Soy miliciano

Muy a pesar de lo que alguien pueda opinar, puedo afirmar con absoluta autoridad y firmeza "Soy miliciano". Lo cual es según mi punto de vista, símbolo de entrega al servicio voluntario de la patria. Un compromiso que va más allá de garantizar la seguridad y defensa integral de la nación. Es, el haber despertado al largo letargo que por tantos años vivió el pueblo venezolano, es el sentirse identificado y comprometido con compartir la responsabilidad de llevar más allá de donde jamás llegamos el pensamiento y conciencia libertaria que nos conduzca a paso veloz hacia un nuevo horizonte, un nuevo pensamiento, un nuevo nivel de conciencia colmado de unidad, libertad y participación colectiva, es poder portar con orgullo una investidura que denota amor, dedicación y entrega voluntaria al servicio del pueblo venezolano y de la patria.

Ese "Por ahora", dio un soplo de vida, el despertar del inconsciente a una nueva forma de vida Consciente. Nací como Miliciano en el Área de Defensa Integral de Altos Mirandinos, siendo más específico en la escuela de formación para la defensa integral Núcleo de la región central con base en el Fuerte Guaicaipuro.

Allí, Bajo la dirección de mi Gnrl. Carrero Mora y un excelente equipo de oficiales y profesionales que dispusieron de su tiempo y conocimiento para lograr ese objetivo como lo es el de incluir a la parte de esa población civil identificada con el proceso a prepararse e incorporarse de manera voluntaria a la defensa integral de la nación. No puedo terminar estas líneas sin mencionar algunos de estos gigantes, hombres y mujeres que convivieron con nosotros en cada periodo de campo durante el tiempo que duro el periodo de instrucción. Mi Hoy Cap. García Estrada, mi Tte. Laura Padrón, paramédico del batallón, mi Tte. Sanguino al frente del equipo de instructores, Ttes. Martínez Coa, Velarde, entre otros; mis sgtos. Aristimuño, Piñero, Piñango, Arévalo, Malavé, Meyado, Vargas, Varón, Pacheco, Castillo, Urbina y por su puesto Mi Sgto. Sola entre otros. Su inspiración. El llamado del líder de la Revolución Bolivariana, Hugo Chávez, para la formación de la Milicia como instancia de organización que agrupa a un conjunto de cuerpos combatientes conformados por el pueblo para la defensa del propio pueblo en caso de un evento adverso. A través de su guía e instrucción aprendí el significado de "Milicia" e incorporarme a esa nueva forma de vida.

Aprendí que "Pueblo, patria y Venezuela son una sola cosa, que es el compromiso ineludible de un venezolano, de un patriota y que define al miliciano como un servidor de Nación".

Es en la Milicia la escuela donde no sólo llegamos a conocer nuestro entorno inmediato sino que es la escuela que nos nutre de nuevos aprendizajes que logran cimentar y consolidar el pensamiento revolucionario.

Nos enseña a conocer y querer nuestro ámbito territorial y retira las gríngolas abriendo la visión, ahora creyendo y teniendo un amplio sentido de pertenencia para coadyuvar al pueblo organizado desde su territorio local.

A Guaicaipuro, inicialmente llegue como un simoncito a cumplir mi primera etapa y salí como un miliciano.

Como miliciano combatiente fui con mis compañeros juramentado y reconocido como un patriota preparado y entrenado para defender, de ser necesario, la soberanía del país.

En esta primera fase, aprendí sobre sanidad militar (primeros auxilios), táctica individual, manejo y mantenimiento del armamento, ingeniería militar e ideología bolivariana. Pero no todo concluyo allí, regresamos una y otra vez continuamos con la instrucción especializada lo que nos permitió adentrarnos en una serie de cursos de especialización que nos permitió conocer nuevas materias y afianzar anteriores conocimientos.

De mi puedo afirmar que visto con orgullo el uniforme patriota y/o el uniforme beige al momento de cumplirte cualquiera de las tres situaciones requeridos por las leyes y reglamentos. Me siento orgulloso de haber formado parte del equipo de instructores en mi agrupamiento, pues considero que es mi deber ciudadano y que la educación permanente es fundamental para mantener a un pueblo libre de la ignorancia y consciente de la importancia de la soberanía del territorio.

Compatriotas participantes activos del proceso que desde el cielo encabeza nuestro eterno Comandante, milicianos, profesionales y oficiales egresados de esta y cualquier otra escuela de formación para la defensa integral de la nación. No olvidemos que el artículo 326 de la Constitución plantea que la seguridad de la nación está fundamentada "en la corresponsabilidad del Estado venezolano y la sociedad civil", para cumplir con los principios de independencia, democracia, igualdad y paz.

Quiero cerrar estas líneas nuevamente agradeciendo a ese equipo de oficiales y profesionales que dispusieron de su tiempo y conocimiento para lograr ese objetivo como lo es el de incluir a la parte de esa población civil identificada con el proceso a prepararse e incorporarse de manera voluntaria a la defensa integral de la nación. Soy miliciano, Lo cual es según mi punto de vista, es símbolo de entrega al servicio voluntario de la patria.

fmmrmoran@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1439 veces.



Aristides Muñoz L.

Sargento Segundo. Comandante del Frente de Milicia Misión Ribas Morán

 fmmrmoran@gmail.com

Visite el perfil de Aristides Muñoz L. para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Aristides Muñoz L.

Aristides Muñoz L.

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a216435.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO