Los niños bien Vs Ramos Allup

I

Estos niños de Baruta, de Chacao y del Hatillo, tienen las b… cuadradas y sus manos ensangrentadas de pueblo en revolución. No le daremos cuartel. Responderemos con todo. Con la fuerza del chavista. Con garrote si lo quieren. Y con fusiles también. No se saldrán con las suyas, mientras haya cojones en los revolucionarios. Estamos listos para repeler las alambradas criminales, los incendios de preescolar, de centros de comida, con el fin determinado de sembrar en la mente de los venezolanos, el terror. Y desestabilizar el gobierno popular, socialista, anti imperialista, y chavista. Clamando que venga los gringos a terminar el trabajo, pero la fuerza de Chávez está sólida como un granito, en cada hijo, en cada hija, de Bolívar, El Libertador.

 

II

Los niños bien, de papaíto y mamá, de Baruta, Chacao y El Hatillo, están desesperados: unos piden revocatorio. Otros la salida ya. El más viejo (genuino representante de la IV) de ellos está creído en que se puede invocarse el abandono del poder, por parte de Maduro. En fin, hay de todo en la viña del Señor. No encuentran en que palo ahorcarse. Lo cierto es que hay una lucha feroz entre la dirigencia de la derecha para ver quién es más papista que el Papa. ¿Quién es el más radical…? ¿Quién sintoniza más con el pueblo? ¿Quién tiene más guáramos para hablarle al presidente Maduro? En efecto, en esa locura desatada y sin control están cometiendo graves errores, los cuales tarde o temprano se les revertirán.

III

 

Que nadie se equivoque con el pueblo "manso". No les será fácil alcanzar sus perversos objetivos por varias razones, entre ellas: la primera es que existe un pueblo con una conciencia, a toda prueba, sembrada desde la era de Chávez. En segundo lugar, hay un binomio invencible: el cívico-militar. También obra de Hugo Chávez. Y en tercer lugar, el pueblo venezolano no está dispuesto volver, mansedumbre, a las garras de los adecos, y los nuevos "pinos" que no se sabe qué son. Pero de alguna manera son caimanes del mismo caño.

IV

Henry Ramos Allup, es el más atrevido de ellos. Desde el siete de diciembre viene poniendo al descubierto un lenguaje directo, claro, duro y sorprendente. Por ejemplo, en los últimos días ha elevado su tono, hasta atreverse en donde nadie se ha atrevido. El presidente de la Asamblea Nacional se cree un rey. Sus deseos son el de dejar de un lado a Julio Borges, Enrique Capriles, así como a Leopoldo López. En su léxico atropellado le ha faltado el respeto a Nicolás Maduro, nuestro presidente. En varias ocasiones ha traspasado la raya amarilla, valido del goce de inmunidad, por su condición de diputado. Así están las cosas en la derecha. Mientras tanto, Henry Falcón, de vez en cuando, saca sus "garras", pero en ese baile no tiene vida. Tal vez, Lorenzo Mendoza, con sus millones, pueda colarse como un "outsider". Mis especulaciones son el producto de una imaginación activada por la locura por el poder, desde el lado de la derecha. Todos contra Maduro, como sea, desde dónde sea y con lo que sea. Aguante, presidente, que el pueblo bastante ha aguantado. ¡Volveré!

Puerto Ordaz, 22 de febrero de 2016.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1792 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a223367.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO