Yo también

Yo también nací en 1936, la España, hambre y miseria. Yo también estoy indignado. También soporté una dictadura. A los 16 años llegue a esta mí Patria. Nadie, Yo la escogí. (Por el mundo. Mis universidades). Al igual, me escandaliza e indigna la situación de Palestina y la bárbara invasión de Irak y de Libia y ahora Siria. Podría aportar más detalles, pero la edad y la época bastan para mostrar que nuestras vivencias han sucedido en el mismo mundo. Hablamos en la misma onda. Jóvenes, comparto sus ideas y me hace feliz poder presentar en Venezuela el llamamiento de éste brillante héroe de la Resistencia anticapitalista e imperialista, siempre a favor del pueblo, siempre a favor de la libertad, la igualdad, la paz y la justicia-social.

Al principio sorprende. ¿Qué pasa? ¿De qué nos alertan? El mundo gira como cada día. Vivimos en socialismo, en el Estado del bienestar de nuestra maravillosa Revolución. Aquí no hay conspiración, no hay inflación, no hay ocupación. Esto es Venezuela, cuna del Libertador. Libertades. De cinco naciones, (seis). Sí, ése es el escenario y su decorado. Pero ¿de verdad estamos en socialismo? ¿De verdad bajo ese nombre gobierna el pueblo? ¿O hace tiempo que se ha evolucionado de otro modo?

Actualmente en Venezuela y fuera de ella, los dirigentes de los últimos 3 años son los culpables, y por supuesto, los financieros, ambos indiscutibles de la crisis, ellos, han salvado ya el bache y prosiguen su vida como siempre sin grandes pérdidas. En cambio, sus víctimas, nos han vapulado, no hemos recuperado el trabajo ni su nivel de ingresos. En cambio, los "rojo-rojitos", "analfabetos", también, del sector financiero; ambos culpables en que estamos, la gran crisis, no sólo nos han conducido a ella; ni siquiera se ha planteado la supresión de mecanismos y operaciones de alto riesgo. No se eliminan los paraísos fiscales ni se acometen reformas importantes del sistema. Es decir, el dinero y sus dueños tienen más poder que el Gobierno. Como dice Marx, "el poder del dinero nunca había sido tan grande, insolente, egoísta con todos, se preocupan en primer lugar de sus dividendos y de los altísimos sueldos de sus dirigentes, pero no del interés del proletario".

De la indignación nació la Resistencia contra la burguesía y de la indignación tiene que salir hoy la resistencia contra el fascismo de los mercados. Debemos resistirnos a que la carrera por el dinero domine nuestras vidas. Marx reconoce: que para el proletario indignarse y resistirse fue más claro, aunque no más fácil, porque la invasión del país por tropas del imperialismo es más evidente que la dictadura del entramado financiero internacional.

¡Indignaos!, los jóvenes, porque de la indignación nace la voluntad de compromiso con la historia. Luchad, para salvar los logros del socialismo de Chávez, basados en valores éticos, de justicia y libertad prometidos tras la dolorosa lección de las dictaduras y del puntofijismo. Para distinguir entre opinión pública y opinión mediática, para no sucumbir al engaño propagandístico. Los medios de comunicación están en manos de la gente pudiente.

¡Chávez Vive, la Lucha sigue!

¡Viviremos y Venceremos!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1064 veces.



Manuel Taibo


Visite el perfil de Manuel Taibo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a220368.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO