Reflexiones ingenuas: “Zamuros cuidando carne”

Sorpresas te da la vida…Me contó una camarada el chasco que pasó en días reciente (que aunque parece un chiste fue de verdaiiiita). El caso es que la camarada tuvo un problema con el gerente de uno de esos llamados "Abasto Bicentenario", ubicado en el estado Portuguesa debido a la comisión de irregularidades en dicho local. Recibió la recomendación de otra camarada que pusiera la denuncia a la Presidenta de la Abastos Bicentenarios, que ella tomaría cartas en el asunto y le facilitó el número de celular. Mi camarada, haciendo caso a la recomendación de su ingenua amiga, remitió la información a la Presidenta aludida, vía celular personal, suministrando datos de la situación irregular, su nombre y número de C.I., a fin de sustanciar dicho acto.

Pues mi amiga cayó como Condorito al conocer la noticia que la funcionaria en cuestión está detenida por corrupción.

El Kraden, monstruo legendario de mil tentáculos de la mitología nórdica, está presente en toda la estructura del estado capitalista, y no sólo en la V República ni en Venezuela. Ya Bolívar lo dice en El Manifiesto de Cartagena. Recordemos la gestión de Lusinchi, C.A. Pérez, Luis Herrera Campins y otros. Desde Ministros, Viceministros, Directores de Despacho, Gerentes de Fundaciones, Corporaciones, Institutos Autónomos, Empresas del Estado, E.P.S., Comunas, Consejos Comunales, funcionarios medios, de bajo nivel, funcionarios de seguridad ciudadana, hasta trabajadores de rango inferior constituyen los tentáculos, las garras de tan terrible criatura.

Imagínense. Primero sus datos de identificación ya deben ser conocidos por el Gerente del Abasto Bicentenario. Ya no podrá ni acercarse a las puertas del abasto referido, ya no le van a vender conculcando el derecho que tiene todo ciudadano, amén del peligro que representa una denuncia de este tipo al ser conocida por el acusado.

Pasa lo mismo que cuando uno denuncia a la policía acerca de un hurto, robo o asalto. Los primeros que delatan al acusador ante el delincuente son los mismos policías (si es que no son ellos mismos). Después viene la venganza, que muchas veces termina con la muerte de la víctima.

Entiendo que es difícil detectar las cadenas de corrupción. También que es un logro haber ubicado, identificado y detenido esta a la que nos referimos. Pero, ¿Cuántas deben existir a lo largo del aparato del Estado? ¿Cuántas operan impunemente? ¿Quién castiga a los policías corruptos?

Esperemos que los funcionarios señalados les sean impuestas sanciones y penas severas para que no se repitan, en las instituciones en que operaban, actos similares. Al igual que otros en diferentes escenarios

De lo contrario diríamos como dejo Bolívar "He arado en el mar".

Para luego es tarde.

carrodcas@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1108 veces.



Carlos M. Rodríguez C.

Estudió en la UCV. Docente jubilado

 carrodcas@gmail.com

Visite el perfil de Carlos M. Rodríguez C. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a222099.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO