Lo que Luis Vicente León cree que pasará en 2016

Leyendo, como de costumbre el blog de EL JOROPO.COM me encontré con un artículo de opinión de Luis Vicente León y reflexionando sobre su lectura, llegué a la conclusión de que nos estamos acostumbrando a dejar que la mentira pase y haga sucumbir a los planteamientos lógicos que puedan aplicarse en la búsqueda de las causas productoras de variadas consecuencias, sin pretender confundir a éstas con la verdad.

Entiéndase que lo aquí propuesto es buscar un razonamiento, lo más objetivo posible. Por ello el artículo periodístico de Luis Vicente León: ¿Qué creo que pasará en 2016? me obligó a hacer este ejercicio polémico del contenido de aquel, que sigue siendo la interpretación interesada de un habitual adivinador del futuro que hábilmente soslaya las leyes republicanas para desarrollar un pretendido análisis científico, avalado por sus "acertadas predicciones electorales" en la historia del Proceso Bolivariano.

La pregunta intencionadamente perversa con que inicia sus galimatías: ¿Puede el chavismo burlarse de la decisión electoral del pueblo el pasado 6D? lleva por finalidad definir como un engaño al proceso de cambios estructurales mantenido por el proceso revolucionario Bolivariano, durante 17 años de luchas y batallas contra fuerzas externas e internas-de la que él forma parte- ignorando una considerable suma de aciertos que redundan en beneficio del buen vivir y la felicidad del pueblo que contrastan con innegables errores en su mayoría magnificados y convertidos en argumentos justificadores de la desestabilización y salida que ellos pretenden.

Seguidamente en el mismo orden de su equivocado razonar y mostrando desconocimiento o haciendo gala de la burla y desprecio que siente por el pueblo y extiende a sus lectores, argumenta jugando con las palabras un acertijo entre lo institucional y lo constitucional para terminar enredado en su urdimbre de conceptos identificando al pueblo con el TSJ. Hay que aclararle a Luis Vicente León que existe una Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, contrato social, por el que nos regimos todos los venezolanos, que su contenido es de estricto cumplimiento por todo el pueblo y especialmente por los cinco Poderes que conforman nuestro Estado; estando al servicio de ese pueblo por encima de las ansias de cualquier grupo del mismo y no olvidando que una minoría que ayer propició la Salida inconstitucional con sus guarimbas y sus guayas, es el mismo que hoy sueña con un cambio de gobierno a través de un golpe parlamentario.

Continúa Luis Vicente León, respondiendo a la pregunta: ¿La táctica del PSUV los ayudará en términos de popularidad? Y así como ayer Enrique Capriles se mimetizaba con el discurso chavista, Luis Vicente León, hoy nos acusa de lo que siempre la oposición ha tratado de hacer: bloquear las decisiones del pueblo y en sus obcecados razonamientos ignora nuevamente la conciencia lograda por un gran colectivo nacional y su capacidad de rectificar cualquier error cometido. Llama la atención y revela sus intenciones y actuaciones, la importancia que le acredita a la observación de la comunidad internacional, ante la desfachatez pronosticada de nuestra actuación, según él, bloqueadora de las decisiones populares. Habrá que recordarle a Luis Vicente León que quienes han ejercido el desconocimiento del otro, siempre siendo minoría, son los que conforman esa entelequia llamada MUD, antes Coordinadora Democrática y que nuestra realidad como fuerza nacional sigue siendo la misma.

Para continuar con la burla al pueblo inquiere: ¿El pueblo que votó por MUD va a aceptar pasivamente la burla al 6D? Preconizando que la aplicación de la Constitución y las Leyes es una burla al Pueblo, se identifica con la salida al justificar que quien votó por los diputados a la Asamblea ( que al fin y al cabo no votaron por el total de la misma sino por máximo 4 diputados. Cada elector votó por un muy pequeño número de diputados y en el caso de la MUD aparte de que no estaba votando por ninguno de los partidos que se unieron bajo estas siglas, no conocían quienes eran sus representantes. Y si analizamos la representación de los partidos políticos por los diputados electos, la mayor minoría es del PSUV) lo hizo tácitamente para acabar con el gobierno y lo que considera una burla es no poder hacerlo a través de la Asamblea. Aquí vale aclarar que los burlados son los que creyeron en la mentira de que teniendo la mayoría en la Asamblea Maduro tendría que irse.

Ya en las postrimerías de su brillante artículo coloca en tiempo pasado: ¿La revolución se le olvidó "gobernar" sin uno de los poderes? Y compara a ambas fuerzas: gobierno y oposición en el momento actual, definiéndolo como un proceso de aprendizaje que requiere tiempo, esfuerzo e inteligencia, sin darse cuenta que de ser así el gobierno ha sido ejercitado en ello, precisamente enfrentando el odio, la violencia y la obstrucción practicada por la oposición en estos años de pretendido cambio por ambos. El gobierno tratando de cambiar hacia el socialismo y la oposición tratando de volver atrás. Se pregunta uno ¿Cómo olvidar algo que no ha existido? cómo lo plantea en su pregunta, dando por cierto un hecho que está por comenzar y para el cual, el gobierno se ha preparado en el combate democrático diario contra una oposición caracterizada por la violencia y el odio no entrenada para asumir su nueva responsabilidad

Culmina su artículo Luis Vicente León, remitiéndonos a un artículo suyo anterior, donde define escenarios planteados de luchas, enfrentamientos y negociación, este último término muy empleado por las mentes capitalistas para desvirtuar diálogos y entendimientos, a los que ellos siempre se han rehusado, para rematar con esta lapidaria y auto-acusadora sentencia: "Lamentablemente parece que los países sólo negocian cuando han agotado todas las estupideces previas"

Aflora aquí una estupidez posterior, traicionera y subconsciente, cambiando a los protagonistas enfrentados: gobierno y oposición en Venezuela, para irse al plano internacional, enfrentando a nuestra Patria con alguna de las formas mutantes de nuestros enemigos externos, que al fin y al cabo no son otra cosa que la representación del Imperialismo.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8030 veces.



Miguel Gerónimo Osío Sandoval


Visite el perfil de Miguel Gerónimo Osío Sandoval para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Gerónimo Osío Sandoval

Miguel Gerónimo Osío Sandoval

Más artículos de este autor


Notas relacionadas

Revise artículos similares en la sección:
Actualidad


Revise artículos similares en la sección:
Oposición


Revise artículos similares en la sección:
Poder Popular