El irrespecto a la familia presidencial es irrespeto a la familia venezolana

Los medios internacionales privados de nuevo arremeten con la mentira y la calumnia, buscando hacer un show político para dañar la dignidad presidencial, pero no solo eso, ahora aparte de haberlo hecho contra la Presidenta del Consejo Nacional Electoral, Tbisay Lucena en una actitud misógina, le toca el turno a la familia presidencial, Maduro-Flores, involucrándolos de manera irresponsable en presuntos delitos de contrabando de drogas, haciendo uso de ciertos nexos de parentesco de presunto traficantes de drogas en el caso de dos venezolanos detenidos por la DEA en Haití tras viajar en avión presuntamente involucrado en narcotráfico.

Un profundo desprecio hacia la familia venezolana deja entrever los medios privados, ellos adversan al Presidente Nicolás Maduro, y valiéndose de ello, difunden mentiras en plena campaña electoral, para inhibir o dañar no solo la familia presidencial, sino también la candidatura política de la ciudadana Cilia Flores haciendo uso de medios privados internacionales trataron de enlodar el honor y la reputación de los ciudadanos Cilia Flores y Nicolás Maduro, involucrando unos presuntos sobrinos de la esposa de presidente Nicolás Maduro, sin embargo, se trataba de Jorge y José Castillo que protagonizaron una pelea callejera en la ciudad de Filadelfia.

La trama no tiene nombre, es incalificable el crimen, la monstruosidad como se desenvuelven los medios privados, prostituyéndose con la mentiras y la calumnias que denigran la mujer venezolana representada por la primera dama de la República, la primera combatiente de las mujeres venezolana, además de expresar una profunda afrenta al jefe de Estado, Nicolás Maduro, primero por su esposa, segundo por la investidura presidencial que representa generando elementos que habla de por si, de la conducta de estos medios capitalistas de la información.

Estos gestos de manipulación comunicacional de las empresas capitalistas de la información expresan un sentimiento anti venezolano, antinacional, de visiones contra la familia y la sociedad venezolana, contra la ciudadanía, y contra toda Venezuela, así pues la oposición internacional una vez más arremete contra la revolución bolivariana, contra la gestión chavista de Nicolás Maduro que es el fin como el mismo es la de aquel general norteamericano, Kelly que decía que no deja pasar 40 segundo al día sin pensar en Venezuela para agredirla.

Tales son las conductas imperiales, no se detienen en odio, en violencia, en agresiones, sea quien sea, pretendiendo imponer su hegemonía continental, aún dándole el beneficio de la duda, si además fuera cierto, nadie puede ser responsable de las acciones ajenas, de la conducta de otros, solo el Presidente y su esposa, la familia presidencial son responsables de sus propios actos, y cualquier familiar que cometa una falta no es responsabilidad de ellos, de manera que cae por su propio peso, el señalamiento de la oposición imperial.

Lo que busca el imperialismo norteamericano es debilitar el chavismo de Maduro, reforzar sus ataques contra el gobierno, debilitar su imagen, hacerse del poder mediático para destruir la dignidad presidencial, expresando irrespeto por la familia venezolana, esto significa, atacar la autoestima del venezolan@, vale decir, agredir una vez más la Patria de Bolívar impunemente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1838 veces.



Alexander Kórdan Acosta R.

Economista. Magíster en Gerencia de Servicios Administrativos. Doctor en Ciencias Estratégicas para el Desarrollo. Profesor de la Universidad Bolivariana de Venezuela (UBV). Instructor de Cooperativismo Comunitario.

 kordankovki@gmail.com

Visite el perfil de Alexander Kórdan Acosta R. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a217345.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO