Pobrecito Nicolás

Mis artículos suelen ser algo largos. Espero que éste sea más bien algo corto. Porque creo que es 'simple' lo que quiero decir, que mucha gente creo que piensa y siente...

Sí, pobrecito Nicolás, porque yo le creo absolutamente cuando cuenta en la instalación de ahora un nuevo Congreso de la Patria -uno más de cuantas cosas se han instalado aquí: congresos, comandos, encuentros, comités, sacudones y pare de contar- que él no quería estar en el papel que la infausta muerte de Chávez lo dejó. Yo lo siento absolutamente sincero cuando dice que es una enorme carga y un peso sideral en sus espaldas. No es para menos. Hay quienes se molestan conmigo cuando digo que a pesar de todos los errores y faltas de Nicolás, percibo que es un buen tipo, buena gente, sin mala intención ni maldad ninguna. Con más razón uno lamenta que le haya caído tamaña tarea encima. De verdad, pobrecito..., en el sentido más latinoamericano y compasivo de la expresión.

Pero hay otras razones por las que digo "pobrecito Nicolás". Uno lo ve hablando y hablando, ejerciendo una esforzada y si se quiere, atinada retórica, con cierta profundidad, citando a la Constitución, a Bolívar, a Chávez, a Santo Tomás, hablando de que algunas cosas se han quedado en el aparato, criticando el "eventismo" sin resultados, las intenciones aéreas, la necesidad de la unión del pueblo y sobre todo de la vanguardia revolucionaria, de las veleidades de los egos y el esnobismo, de las distintas formas de lucha y organización popular para ejercer verdaderamente la soberanía popular, y un montón de cosas más. Entonces uno se da cuenta, o al menos yo -y recuerdo a decenas de personas que lo comentan por todas partes-, que el pobre Nicolás anda más desconectado que el carrizo de la verdadera y gravísima problemática de lo que se está viviendo en la cotidianidad del hoy.

Que él habla y habla de que es necesario ir a la concreción desde las raíces, y que no quiere ser un "Presidente aéreo", como dijo, pero no se da cuenta de que sí lo es, sí lo ha estado siendo, de que todo lo que con enormes esfuerzos él ha emprendido no concreta ni llega a ninguna raíz. Y como que no se da cuenta de eso, no se percata. ¿No habrá un Farruco que se lo diga? ¿Un Aristóbulo, un Vladimir Acosta, un José Vicente, un amigo cercano, un familiar; alguien? Que todo se diluye, se difumina, se esfuma, en el mar de los eventismos, los aplausos, los asentimientos leales, y el compromiso con un Proceso histórico?

Ayer veía el video completo de cuando Chávez fue secuestrado hacia Turiamo y la Orchila en los eventos de abril de 2002 y volví a impresionarme con una de sus frases más remarcables: "...porque no se atreven a decirte la verdad, siempre hace falta gente con cojones que te diga: 'mira Presidente, está pasando esto, y aquello, y pum, pum, pum'..."

Si eso se lo hacían a Chávez, ¡imagínense todo lo que harán a Nicolás Maduro!

Le pintan todo este desastre a medias o menos que medias...

Porque esto es la médula de lo que el pueblo de a pie está padeciendo en su cotidianidad, Nicolás: un enorme desastre. Un verdadero desastre de caos, anarquía, bachaqueros, especulación, mafias de todo tipo, militares y funcionarios corruptos, mega inflación y sobre todo, la sensación de no tener a quién recurrir. Lo que todos los días la gente vive y te escriben en Aporrea, Twitter, foros, comentarios de prensa, Facebook y todas partes. Las encuestas, los números, los analistas, etc., lo reflejan. Tú mismo dices que sabes las "dificultades" y "situación crítica" por la que está pasando el pueblo. Pero no, Nicolás. Se nota que no terminas de comprender que no es ninguna situación crítica, ni el bonito eufemismo de "dificultades". Es un tremendo caos, un desastre, una cuasi hecatombe, sostenida y aguantada durante más de 3 años. Ningunas "dificultades". Nada que minimice o subestime la situación.

Y eso es lo que parece pasar con Nicolás y la alta dirigencia: que subestiman la situación. Y salen con planes de esto y lo otro, reuniones de esto y lo otro, motores y erres al cuadrado, y planes de emergencia de esto y lo otro, espasmódicos, efectistas, voluntaristas, llenos de slogans y buenas intenciones, pero que luego de dos o tres aspavientos se desinflan y no llegan a nada. O se estrellan con la dura realidad. Anuncian aumentos de sueldo de 40%, pero los precios suben 500%. Anuncian el precio justo de huevos a 420 Bs, pero al día siguiente desaparecen y cuando aparecen cuestan 2000. Cosas así. Y no hay Gobierno, ni Sundee, ni policía, ni nadie que le ponga el cascabel al gato ni un parao.

Nicolás, la gente ya no quiere saber de más asambleas, congresos, comités, comandos estratégicos, mesas de trabajo, brigadas especiales, consejos tácticos, ni nada de ese montón de nombres rimbombantes que se le dan a peretos burocráticos ineficientes y espasmódicos. La gente, sí, quiere ir A LA RAÍZ DE LO CONCRETO:

EL PROBLEMA DE LA COMIDA, LOS ANAQUELES, LOS PRECIOS, LA ESPECULACION, LA DEVALUACIÓN DE LA MONEDA, LA CORRUPCIÓN. Etc.

Eso es de lo que la gente quiere escuchar. Con contundencia. Sin temor. Sin pulsos que tiemblen. La gente quiere oír que se le pone, no mano dura, sino mano durísima a los bachaqueros, que se pone tras las rejas no sólo a los policías o guardias nacionales troperos que los protegen, sino a los altos jefes militares y funcionarios enquistados en instituciones que están detrás de las mafias del bachaqueo, el contrabando, las aduanas, las importaciones, la distribución y los mercados; la gente no quiere ver más en un "contacto con la realidad", o en una publicación de Twitter que se pusieron presos a dos o tres chinitos de Recadi, o a dos choferes de camión de una empresa de distribución de alimentos, el pueblo quiere ver que el Presidente de la República por quien votó (y estoy seguro que muchos de oposición también gustarían de verlo) hace una cadena nacional de radio y televisión no para anunciar que en la próximas horas va a anunciar un nuevo anuncio, o un nuevo comité ampliado de nuevos comandos tácticos revolucionarios para la suprema gestión del bienestar del pueblo a través de los consejos de organización comunal de esto y lo otro y más allá, sino para decir que capturaron a una mafia de altos mandos militares de la Guardia Nacional Bolivariana, o del Ejército, etc., que estaba detrás de la reventa de cauchos y baterías y que a partir de mañana, o pronto, estarán disponibles al público a precio justo, sin colas. O una mafia de militares detrás del horroroso desvío de alimentos hacia el bachaqueo, el contrabando, etc. Y que si por eso se hace blanco de un posible Golpe de Estado, pide el apoyo de todo el pueblo para enfrentar al fascismo y la corrupción. ¡No juegue!, las cifras de apoyo se elevarían a la estratosfera... Sólo menciono un ejemplo.

Pero entonces, uno se pregunta: ¿será que el Presidente no ve lo que todo el mundo ve? ¿Será que no sabe que hay militares, funcionarios, traicionándolo a él y traicionando al pueblo? Y si lo sabe, ¿por qué no actúa? ¿Será falta de aquello? ¿O será complicidad? ¿O qué? ¿Qué será que será...? Eso es lo que se pregunta todo el pueblo, por la calle del medio. Y esas son las concreciones de raíz a las que hay que llegar, asumir y luego accionar.

Porque si no, lo que tenemos al frente es el aún más horroroso desastre del fascismo aún más desatado, que ya se prefigura desde la AN y sus amos. Que llegaron allí precisamente por no asumir las concreciones de raíz y andar más perdidos que Adán el día de las madres.

Sea lo que sea, ojalá que pronto el pueblo no tenga que seguir diciendo, o peor aún, tenga que decir en serio: "pobrecito Nicolás"... Porque ya sabemos que parte de éste no dice "pobrecito", sino epítetos mucho menos amables.

Quise ver el resto del lanzamiento del nuevo Congreso de la Patria, pero no pude, porque se fue la luz... Otra vez. ¿Qué pasó con los anuncios de que se iban a instalar plantas termoeléctricas para evitar estas cosas...? Bueno, ya imaginamos... Intenciones aéreas...

Me salió larga otra vez la cosa, pero cómo se hace... Quizá estar sin electricidad me estiró el tiempo.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 6802 veces.



Víctor López Rossi


Visite el perfil de Víctor López Rossi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: