo que la realizó se ha puesto a la orden desde el año 2014, para demostrarlas.

Para conocer toda la verdad: Auditoria Pública y Ciudadana.

Detrás del impacto noticioso hay algo más importante: la vida de las personas. Y las consecuencias del desfalco mundial, hoy desnudado en parte por los Panamá Papers, están la necesidad de descubrir, sancionar y castigar estas prácticas mafiosas que pagan los pueblos con su calidad de vida.

No nos servirá de mucho saber en que invirtieron lo robado a sus pueblos esos falsos líderes que debieron esconder en “paraísos” de la oscuridad esos recursos. Si no descubrimos el otro extremo del enriquecimiento de escándalo de estos personajes, los Panamá Papers servirán como un record güines más, y todo seguirá más o menos como hoy. Con el pueblo pagando la cuenta de la fiesta del capital financiero mundial, a lo sumo con nuevos actores comandando el escenario.

La participación en la Plataforma por la Auditoría Pública y Ciudadana en Venezuela es la forma de involucrarnos en esta tarea. Son los ciudadanos estafados, desfalcados, humillados los que deben asumir su propia defensa. El objetivo es recuperar lo que nos robaron. Para devolverlo de donde fue robado: Educación, Alimentos, Salud, independencia y soberanía nacional.

En el otro extremos de los Panamá Papers esta nuestra miseria actual. Una parte fundamental de los responsables todavía están en las sombras, es nuestra tarea sacarlos a la luz para que paguen su crimen.  



[i] En Venezuela se adjudica ser parte de la investigación un equipo respaldado por RunRunes el sitio Web de Nelson Boccaranda. http://runrun.es/rr-es-plus/255651/para-ver-la-economia-sumergida-de-venezuela-hay-que-bucear-en-panama.html

[ii] Ver Carlos Carcione, Marea Socialista ¿Cuál es la verdadera Guerra Económica? http://www.aporrea.org/contraloria/n283116.html

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4317 veces.



Carlos Carcione

Coordinador del Equipo de Investigación de Marea Socialista

 @carloscarcione

Visite el perfil de Carlos Carcione para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Anticorrupción y Contraloría Social



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a225827.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO