De la Demonología Militante a las "Brujas de Salem"

Candelario Reina

candelarioreina@yahoo.es

 

Obra de teatro escrita en cuatro actos, en la cual se revive el más horripilante de los sucesos heredados de las tendencias de la hoguera… institucionalizada por la demonología militante. Cuando a fines del siglo XVII, en los municipios de Essex, Suffolk y Middlesex (Massachusetts), entre febrero de 1692 y mayo de 1693. Fue abierto un juicio colectivo por hechicería y posesión satánica.

 

Más de 150 personas fueron detenidas y encarceladas, con acusaciones análogas, sin embargo no llegaron a ser formalmente procesadas por el tribunal del municipio. Al menos cinco de los acusados fallecieron en prisión, y las veintiséis personas que fueron a juicio fueron condenadas ante este tribunal.

Las cuatro jurisdicciones en las que se dividió la Corte Superior de la Judicatura de 1693 fueron radicadas en las aldeas de Salem, Ipswich, Boston y Charlestown. Los tribunales condenaron a veintinueve personas por brujería. Diecinueve de los acusados - catorce mujeres y cinco hombres - fueron asesinadas y asesinados por ahorcamiento. Un hombre, Giles Corey, se negó a emitir declaración y murió lapidado en un intento de obligarlo a confesar, tal como lo fundamentaban las instrucciones de Tomás de Aquino y la doctrina de la "Demonología Militante".

"Las brujas de Salem", obra de teatro escrita en 1952 por el dramaturgo estadounidense Arthur Miller (Nueva York, 17 de octubre de 1915 - Roxbury, Connecticut, 10 de febrero de 2005). Se trata de una dramatización de los juicios de brujas de Salem que tuvieron lugar entre 1962 y 1963 en varias provincias de la bahía de Massachusetts donde había una pequeña comunidad dedicada al servicio de dios y al puritanismo instruido por la demonología militante.

Arthur Miller escribió la obra como una analogía del macartismo. Época en la cual miles de estadounidense fueron perseguidos, hostigados y acusados de actividades anti – norteamericanas; persecución dirigida y reglamentada contra los simpatizantes de la izquierda estadounidense, principalmente aquellos que, según el Senador McCarthy, poseían tendencias "subversivas", es decir, artistas, intelectuales, profesores y obreros en general. Esta razzia gubernativa se denominó "caza de brujas": acusaciones generalmente oportunistas pero siempre falsas criminalizaban de la "deslealtad y la subversión" como traición a la patria, sin el debido respeto por un proceso justo y pleno de legalidad. Desde el cual se respetasen los derechos civiles de los acusados de conspiración y traición a la patria. Estas acusaciones fueron realizadas, a propósito de una lista negra de comunistas instruida por el gobierno federal de los Estados Unidos.

En realidad la obra coloca en escena un suceso real… inspirado en la demonología militante. Centenares de personas fueron arrestadas e investigadas; posteriormente acusadas de pactos con el diablo y prácticas de hechicería. A título de ejemplo, podríamos hablar del inspirador de estas aborrecibles acciones. Nos referimos a Tomás de Aquino, uno de los teólogos mejor publicitados por la monarquía eclesiástica de la Edad Media. En esa época, fueron creadas técnicas de tormentos confesionales para condenar a quién la iglesia y la corriente puritanista se le ocurriera incinerar en la hoguera.

Tomás de Aquino trapacero, malhechor y asesino en serie, concibió que los seres vivos medraron al ser animada la materia inerte por un principio espiritual jamás verificable. Así se originaban los seres vivos, en particular, al pudrirse el fango marino y la tierra ser abonada con mierda aparecían de la nada ranas, serpientes y peces. Hasta los gusanos que en el infierno torturaban a los pecadores cambiaban de aposento surgiendo como consecuencia de la putrefacción de los pecados.

La iglesia católica occidental tomó los principios de Tomás de Aquino y los convirtió en dogma. Toda esta serie de galimatías del origen de la vida no solo resulta ser un hecho apócrifo; desde el punto de vista de la oposición a las ciencias, deslegitimadas con observaciones falsas y la ignorancia de sus interpretadores más conspicuos. Por lo tanto, sugiero que nos preguntemos:

  1. ¿Qué es la demonología militante y la inquisición?

  2. ¿Dónde estaba el ejército Inglés entre 1938 y 1945?

  3. ¿Por qué asesinaron a 19 pobladores en la aldea de Salem?

  4. ¿Cómo asesinar a millones de seres humanos en fábricas de trabajo forzado de pequeñas proporciones?

  5. ¿Cuál era el destino manifiesto del ejército alemán… asesinar al menos ochenta millones de seres humanos en la Unión Soviética?

  6. ¿Si, estados Unidos perfeccionó la industrialización de la muerte al arrojar las bombas atómicas sobre dos islas yermas de infraestructura militar… aceptar esta acción genocida de incineración masiva es el legado de la hoguera impuesta por Tomás de Aquino y la iglesia judía - cristiana?

  7. ¿Si los nazis industrializaron la muerte al encontrar la manera de producir asesinatos masivos con gas letal y hornos crematorios? ¿Cuál era el problema a resolver, sería, acaso, la destrucción de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas?

En teoría, no es de extrañar que la cultura occidental dominante jamás disponga de independencia ni pasión por la veracidad de los hechos históricos. En cualquier caso, la política imperialista se transversaliza como una cultura coercitiva: sistematizadora de la opresión in situ. Pero cuando suena la llamada de la guerra, inevitablemente, aparece intermitente en el tiempo, la cultura de exterminio junto a sus cruzados y la arbitrariedad de los principios de clase. Esto comporta, en determinadas circunstancias medidas automáticas y desastrosas para la salud y la historia de los pueblos.

La democracia no fascista debe cumplir con la finalidad de ayudar a resolver los problemas de la sociedad, entendiéndose que jamás ha de ser creadora de complicaciones y contradicciones para los pueblos. Sin embargo en la situación de desestabilización organizada desde los países colonialistas, el sistema educativo ayuda la creación de encubridoras y encubridores de la opresión. Enseñar a leer y escribir sin una visión crítica… origina recursos plenos, que aplican para la domesticación de la muerte y su complicidad.

Demonología militante

La participación de la iglesia en el proceso histórico de dominación nace como oposición al consenso libertario asumido por los pueblos en cada uno de los resúmenes de la historia. Los pueblos siempre se resistieron al modelado maleable y malintencionado de las ideologías de las tablas y la falsa moralidad por ellas expresadas. El comportamiento dominante de las tablas, judía - cristiana por sus condiciones dominantes y la doctrina del control ideológico - político a través de la fe - asaltó la plusvalía de las comunidades que siempre fueron esclavizadas: sea cual fuere la fuente de motivación practicada para esclavizar y destruir la insurrección de los pueblos. Aquí, cada creador sacó partido del esclavismo en una etapa de mundividencia, proclamada como una sólida realidad de inmanencia espirituosa decretada por dios… o gracias a dios según la ideología judía - cristiana.

Entre el clamor general del pueblo constituyente, el hecho de divulgar crímenes, cometidos por quienes ejercitan la demonología militante como método de domesticación de la ideología insurrecta; transversaliza la contradicción de los ejecutores que se organizan para: infiltrar, sabotear, asesinar, esclavizar, estuprar, destruir y concretamente, traficar armas, drogas y seres humanos. No sólo mediante el aspecto visual y auditivo fabricado en el centro de domesticación de la producción cinematográfica mundial, me refiero a hollywood en el contexto del daño ejercido contra los pueblos en el pasado hasta nuestros días.

Con su peculiar sistema carente de principios y lo inverosímil de sus planteamientos dominantes la multitud les cree el planteamiento del fraude y la mentira. Manipulando este momento de ilusiones demonológicas y militantes, el periodismo amarillista y la dieta de sexo, crimen y criminalización de los pueblos libertarios en las redes manipuladas por internautas… sigilan los espectáculos sangrientos del pasado y el presente. Esta actitud de tapadillo, permite el oprobio de los acontecimientos congregados como táctica política del mal menor usufructuado por el imperialismo en el tiempo real de la programación del próximo golpe de Estado planificado en la Patria Grande.

Asimismo alerto que, el rol de apóstol pasivo no nos sirve defensivamente para nada que no sea perecer a la víspera, sangrienta del golpe de Estado avisado en la República Bolivariana de Venezuela. La peor manifestación del achaque pasivo debe ser mirado y reconocido; entendiéndolo… antes de ser activado por la demonología militante. De eso depende como nuestros ojos se organizaran contra la táctica del mal menor que produce la totalización del castigo y la secularización de la democracia fascista.

Qué más estamos buscando o qué queremos encontrar sobre los episodios de ésta combinación del genocida bueno, cuando el Reino Unido, Canadá, Francia, España, Alemania, Turquía, Arabia Saudita o los Estados Unidos de Israel. Se organizan como un cartel, protagonista de la devastación realizada después de aplicada la demonología militante, sobre: Palestina, Afganistán, Irak, Libia, Siria y otras naciones insurrectas.

Fuera de control está la perversa política del mal menor. Esta doctrina, nacida en la Europa que derramó la hiel del fascismo a través del sionismo, el catolicismo liberal y la democracia cristiana. Legalizó el nivel superior de la muerte sólida y brutal, volcada sobre los pueblos insurrectos más menesterosos. Los afanes del mal menor son de lo más diverso y variado. Su función en los acontecimientos que producen la muerte decretada por el mal menor, sintetizan las experiencias negativas de la dominación eclesiástica; concerniente a cómo la iglesia socavó la autonomía de los pueblos durante muchos siglos o como se ha organizado a favor de las representaciones y las oligarquías en contra de los pueblos.

La doctrina política de la iglesia encubierta como tinglado de inquisición e inquisidores, certifica la progresión del bien que tortura e incinera a los supuestos protagonistas del mal que Estados Unidos de Israel, confecciona con odio y rabia. De aquí surge… la complicidad y el sentido de la aplicación de la doctrina del mal menor: salvaguarda de los intereses de la clase dominante. La inclusión de esta afirmación nos brinda la posibilidad de conocer uno de los aspectos básicos de esta doctrina y sus exigencias: el mal menor, cuánto más logre el desarrollo de la intriga más desarrollará la criminalización del proletariado y sus pueblos.

No es sorprendente por ello, que desde el punto de vista meramente informativo tengamos dudas entre nosotros. Si, está claro que, a los Estados Unidos de Israel no le basta con la creación de laboratorios de guerra si no posee el control político de la Patria Grande.

Es para el control de la multitud que ha sido impuesta la iglesia fabricante de orgías confesionales. La iglesia actual con sus excepciones es la misma iglesia, que intervenida por Tomás de Aquino, abandonó su ingente e ingenua doctrina pre - política al hacerse ser cómplice de la crucifixión de Jesús. Los jefes y los fundadores después del asesinato de Jesús asumieron la hoguera como cálculo y la doctrina manipuladora del mal que jamás se confirma desde el punto de vista de la realidad procesal ni del mal ni del sujeto elegido como protagonista malsano, productor de conflictos políticos que necesitan ser ejemplarizados con la muerte.

Esta manufactura fúnebre, mirada de reojo por los sentidos organizadores de Pablo de Tarso, maduró, la práctica y la intromisión política de la iglesia en la realidad cognoscible de los pecados, que alientan la dominación política. Es decir, la confesión de delitos y las confesiones malignas fueron y son obtenidas a través de la tortura convertida en danza crematoria que elimina todas las imperfecciones de la multitud, proclamada a un nivel político con la contratación de mercenarios como rodrigo díaz de vivar o los cruzados: asesinos comercializados como héroes por la agencia de inteligencia y contrainteligencia creada en Hollywood. ¡En una palabra, los cruzados y el cid campeador fueron criminales contratados como armas exterminadoras de pueblos!

Estamos persuadidos de las características ideológicas de la demonología militante y como, fue que la iglesia, tomó el control dinástico de quién se elige como monarca y cómo gobierno democrático, eclesiástico. Establecido para decretar el exterminio político como castigo de los pecados constitucionalizados por la iglesia. Exterminadora de la plebe vulgar, pasiva e incapaz de dirigir movimientos sociales sin la tutoría del dios de las clases dominantes.

El demonólogo y su militancia

¿Por qué no podemos acabar con la barbarie y domesticarla? ¿Qué mal haríamos si le quitamos las caretas a los genocidas históricos? A título de ejemplo, podríamos seguir la retahíla con Tomás de Aquino (Roccaseca, actual Italia, 1224 - Fossanuova, id., 1274), uno de los ideólogos más hollywoodenses de la historia de las agencias de inteligencia; en lo que se refiere a su exaltada concepción de la hoguera inquisidora. Podríamos hablar de este asesino serial siete siglos después de institucionalizada su hoguera, descubriendo lo que nos permite descubrir su intención política al revelarse la acción crematoria y el cadalso durante los años de la revolución iniciada por los pueblos en contra de los terratenientes feudales.

Si, Tomás de Aquino tiene como antecedente su comportamiento crematístico y además, no tenía escrúpulos para torturar e incinerar seres humanos. Imaginémoslo como el financista mayoritario de las empresas, I. G. Farben Krupp y Siemens… cada vez que pensemos en la industrialización de la muerte.

El monopolio I.G. Farbenindustrie AG - conglomerado dominante de dos mil empresas alemanas conformadas sospechosamente de capitales estadounidenses, actuó y actúa como ángel exterminador aunque en realidad era y sigue siendo una industria petrolera que defiende los intereses del sector criminal corporativo impuesto por la cultura occidental dominante.

En el fondo, la hoguera de Tomás de Aquino, tal como la conocemos es el horno crematorio construido en el complejo de exterminio, localizado en la región de Auschwitz - Birkenau, Polonia. Por lo tanto, la hoguera después de muchos siglos de exterminios, se transforma en maternidad y principio consciente evolutivo de la industrialización de la muerte; trasladada a la corola del complejo industrial; situado a unos cuarenta y tres kilómetros al oeste de Cracovia, luego de ser invadida Polonia por el ejército nazi. Esta operación militar, es conocida como "Caso Blanco" (Fall Weiss), episodio y espectáculo preliminar de la Segunda Guerra Mundial en la Europa, vocacionalmente fascista.

La demonología militante, reanimadora de la monarquía, la iglesia y el imperialismo, separa la realidad y su inmanencia de los ritos religiosos sin ningún tipo de prohibición. Privilegiando una minoría materialista que en su esencia… es una dependencia genocida de los ejércitos imperialistas: funge de idiosincrasia de la barbarie, añadida a la dominación que cambia las perspectivas políticas de la vieja autoridad de la iglesia:

  1. Enseña que los seres vivos manan al ser animada la materia inerte por un principio espiritual especulativo.

  2. Legaliza la hoguera como la analogía del derecho que asiste un ángel exterminador de infieles, enemigos del status quo salvaguardado por la iglesia.

  3. Conforma el estallido de la conducta diabólica del gobierno constitutivo de las monarquías democráticas de la época… ayer y hoy.

  4. Invade los procedimientos de los derechos a la vida, acentuando la duda demonológica como procedimiento que hostiga y concluye la reproducción de la tortura y la muerte… culminada como rito eclesiástico; donde el hombre y la mujer deben gritar sufrir y morir en nombre del dios al que se le atribuye el origen sobrenatural de los seres humanos. La iglesia, impotente ante la biología toma los atajos de la hoguera como técnica de corrección de los pecados, que mantienen el régimen ritual e ideológico de la iglesia socia del imperialismo.

… Cabe destacar que la iglesia convierte la maternidad en la totalización del porvenir pasivo; ocultándola, desplazándola y escogiéndola; como revelación antagonista del razonamiento materialista de la vida. Aquí, observamos la manufactura de un guión entregado en amplios relatos que estilizan un ser supremo, adversario de la historia y la evolución de la biología. Contribuyendo al asentamiento del patriarcado de los polvorines de ejecución sumaria.

La autocracia devenida como iglesia, creadora del utillaje mágico, empleará una serie de constantes fantásticas en los decorados y, a la vez, manipulará la ideología religiosa como condición de culto interventor de la concepción materialista de la vida conferida y legada por Jesús y su categoría revolucionaria. Al mismo tiempo, la iglesia administra la vida de Jesús con técnicas apócrifas que lo convierten la médula conversa de dios. Construida para la postración multilateral del fenotipo humano y el dominio de su expresión por la iglesia.

Así para completar un ciclo divino de altísimo contenido espiritual ideologizador… al pudrirse el fango marino y la tierra ser abonada con mierda; surgen las ranas, las serpientes y los peces. Hasta los gusanos que en el infierno torturan a los pecadores, surgen bajo la degradación obscura de un proceso incognoscible. Allí, la vida como manifestación de un principio espiritual supremo e inmaterial… desprende consecuencias de la podredumbre que se reproduce como pecado.

Es así que dios atestiguará como Jesús y las postrimerías del ser humano son convertidas en una fenomenología sobre la cual se constituye la hoguera mecanizada. Este sistema ideológico una vez mecanizada la hoguera vierte los principios de Tomás de Aquino; catequizados como dogmas protectores del hieratismo bizantino de los valores consagrados por la iglesia: toda esta serie de desórdenes impuestos como origen de la vida resultan hechos ilusorios desde el punto de vista de la biología, que sustituida por la ideología de la "razón divina"; desempeña la función de culto premeditado por observaciones falsas e insignes tosquedades.

El libro sacrosanto

Se nos hace evidente, una vez más, la categoría utilitaria de los judíos y los cristianos con las concepciones metafísicas expresadas en la antigüedad y el medioevo. Del mismo modo, la dominación se manifiesta como una secuela ideológica, desplegada sobre una barra imaginaria; enarbolada entre el cielo y la tierra. De esta manera los extremos individuales se atan a la simple superficialidad de las imágenes que cierran el ciclo de las ataduras en seis días en los que dios organizó el mundo de las transiciones. ¿Bruscas… e históricas?

  1. En el seno de la creación observamos la aparición de Adán, concebido de un material inanimado descrito como fango; en las condiciones pasadas, la arquitectura interviene en el decorado de las apariciones repentinas restantes… después le habría dado un alma de aspecto visual afín a la natalidad. Luego, en amplias imágenes sintéticas llama la atención que la mujer se instaurara muy probablemente detrás de una costilla de Adán siempre detrás.

  2. Tercer día, formó las plantas.

  3. Quinto día, creó los peces y las aves.

  4. Sexto día, constituyó las fieras.

La conclusión para bajar el telón determina que los Estados Unidos de Israel es una comunidad de cruzados de influencia, sedimentada y discreta, encubierta y difusa… arma, productora de enfermedades letales que deberían ser extirpadas de la faz de la tierra.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1524 veces.



Candelario Reina


Visite el perfil de Candelario Reina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Candelario Reina

Candelario Reina

Más artículos de este autor