El mensaje papal, Las muertes del Táchira y La Ley de Amnistía

Saludando al mundo en la mañana en Roma el Papa nos saludó y abogó por un dialogo constructivo de la paz en Venezuela. El sabe que la gente sensata en este país tiene ese asunto lleno de la más grande esperanza nacional asumida. Ahora como los deseos no empreñan, las palabras del Papa no pasaron a ser más que titulares de la mañana y en la tarde noticia olvidada –así decía Héctor Lavoe en su canción- . Pues bien, sin duda el sumo pontífice desea lo mejor para el pueblo venezolano, sea católico en su mayoría o no, todavía cree que el respeto mutuo sea una práctica cotidiana entre los venezolanos, o a lo mejor me equivoco y él sabe qué clase de alimañas, están peleando por alcanzar el poder del gobierno hoy aquí en Venezuela.

¿Sabrá su santidad que aquí en Venezuela muchos de sus sacerdotes no creen en ese dialogo? ¿Le habrá dicho alguien que muchos curas están conspirando? ¿Se imaginará que hay obispos que no quieren a la gente pobre de este país? Qué se la mantienen mintiendo en los medios de comunicación. Que la cúpula de la iglesia en su balanza de juicio se inclina siempre hacia los guerreristas y terroríficos guarimberos al punto que los han protegido ¿Tendrá conocimiento el papa que estamos llenos de sacerdotes pecadores en esta tierra de Dios? ¿Qué diría al saber que los menos proponentes hacia algún camino al dialogo en Venezuela son la cúpula eclesiástica? A lo mejor lo sabe y hace un esfuerzo el mismo a ver si se despejan, por gracia divina, los nubarrones conflictivos de nuestro país.

Todavía estaba fresco el mensaje del papa, cuando terroristas sabiendo que la ley de amnesia los perdonaría, secuestraron un bus después de aterrorizar media San Cristóbal y aplastaron a dos jóvenes policías, llenos de vida, trabajadores y creyentes de la paz, que resguardaban otros ciudadanos para que el terror no pasara a peor en esos lares, de la forma más bestial y vil digna solo del demonio hecho ser humano. ¿Quien les daría las directrices a esos jóvenes terroristas? ¿Que los motiva a tan cruel forma de carnicería humana? Acaso el mensaje piadoso del papa no le llego a sus corazones. Pudo más la orden del sicario mayor, pudo más el odio político, pudo más el hambre de sangre originada en febrero del 2014. Aun no están saciados y estoy seguro quieren más. Sin duda la sensatez tiene que privar entre nosotros. Que puede importar la carestía de cosas materiales, al lado de la vida de nuestros hijos, hermanos, padres. Que puede valer un pasaje de autobús al lado de dos hermosas vidas que cumpliendo con su deber y sus sueños, se perdieron solo por culpa del odio político que nos abrume como sociedad, como país, como humanos.

Ya todos en Venezuela no se asombran con las peripecias leguleyas de nuestra asamblea nacional, no dejaron terminar al Papa su mensaje y sobre los cadáveres de dos jóvenes policías de San Cristóbal, aprobaron la Ley Amnesia Criminal. Díganme si eso no es una burla de lo más infame e hipócrita jamás vista. Juegan con el mensaje del Papa, y se burlan del dolor de luto venezolano. ¿Que los motivó a la premura y rapidez? Como que se les olvido la sesión para apoyar a Francisco I, que se hizo con anterioridad, que barbaridad ni siquiera tomaron agua. Sin el más mínimo escrúpulo y sabiendo que es inconstitucional, hace apología al terrorismo, al narcotráfico (discutieron una ley sobre eso y también lo olvidaron), al consumo de drogas, al desconocimiento legal, al asesinato, al uso de francotiradores en las manifestaciones, al robo inmobiliario, al golpismo, al asesinato de niños, en fin a la muerte de seres humanos con careta de derechos políticos. Sin duda estamos ante los más impresionantes criminales de toda la historia. Lo peor es que parecen estar envestidos de una gran impunidad sobre todo a nivel internacional.

La reconciliación nacional no pasa por esa ley, mucho menos por la mente de sus redactores y promulgadores. Es solo una parte del título y jamás vendrá de parte de La Asamblea Nacional. Vendrán más chantajes y a lo mejor hasta dinero exigirán los perdonados. Pienso y me pregunto ¿por qué no se aprobó o se propuso primero una ley de reconciliación nacional aparte y luego la de amnistía? Pero la sensatez quita lo valiente en la Venezuela de hoy. Jamás estarán de acuerdo con la paz en la asamblea nacional. La paz que ellos conocen solo pasa por la imposición de sus caprichos egoístas clasistas criminales. No sabrán nunca sentarse a dialogar ninguna paz, ya que esto pasa por reconocer al otro y eso en sus ideales no existe. No hay víctimas con quien reconciliase ya que pregonan que no existiría delito después de la amnistía. Ni siquiera sabrán negociar en reales términos la paz de sus conciencias, incluso, con sus propios curas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1151 veces.



Pedro Barrera


Visite el perfil de Pedro Barrera para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Barrera

Pedro Barrera

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a225487.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO