Presidente, ni operación Koala ni votos nulos ni golpe electoral

Respetuosamente hacemos un llamado a la dirigencia revolucionaria a no hablar más de la "Operación Koala", ni golpe electoral, ni lanzar más denuncias por supuestos votos nulos que tanto daño le hacen al CNE (y favorecen a la oposición que tanto calumnió al sistema electoral venezolano).

Se le puede llamar guerra económica o como sea, pero el resultado es el mismo: el gobierno seguirá perdiendo elecciones a menos que resuelva la mala situación económica de escasez, inflación, etc. Urgente es interpretar lo que pasó en las elecciones de 2015: el pueblo pide resultados y ya no se conforma con símbolos ni promesas.

Dos discursos se enfrentaron en las elecciones legislativas de 2015, por un lado el del gobierno de Maduro denunciando la "Guerra Económica"; por el otro el de la oposición apoyada por EEUU planteando el "fracaso económico del socialismo".

Los actuales problemas económicos del país le hacen fuerte daño electoral al gobierno de Maduro y favorecen a la oposición, eso lo expresa claramente el resultado electoral de 2015 y de allí el peligro latente de que resultados semejantes sucedan en el futuro cercano si no se aplican rectificaciones o un "golpe de timón".

Los resultados electorales obligan al gobierno a trabajar para resolver la crisis económica que padece Venezuela, independientemente de la identidad o clase social de los promotores de esta mala situación o que la misma pueda recibir el nombre de "Guerra Económica" impulsada por la burguesía nacional, la oposición venezolana y/o el Imperialismo de EEUU.

Por encima de todo está el reclamo de millones de venezolanos, chavistas y no chavistas, exigiendo soluciones prácticas e impostergables ante la falta de alimentos, medicamentos y otros productos vitales.

Horas antes del evento electoral conversamos con el intelectual venezolano y periodista de televisión nacional, Manuel Felipe Sierra, un personaje de voz crítica quien no vaciló en afirmar que el triunfo sería del "voto castigo" contra el gobierno debido a la negativa situación económica. También nos habló de la observación internacional como mecanismo de presión contra el país. Ver video:

https://www.youtube.com/embed/sdaCyULWDJc

Pocos días antes de las elecciones legislativas del 6 de diciembre de 2015, desde la televisión de Venezuela analizamos el panorama electoral y sus probables consecuencias, sobre todo como estudiosos del Derecho Constitucional. Dijimos que la probable victoria de la oposición podía generar un "Guerra Constitucional", lo que significaba un enfrentamiento del Poder Legislativo o Asamblea Nacional en manos de la oposición en contra del Poder Ejecutivo encabezado por el Presidente Nicolás Maduro. Ver video:

https://www.youtube.com/embed/gDTLk4SbD3I

Ahora que la victoria opositora se ha confirmado, ratificamos con preocupación que en 2016 están abiertos los escenarios de consulta electoral y ello pudiera desencadenar cambios radicales en el poder político.

Por ejemplo, un referéndum revocatorio contra el Presidente o el llamado a una Asamblea Constituyente, esta última puede ser convocada por dos tercios de los diputados del parlamento que ahora pertenecen a la oposición.

La viabilidad de estos escenarios dependerá de los niveles de apoyo popular que tenga cada bloque político en 2016 y más allá, pero como explicaremos más adelante, la cuestión económica será decisiva.

En efecto, mientras que los partidarios de la oposición se presentaron con niveles de participación tradicional durante los últimos años, los chavistas o socialistas venezolanos estuvimos por debajo de nuestro promedio de votantes en comparación a las elecciones presidenciales de 2012 donde Hugo Chávez resultó triunfante con amplia ventaja.

En 2015, la oposición logró 7.707.422 votos mientras que el gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) apenas alcanzó 5.599.025 votos. Lo anterior se traduce en una ventaja mayor a los dos millones de votos y le dio no sólo el triunfo electoral a la oposición en la Asamblea Nacional sino adicionalmente una mayoría calificada de 112 diputados contra 55 socialistas.

Más bien unamos esfuerzos, pueblo y gobierno, en función de ejercitar la autocrítica revolucionaria y la rectificación oportuna, sobremanera articular una mayor unidad entre militantes socialistas y promover un socialismo eficiente en lo económico con capacidad para generar bienes y servicios que logren abastecer al pueblo venezolano.

Como chavistas proponemos dialogar para reforzar la política de alianzas, fomentar más democracia interna, más dirección colectiva, más espacios para el debate, mayor combate contra el burocratismo y la corrupción. La meta es recuperar el apoyo político y electoral de los millones de simpatizantes del Chavismo que no votaron este año.

Los más optimistas esperamos que 2016 sea el año en que el Gobierno revolucionario ejecute lo que el recordado Presidente Hugo Chávez llamó las "Tres R", es decir: revisión, rectificación y reimpulso en Venezuela.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 8264 veces.



Jesús Silva R.

Doctor en Derecho Constitucional. Abogado penalista. Escritor marxista. Profesor de estudios políticos e internacionales en UCV. http://jesusmanuelsilva.blogspot.com

 jesussilva2001@gmail.com      @Jesus_Silva_R

Visite el perfil de Jesús Silva R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: