Bueno Nicolás. El pueblo habló. José Vicente habló. ¿Así o más claro?

Después del logro contundente que alcanzamos ayer con más de 3 millones 162 mil votos, se demuestra que el pueblo, aún a pesar de toda la salvaje guerra económica, mediática, psicológica, perpetrada contra él durante ya casi 3 años, sin amainar ni un momento, ejecutada de manera artera, implacable, atroz y creciente, sigue apoyando este Proceso Revolucionario y el enorme legado del Comandante Supremo Hugo Chávez.

Pero toca decir algunas cosas. Toca reiterar lo que se viene diciendo desde hace meses y años, y que seguramente estarán diciendo y escribiendo muchas otras personas en estos momentos. Reflejando o intentando reflejar lo que siente el pueblo. Y que muy bien expresó José Vicente Rangel el Día del Periodista nada más y nada menos que en cadena nacional de radio y televisión.

Y parte del mensaje, pero al menos una parte muy gruesa de él, repito, toca reiterarlo una y otra vez, hasta que alguien escuche, hasta que en las altas instancias del Poder constituido se tomen medidas de verdad contundentes y efectivas, ANTES DE QUE AQUÍ PASE ALGO FEO y que nadie quiere. Y por supuesto, el mensaje principalmente va a quien le toca la más alta responsabilidad en estos asuntos: al Presidente de la República Bolivariana de Venezuela, el hijo de Chávez, Nicolás Maduro Moros.

¿Cuál es el mensaje? En 4 palabras:

EL PUEBLO ESTÁ DESESPERADO.

EL PUEBLO ESTÁ DESESPERADO.

DE – SES – PE – RA - DO.

O, para no ser tan generales, podemos apuntar buscando más precisión: el pueblo está entrando en niveles cada vez más altos de desesperación. Es decir: una de las palabras que sabia y certeramente señaló José Vicente: DESESPERACIÓN.

Entonces el mensaje sería: EL PUEBLO ESTÁ ENTRANDO EN NIVELES CADA VEZ MÁS ALTOS DE DESESPERACIÓN.

No son exageraciones, Nicolás. Por favor, que no se malentienda o minimice esto. Creo que en entender esto le va la vida al Proceso Bolivariano.

Que no se malentienda que por haber alcanzado el 28 de Junio en las elecciones internas del PSUV lo que podría calificarse como un resonante triunfo, tal desesperación no existe. Que no se piense que la alegría de haber refrendado y dado un espaldarazo al Proceso Bolivariano, constituye un mentís de toda la situación terrible que está pasando el pueblo en la calle. Que el enorme logro, fruto, no cabe duda, de ingentes esfuerzos a todo nivel del Gobierno, reste importancia o minimice el inmenso malestar que existe en prácticamente todas las calles de Venezuela. Que la alegría, cosa real y con causas reales, no oculte también las otras realidades terribles que está pasando la gente. Ésas a las que se refirió José Vicente, de manera cariñosa, respetuosa, considerada, serena, pero al mismo tiempo, de manera contundente y lapidaria.

Nadie en su sano juicio podrá acusar a José Vicente de traidor, de come-candela, de resentido, de "guerrero del teclado", de albergar oscuros intereses, de ser peón del adversario, ni juguete del imperialismo, ni nada similar. Supongo.

¿Qué dijo José Vicente? Si algún desprevenido o desinformado no lo sabe aún, aquí está:

http://www.aporrea.org/ideologia/n272993.html

Usó estos términos: "Desesperación". "Denso malestar". Y muchos otros pero con éstas basta por ahora.

¿Desesperación y denso malestar por qué?

Ya lo sabemos, pero el problema es que no sabemos si el alto Gobierno lo sabe, lo capta, o no termina de captarlo, o si sencillamente está siendo sobrepasado por la situación:

- El pueblo está desesperado por la ENORME carestía, especulación, usura, inflación, desatadas en todo, absolutamente todo. Sin que parezca que haya modo de ponerle coto a eso, ni que haya autoridad que le ponga coto a eso. Más bien muchas autoridades, entre ellas policías, Guardias Nacionales, funcionarios, parecen ser (y son, en muchos casos) cómplices directos de todo esto.

- El pueblo está desesperado por la enorme delincuencia e impunidad desatadas. No creo que haga falta describir este punto…

- El pueblo está desesperado y con un denso malestar por la corrupción evidente y la burocracia asfixiante que como dijo JVR, "arruina iniciativas y proyectos", y conspira contra la construcción del Socialismo Bolivariano.

Sí, el pueblo en su gran mayoría ha captado y entiende perfectamente bien que existe efectivamente una guerra económica desatada por los altos capitostes de las élites económicas nacionales y sus amos en el exterior. Eso está claro. Ahora bien, el motivo de la DESESPERACIÓN Y EL DENSO MALESTAR, es que pareciera que esa guerra se está perdiendo pero por amplio margen. Cierto, el Gobierno Bolivariano ha implementado diversas iniciativas, pero como dijo el mismo JVR, "con efectos MUY MAGROS", es decir, efectos que no se sienten, que son muy temporales, que no existen, o que más bien empeoran la situación.

Es decir, el pueblo sigue haciendo enormes colas para conseguir 4 o 5 productos, los demás no los encuentra, los precios justos ni son justos, ni se cumplen, ni pareciera que hubiese autoridad amplia y suficiente para hacerlos cumplir; la especulación y la inflación están absolutamente desatadas, todos los días, todas las semanas suben los precios de todo, y por más que el Gobierno decrete aumente de sueldos y salarios, inmediatamente se los come la enorme especulación y usura que parece indetenible. ¿Para qué seguir abundando sobre esto, si sobre ello se escribe todos los días…? La pregunta: ¿alguien escucha? ¿Alguien atiende? ¿Alguien entiende? ¿Alguien del alto Gobierno, o del resto de los poderes hace mercado, va al abasto, intenta comprar una batería o un caucho, intenta conseguir x repuesto, ha visto los horrorosos precios de lavadoras, neveras, una cocina, una licuadora o una plancha, ha intentado alguna vez conseguir cemento, HA LOGRADO ENCONTRAR UN SITIO DONDE VENDAN LA CARNE DE PRIMERA en el precio justo de 250 Bs. (o ya no sé si ahora son 460 según escuché que se volvió a ajustar), sin que se tope con la espantosa realidad de que hasta en los mercados municipales (por lo menos aquí en donde vivo, en Ciudad Guayana) te la venden como barata en 800 Bs y con cola, y en otros sitios con menos cola, en más de 1000 Bs.?

¿Será que acaso el Gobierno Bolivariano se contenta con saber que sí, que se están haciendo enormes esfuerzos para producir y sobre todo, importar, alimentos y otros insumos de primera necesidad para abastecer al país y considera como un ‘mal menor’, a los bachaqueros, contrabandistas, Guardias Nacionales y policías que dejan hacer y pasar a cambio de una ‘ayuda’ o que están involucrados hasta el cuello en estos jugosos negocios? ¿Será que no se da cuenta del enorme costo, malestar y sí, desesperación que eso viene causando en el pueblo DESDE HACE YA 3 AÑOS? ¿Será que respira aliviado con la votación de ayer y piensa que este ‘estoico pueblo’ puede seguir aguantando así nomás, sin nadie que lo defienda, pero de verdad-verdad, no sólo en palabras, no sólo con llamados sin eco a la "mano dura, mano dura", al "puño de hierro", a revolcones o sacudones…? ¿De verdad el Gobierno piensa que el pueblo puede seguir aguantando tanto maltrato impune indefinidamente?

Eso sin mencionar el espantoso caso de Dólar Today, que sigue desatado haciendo desastres en la economía porque "ya sabes, yo no consigo nada a dólar oficial…", mientras se declara que "el dólar paralelo no existe"…

La desesperación y denso malestar se debe principalmente a la casi NULA obtención de RESULTADOS CONCRETOS, -como también señaló José Vicente-, en vencer a las mafias de la guerra económica, del sabotaje financiero, en descubrir abiertamente a los corruptos peso pesados de la famosa lista del Sitme y sus más famosos 20 mil millones (o más) de dólares evaporados; de ponerle el cascabel a tanto gato sabandija, mafioso, especulador, ladrón, acaparador, que se burlan abiertamente de Leyes de Precios Justos y demás leyes, porque saben que no hay nadie que las haga cumplir. O que basta ‘llamar a un amigo’ para burlarlas.

