Los pterodáctilos

I

Afirman, quienes saben de animales prehistóricos, que el pterodáctilo se extinguió hacen, más o menos, 65 millones de años. Eso dicen. Pero también hay quien señala que eso no es verdad, que aún existen en algunos países. Son unos animales llamados también "dedo alado", los cuales se habían definidos como dinosaurios, pero luego se catalogaron como reptiles voladores. Señalan que habitaban en las costas y en algunos lagos. Eso fue en aquella época. Ahora conviven en pequeños grupos en un partido llamado PSUV, esparcidos por todo el país, chupándose todo lo que pueden, y enchufados en el gobierno central, y en gobernaciones y alcaldías. Han demostrado ser insaciables. Se esconde con el camuflaje impuesto hace 17 años: una camisa roja y una gorra del 4F.

II

Roy Chaderton Matos, fue entrevistado por José Vicente Rangel el pasado domingo. En una oportunidad se refirió a que era loable la "Operación Ataque al Gorgojo" que se adelanta en el país. Pero que había que iniciar una operación para detectar y erradicar a los "pterodáctilos". Fue entonces que investigué un poco sobre este animal. Y me di cuenta que Chaderton tiene razón. En otros artículos me he referido a los "camaleones" que conviven con los revolucionarios de pura cepa y corazón. Con la operación gorgojo se han detectado una mínima parte del grueso que está enchufado en el gobierno y en el partido. Y también existen los pterodáctilos asimilados. Son personas que sirven de máscara y apoyo a los verdaderos reptiles voladores. Un ejemplo: los reptiles grandes, pesados y de cuello blanco, bien enchufados, se roban los alimentos por toneladas. Alimentos traídos por el gobierno desde el exterior para ser distribuidos a bajo costo al pueblo. Estos reptiles usan las mamparas, pequeños insectos, como el gorgojo, quienes a su vez lo ceden a otros animalitos, y estos últimos lo venden a precios exorbitantes al pueblo que pasa hambre y penuria.

III

Presidente Nicolás Maduro: duro contra los pterodáctilos. Cárcel sin contemplación. Hay que sacarlos de sus ratoneras y someterlos al escarnio público, si es posible. Esos son "revolucionarios" de la boca para el bolsillo. Son cómplices de la derecha hambrienta de poder. Estos reptiles voladores son aliados de la guerra económica. Son parte vital de quienes quieren ponerla la mano al poder, para hacer lo mismo que hicieron en la IV. No afloje. Hay que golpear, golpear y golpear estos reptiles voladores que le chupan la sangre sin piedad al pueblo venezolano. Hay que sanear al PSUV y al gobierno. Ya es hora de dejar de ser pendejo. Usted cuenta con el pueblo. Un dato: hay gorgojos y gorgojas por montones, usando el camuflaje de victimarios, pero son peores que los peores. Los hay en casas. En apartamentos. En panaderías. En abastos, sobre todo los chinos. En bodegas, bodeguitas. En vehículos estacionados en las calles, y, hasta en las iglesias. No tienen piedad con el pueblo. Le sacan los ojos a quienes los usan, debido a la necesidad. ¡Cárcel, cárcel y cárcel! ¡Volveré!

Puerto Ordaz, 22 de febrero de 2016



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1271 veces.



Teófilo Santaella

Periodista, egresado de la UCV. Militar en situación de retiro. Ex prisionero de la Isla del Burro, en la década de los 60.

 teofilo_santaella@yahoo.com

Visite el perfil de Teófilo Santaella para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Teófilo Santaella

Teófilo Santaella

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a223300.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO