De la crisis económica a la crisis política

DE LA CRISIS ECONÓMICA A LA CRISIS POLÍTICA puede haber tanta distancia como los factores de poder, los partidos políticos y los poderes fácticos lo deseen, eso dependerá de la agenda de cada sector, habida cuenta que debo insistir que en la actualidad vivimos una severa crisis económica en Venezuela con un futuro inmediato de pronóstico terrible. El fantasma de la deuda nos acecha, el esmirriado ingreso de divisas no da para repotenciar el aparato productivo; el campo venezolano quedó desolado; cientos de empresas quebradas, amén de las que laboran a un cuarto de máquina o enviaron a los trabajadores a sus casas. De la cultura del trabajo creador y productivo pasamos a la cultura de la ilegalidad intensificando los desajustes económicos. En estas condiciones enfrentamos el desafío electoral donde ni gobierno ni oposición tocaron el tema económico, ambos le temían. En suma, estamos inmersos en una terrible crisis económica con tendencia a ser más devastadora que un huracán y que terminará de explotar en 2016! No así sucede en lo político, en Venezuela no estamos en medio de una crisis política, ya que venimos de un proceso electoral donde todos los poderes funcionaron sin trauma alguno. Muy a pesar de la oposición el CNE dio una clara demostración de transparencia la cual fue reconocida de inmediato por el Presidente de la República y avalada por TODOS los partidos políticos, en consecuencia, no podemos hablar de crisis política! Lo importante de rescatar acá es que tenemos que evitar caer en el remolino de la crisis política donde algunos factores con agendas ocultas no quisieran llevar. Factores internacionales vinculados a la extrema derecha quieren agudizar las contradicciones para lograr la caída abrupta del gobierno, pero, si el gobierno no da señales claras para salir del atolladero y sigue empeñado en que todo es culpa de la bendita guerra económica, también nos llevará a la crisis política sencillamente porque no entendió el mensaje del pueblo. Y si los partidos de oposición quienes usufructúan un poder prestado que les dio el pueblo y no lo saben administrar no les quepa la menor duda que ese mismo pueblo se encargará de solicitarles la devolución del préstamo. En consecuencia tanto gobierno como oposición están obligados a obedecer las órdenes impartidas por el soberano, el gobierno debe dejar la soberbia, abrir las compuertas para que se revisen delitos de corrupción, instruir al Banco Central de Venezuela para que nos de la información del comportamiento económico, inflación, desabastecimiento, etc. De igual manera esperamos con ansiedad el nombramiento del nuevo gabinete que de ser más de lo mismo, de enroques, de rostros derrotados por su pésimo desempeño; de seguir con su lenguaje de guerra, sencillamente nos llevará a la crisis política. La oposición debe también obedecer al pueblo quien no desea guarimbas, desestabilización ni trompadas mediáticas, este pueblo quiere PAZ, ESTABILIDAD ECONÓMICA Y DARLE SENTIDO ÉTICO A LA VIDA. Si el gobierno no lo logra tendrá que preparar sus maletas. Si la oposición provoca la crisis política tendrá que atenerse a las consecuencias. Necesitamos nuevos liderazgos con las manos limpias y conciencia de PATRIA!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1048 veces.



Ezequiel Aranguren


Visite el perfil de Ezequiel Aranguren para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Ezequiel Aranguren

Ezequiel Aranguren

Más artículos de este autor