Amigo Presidente Maduro. Todos los bolivarianos sabemos que no es fácil estar en sus zapatos. Todos sabemos que desde que comenzó su presidencia no lo han dejado pero ni respirar. Sabemos que está enfrentando a los mil demonios del capitalismo, del imperialismo y de la ineficencia, la corrupción y el burocratismo internos, con sus mil hidras de mil cabezas que parecieran reproducirse; sabemos de su buen corazón, su buena intención, que Ud. es un hombre de pueblo, buena vaina, absolutamente leal, un buen tipo pues, colocado en unas circunstancias terribles. Pero bueno, Nicolás; te tocó. No lo querías, pero te tocó. Échale pichón pues. Atrévete a hacer lo que nunca antes hayas hecho. Lánzate con todo. Aprovecha el enorme espaldarazo que te dio el pueblo ayer. No eches en saco roto todo lo que te dijo José Vicente. Tiene toda la razón, aunque el pueblo diga que se quedó corto.

Has cosas dramáticas, tremendas, efectivas, notables, nunca vistas. Por ejemplo, pónle los guantes a unos cuantos militares que estén en conchupancia con el contrabando de extracción. (¿Por dónde pasan las toneladas y toneladas de productos que se van a Colombia, Brasil, etc.?). Pero a unos cuantos, no a uno ni a dos. Defenestra a unos cuantos jefes policiales de todo el país que estén participando en el negociado del bachaqueo y todas esas mafias. Por el amor de Dios, termina de revelar, averiguar, esclarecer, todo lo relacionado con la lista de empresas de maletín que se robaron los 20 mil o más millones de $ del Sitme, e incide en que se le aplique todo el peso de la Ley. Termina de poner orden en las cárceles y penitenciarías y destituye y corta la cabeza a quien haya que cortarla (¿cómo es posible que los pranes y sus secuaces estén mejor armados que los militares y hagan, entren y salgan cuando les dé la realísima gana…? ¿Leíste el testimonio de Eva Golinger?) Etc. Etc. Etc.

Es decir, sabemos que no es fácil, pero por favor: HAZ LO QUE HAYA QUE HACER para al menos dar la sensación al pueblo de que SE ESTÁ ACTUANDO CONTUNDENTEMENTE, O MEJOR DICHO, QUE SE EMPIEZA A ACTUAR, AHORA SÍ, CONTUNDENTEMENTE.

No le hagas tanto caso a los escuálidos y disociados. Esos casi ni importan ya (claro, no dejar de tenerles el ojo puesto, sabemos bien que son zigüíes de los verdaderos amos). No hagas tantas cadenas o transmisiones para cosas a veces no tan importantes. Presta total atención, yo diría más bien: pónle la máxima y casi que exclusiva atención a estos asuntos de la escasez, la inflación, la guerra económica. A toda la desesperación y denso malestar que está viviendo el pueblo en su carne más sensible. ¡Lo demás delégalo! Haz lo que tengas que hacer. Hazle caso a José Vicente. Lee Aporrea todos los días, o al menos pon a alguien a hacerte un resumen. Sí, descarta a los habladores de pendejadas, bates quebra’os, cuasi tránsfugas, pusilánimes, negativistas a ultranza y sabelotodos egoicos, pero haz caso de la crítica constructiva, leal, objetiva, a las alertas, denuncias y sabias propuestas que todos los días se hacen allí.

Tú eres el líder reconocido por todos, o al menos, por la gran mayoría. El hijo indubitable de Chávez. Si aplicas la mano de hierro que siempre has prometido, haces cumplir las leyes, cortas las cabezas que haya que cortar, haces lo que tengas que hacer en aliviar pero de una vez, la DESESPERACIÓN y el DENSO MALESTAR del pueblo, o al menos que se empiecen a sentir los resultados concretos que sugiere José Vicente, TENDRÁS EL APOYO DE LA ABSOLUTA MAYORÍA. Ya la tienes, pero la redoblarás, y evitaremos la terrible tentación de que tenga que ser un mal mayor: una matazón en una cola, que le quemen los abastos a los chinos aquí o allá, o cosas peores, las que obliguen a despertar y responder.

Nicolás, haciendo todo esto –no porque lo diga yo, lo está diciendo todo el mundo honesto y consciente de este país-, júralo que el pueblo te va a apoyar pero con todo. ¡Con todo!

Cuida'o si hasta parte del pueblo de oposición. Pienso que sí.

valross69@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7617 veces.



Víctor López Rossi


Visite el perfil de Víctor López Rossi para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: