Frenado en el hierro

(Dicho popular) no tenemos alternativas visible, todo está confuso para los que llenos de esperanza eligieron este camino que seguiremos construyendo.
El compromiso a la idea se hizo más grande, ahora que un percance de guerra comunicacional, arrecio y alejó el pensamiento de los afectados, imposibilitando la concreción comunista que se trae desde todos los tiempos y ahora después que se llega a la posibilidad, el camino se hace estrecho, confuso.


Lo que se pensó construir con ideales formados por la constancia ya no es posible, la contaminación alienante socabo bases de principios heredados de la historia, los perfumó y le puso corbata, ahora una inconsistencia llena de vergüenza cubre la esperanza de construir el sueño llamado revolución.


Llegamos al punto donde lo andado empezó a mostrar carencia de articulación y la unidad inconsistencia, contradicciones ideólogicas: la incongruencia desesperada sólo tiene intentos que no cuajan en lo concreto; no reconocemos que el camino se extravió, los esfuerzos por corregir parecen sacados de un sombrero de mago, importado de credulilandia en la IV, los cuadros de compromiso se secan en la esperanza de aportar, se convirtieron en promesas llenas de dudas, que no definen posibilidad de seguir construyendo.  


No podemos salir de un sistema entrampado que no termina de enterrarse; algunos  desconocen lo que tratamos de conseguir, ventilando una cantidad de deformaciones incrustadas en  el pensamiento impuesto que el capitalismo dejó; ahora somos utópicos mirando al cielo, buscando encontrar un camino que perdimos y no sabemos por donde empezar.


Los estragos de la guerra dejaron secuelas profundas, que no se tapar con impresiónes mediáticas; parecemos una generación gastada, que no quiso involucrar a los herederos en la responsabilidad de continuar lo que nosotros no hemos podido; sólo hasta donde llegamos (que es bastante) y ahora no tenemos fuerza, parecemos un dolor despegado de un llanto, que no se sabe que lo produce, esperando un despertar de la historia, para continuar lo que dejamos a la suerte y ahora sabemos que en la próxima que nos toque, lo más importante será abocarnos a la formación con los más aptos y la insistencia revolucionaria a nivel de un pensamiento, capaz de defender lo que dejamos al garete con revolucionarios dudosos (hoy en grandes cantidades presos).


Abusaron, penetraron la fragilidad de un ser, que hizo de la confianza un aval y lo traicionaron, ahora en su ausencia intentan seguir sin saber, que PATRIA O MUERTE, VENCEREMOS Y HASTA LA VICTORIA SIEMPRE.
SIN PATRIA NO QUIERO VIDA.
HAZTE CONCIENCIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1068 veces.



Antonio Machuca

Actor y militante revolucionario

 machucamelo@cantv.net

Visite el perfil de Antonio Machuca para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Antonio Machuca

Antonio Machuca

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a222235.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO