El Pueblo Bolivariano y la Burocracia (I)

Las conjeturas después de la derrota.

El sueño de una sociedad justa, basada en la igualdad y la camaradería de todos los semejantes junto a la libre e integral evolución humana, vivificó durante largos siglos a los esclavizados y esclavizadas en su lucha contra los explotadores y possessores. Pero… sólo, cuando el proletariado apareció en los mercados políticos de dominación, fueron vislumbradas las posibilidades de hacer realidad el poder de los pueblos y los sueños; con todas las incertidumbres dominantes, mercadeadas por la parsimonia del fascismo amigable.

En los últimos años en los que la guerra - olfateada - nos parecía lejana, junto a su aroma de ruina genocida y desolación. Hemos estado de acuerdo en reconocer a los políticos profesionales y la importancia de la política dentro de una organización socialdemócrata aireada como un instrumento socialista después del fallecimiento del Comandante, Hugo Chávez Frías. Sin embargo, el reconocimiento del consenso entre el pueblo que cree en el socialismo y el bien común; respira, consecuentemente, sobre una concepción común de lo óptimo: referido a lo común de la expresión política y la estructura de desarrollo máximo igualitario. Esto sería así en la hipótesis y en la no existencia de tendencias que controlan arbitrariamente el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Otra condición interpretativa de los hechos que nos acechan; es deducir si la Asamblea Nacional de Venezuela es un espacio público ampliado de los Estados Unidos de Israel o un espacio público institucionalizado como campo de batalla del fascismo amigable; incorporado, como cofradía de lacras, personificada por el matarife de henry ramos allup. Desde esta perspectiva, si es un espacio público ampliado, debemos construir el debate político en el corazón de las clases sociales no privilegiadas. De esta manera se afianzará el parlamentarismo como una gestión estatal de participación social. Ello implica, que el voto y el pueblo desposeído en general… están insertos en la política aun después del sufragio y en todos y cada uno de los contextos políticos que dirime el parlamentarismo en la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela. Es decir: el pueblo no debe ser tratado como un traste viejo ventilado como mercancía después de cerrar los centros de votación. Eso se ha hecho costumbre cuando la contradicción versa sobre los hábitos de elegir, figurantes… sin explicar las razones proporcionadas ni las otras jamás dadas. ¿Y eso fue lo que se hizo? Cuando parte de la representatividad y la distribución de los cometidos del "Congreso Nacional de la Patria" se mantiene a puerta cerrada al pasar por delante del pueblo legislador.

Cabe resaltar que la multiplicación de procesos participativos está en peligro, ante la embestida del fascismo amigable y la cosificación de la participación política después de terminada la fiesta del sufragio. Por lo tanto, debemos entender, el término participación, como una institución antagónica de todo partido político que pretenda permutar circularmente sus cuadros políticos e institucionalizar la burocracia en la gestión pública. La participación ciudadana no debe seguir el bacanal institucionalizado como sufragio. Tampoco debe permitirse que cuadros políticos profesionales; renuncien a sus trabajos para promoverse en parlamentarias o en lo que se les dé la gana, y al no ser favorecidos, sean promovidos o promovidas a cargos dónde ocupan privilegios en la gestión de gobierno mejor convenida con las puertas abiertas.

El cálculo de los socialrevolucionarios

Aventura y cálculo se oponen y en ciertas circunstancias se equilibran, al desconocer sus límites. Dicho esto, pudo suceder que a finales del año 2015 la balanza electoral fuera trucada por la irresponsabilidad de los comendadores, convocados para evitar la derrota electoral del 6 de diciembre de 2015. La actitud precedente que define lo que puede ser este designio no está perfectamente definida, porque el talante de la derrota, cambió el horizonte del "chavismo"; sobre quién o sobre quiénes, apostaron proyecciones estadísticas ligeramente electoreras, burocráticas y falaces.

En el intervalo, diseñado como desestabilización económica después del fallecimiento del Comandante Chávez se consolida el asalto a la Asamblea Nacional por el fascismo amigable. Consolidándose también, la tentación de la tendencia socialrevolucionaria… esta tentación, subordinó los fines a los medios, el bien común al individual, la Patria Grande al invasor yankee y el reformismo al socialismo. Triste y peligrosa historia ésta por lo real y por las consecuencias mortuorias que nos alcanzaran plena de conmoción y rabia.

El análisis de un conjunto de decisiones practicables nos proporcionará la defensa y el ataque de la insurrección popular. Existe, por ejemplo, algún tipo de limitación para hacer circular la intención y los objetivos fundamentales de los reformistas; más allá de cómo - un sector del gobierno - se ha matrimoniado con la oligarquía para hacer negocios al mejor estilo del rendimiento económico burgués. El cálculo de los socialrevolucionarios y los problemas específicos de una posible capitulación le daría a una oposición política inconciliable, la oportunidad de criminalizar los derechos del pueblo, bajo la forma de la opresión sistemática. Por ello, el derecho a ser libres y el hecho de la insurrección, establecida por el impacto de eventualidades desfavorables: derrota electoral y crisis económica global, se expresarían a través de un alto coste social y humano.

El interés de la vida de la Revolución Bolivariana no se cifraba en lo desnudos que nos dejó la derrota electoral ni en lo descalzos. Actualmente, podemos percibir el contraste obscuro de esa derrota y las maneras de ser pensada, representada y falsificada. Al final de la entrega no reconocimos aquellos sonidos… jamás develados como ambiguos porque nunca fueron ajustados al legado del Comandante, Hugo Rafael Chávez Frías.

La insurrección

Hoy, estamos desorientados ideológicamente hablando… hoy, la multitud debe tomar una decisión histórica que somete el tiempo de la insurrección al "Congreso Nacional de la Patria", convocado tardíamente el 13 de abril del año en curso. ¿Será que tenemos tiempo de reparar un conjunto de decisiones erradas y desastrosas? Para decirlo de otra manera: ¿el imperialismo nos dará sesenta días para organizar la insurrección popular y vencer al fascismo amigable organizadamente? Bajo esta concepción, la paz no tiene sentido después de la guerra y su posterior ciclo de violencia. La debilidad ante circunstancias traídas a nuestras fronteras podría operarse de una manera indirecta para generar la rebelión popular; por consiguiente, abstenerse de su planificación y dejar sin resguardo alguno al poder popular es acobardarse.

Esta alerta histórica advierte que la Revolución Bolivariana debe ser defendida porque, todo lo permisible no es real… si no tomamos nuestro porvenir en medio de decisiones vencedoras: ¿Qué estamos eludiendo después de ceder la mayoría de la Asamblea Nacional al fascismo amigable? Qué tamaño tiene la derrota…cuándo, después de lo ocurrido, precisamente después de esa irresponsable derrota, sobreponiéndonos a la conmoción… retornamos a la doctrina "chavista". Existe una estrategia si venciendo la derrota, regresamos al sendero perdido de la organización colectiva; acentuando el tronar de los sueños que trazan los caminos de la revolución popular… decidiendo, la creación de los centros de combate entre quiénes jamás permanecerán como espectadores después de develar la estructura socialrevolucionaria y oportunista que permuta circularmente el Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

Lo anterior se puede traducir brevemente…si la insurrección popular, reduce la incertidumbre y los peligros que conforma el fascismo amigable en la diversidad de sus mecanismos de confrontación imperial, esforzándose por planificar la insubordinación que mantendrá la dignidad de los pueblos de la Patria Grande; ello, generará una sucesión interminable de resistencia popular. No será colocándonos de rodillas como vamos a modificar la realidad actual. Además, el sentido mismo de ésta decisión es construir la estructura para que nuestras hijas e hijos lleguen a la edad escolar sanos y salvos.

La Oligarquía saprófaga

En las condiciones actuales la posición de clase y la misión libertadora de los pueblos en la Patria Grande, gravitan sobre la posibilidad de descubrir y combatir los diferentes entornos; promulgados a través de la impudicia delincuencial, ejercitada por la clase privilegiada…de allí, la vehemencia de la oligarquía saprófaga por la usura y su antagonismo a la coexistencia pacífica de los pueblos. Ejemplo de ello son las acciones neoliberales y fascistas desarrolladas por mauricio macri en Argentina y las convocatorias de guerra, gritadas por el fascismo amigable en Venezuela; una vez… arremetieran, supurando el estiércol que los identifica sobre las imágenes de Simón Bolívar y Rafael Hugo Chávez Frías en la Asamblea Nacional de la República Bolivariana de Venezuela.

En favor de un horizonte próximo, añadamos que, el medio circundante del capitalismo en su totalidad, nos conduce al dirigismo coercitivo del crecimiento económico, impuesto por la monarquía del dólar y las multinacionales. Hay que mencionar finalmente… si estamos en medio de una guerra económica podemos discernir, coloquialmente, la idea de una economía que concentra el capital en pocas manos; esa y no otra hipótesis es lo que se designa como capitalismo… es decir, oso polar - lorenzo mendoza -, centraliza la producción y la distribución de bienes y servicios en monopolios y oligopolios no sin antes ser financiado económicamente por el gobierno que administra la renta petrolera. La distinción que acabamos de develar entre el oso polar y la delincuencia financiera es tramitada desde el gobierno… ¿qué vaina es ésta, delincuencia organizada, chulería andrógina, complicidad? Luego el oso polar, transporta y oculta en galpones invisibles la comida cartelizada con dólar petrolero. Este es un aspecto que escapa a los saberes puramente económicos porque el espíritu delictivo del oso polar se transcribe encima de la estructura burocrática – delincuencial de todo gobierno burgués. Sin duda debemos meter preso al oso polar y a todos sus cómplices dentro y fuera del gobierno que representa la oligarquía saprófaga.

Consideremos, que la otra manera de entender el conflicto iniciado por la representación del fascismo amigable son las alternativas de violencia y sumisión desarrollada por henry ramos allup y su legión infecto – contagiosa de miasmas, organizadas en representación de los Estados Unidos de Israel. Una vez trazadas las directrices del amo imperial, nos encontraremos pegados sobre el paredón sin salida de las políticas de tierra arrasada, o más exactamente a la adecuación de la muerte a los fines elegidos por el imperialismo. A este respecto, henry ramos allup tiene la orden de desestabilizar la nación desde la Asamblea Nacional y reconstruir los espacios perdidos antes del inicio de la Revolución Bolivariana. Como antagonista de esta caterva de sediciosos, nuestra constitución normatiza las prácticas de inclusión, participación, promoción e interlocución del pueblo sin cortapisas que conjuguen la finalización de la participación inmediatamente después de ejercer el voto.

A veces y todas las veces cuándo se observa la conducta, predestinada por los representantes de la guerra económica; emprendida para destruir la economía Venezolana. La lista de esos azares nos grita: había más que ver, más que husmear, más sobre lo que debimos hurgar del gobierno bolivariano y del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV). Sin olvidarnos de la desmitificación del sistema político democrático y su lealtad a la guerra activada para entrar en los hogares de la familia venezolana a través de la destrucción del salario real. Ahora bien, o alguien me expresó los términos de la guerra o tuve la sensación de verla cuando no fue criminalizada la usura encubierta de desabastecimiento. Pero hay algo que supe desde el principio en relación a la Ley Habilitante: jamás se criminalizaría la usura, la delincuencia organizada, los colegios profesionales y el delito de sedición que desestabiliza Venezuela. ¿Preguntémonos, por qué?

En los aciagos momentos, la desestabilización nos ha avasallado a través de la fábula y la holgazanería del gobierno revolucionario malo y el fascismo amigable protector del libre mercado… está claro que la situación económica venezolana no está en quiebra como si lo está la economía de los Estados Unidos de Israel. En concreto la desestabilización convocada y desarrollada por los países dominantes tiene como base primordial los medios de difusión masiva bizarramente óptimos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1504 veces.



Candelario Reina


Visite el perfil de Candelario Reina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: