Del por qué los habladores de paja no somos tan queridos

Poner en tela de juicio las estrategias políticas de un líder, o al menos a quienes consideramos líder, y con nuestras acciones desvirtuemos los argumentos expresados y esgrimidos para justificar las acciones de dichas estrategias, más que inconsciencia, nuestro pueblo lo ha denominado y catalogado de “¡TRAICION!”, y significa algo muy lógico el que actitudes críticas, ante ciertas y determinadas circunstancias, sean consideradas por los seguidores y simpatizantes de ese líder o lideresa, considere traidor, oportunistas y/o arribistas a quienes emiten opiniones en contrario de las directrices de esos líderes o lideresas, y eso se puede entender porque se explica por sí solo; máxime, si cuando quien critica y contradice las estrategias y argumentos de un líder o lideresa, es un total y absoluto mequetrefe que solo sabe emitir opiniones, sin lógica científica y sin asideros de investigación seria del asunto que se critica; tal es el caso de quien suscribe, es decir, de: “El Negro Chua”…

…Hay un dicho por ahí, que dicen los entendidos y entendidas, que es un pasaje bíblico, cuando se expresa ¡Dizque! Que: “quien esté libre de pecados que lance la primera piedra”, y tal vez por esa conseja bíblica, hay quienes nos creamos con el don, autoridad y permiso amplio y suficiente, para emitir nuestras opiniones, sin más restricciones que las que establecen las normativas legales vigentes del país, o lo que es lo mismos, Las leyes de la Republica Bolivariana de Venezuela. De ahí, que muchos camaradas y compatriotas de nuestras mismas tendencias revolucionarias y CHAVISTAS, se consideren los “revolucionometros”, que determinen Quiénes puedan opinar bien y quienes no, en contra o a favor, porque los revolucionometros, “socialistologos” y los “chavistologos” nos creemos con la suficiente autoridad de cercenarles en derecho a los demás ciudadanos de emitir opiniones en relación al Proceso Político de Cambios Profundos, que por más de veinte (20) años hemos venido defendiéndolo y echándole bolas, entere todos y todas, antes con nuestro comandante en jefe HUGO RAFAEL CHAVEZ FRIAS y ahora con nuestro hermano, camarada y amigo NICOLAS MADURO MOROS, y que, cuando pensamos, sospechamos y creemos que nuestro gobierno revolucionario y CHAVISTA está en peligro, nos manifestamos tan solo para dar un llamado de ALERTA TEMPRANA, para que se corrijan las cosas que consideramos se deben corregir, y eso no significa “¡TRAICION!”, eso, a pesar de los dogmatismos, los fanatismos y los pragmatismos, es CONSCIENCIA de un PUEBLO CHAVISTA, que no está dispuesto a perder todo lo que hasta ahora hemos podido conquistar, a pesar de los entuertos que nos encontremos en los caminos de esta revoluciona CHAVISTA y Bolivariana…

Por decir mis realidades, no se nos debe condenar y catalogarnos de enemigos y enemigas de nuestra REVOLUCIÓN, porque dentro de ella hay quienes nos combatieron cuando la estábamos defendiendo los días aciagos del mes de Abril de 2002, y hoy están comiendo en silencio de lo que antes COMBATIERON, entonces que nadie nos llame traidor, porque digamos nuestras realidades…¿Hablador de paja yo? ¡No me jodas! Pues.


“El Negro Chua”


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1401 veces.



Jesús Chua Espinoza


Visite el perfil de Jesús Chua Espinoza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: