Maryclen Stelling, Clodovaldo Hernández y los Oídos del proceso

Sigo con mucho interés a ciertos periodistas analistas que tienen la trascendente responsabilidad de contribuir a ofrecernos información que nos permitan a los ciudadanos y ciudadanas de este país, tener los insumos básicos para irnos formando nuestra opinión sobre las situaciones que vive el país. Una parte de ellos y ellas, se limita a intentar convertir una propaganda en opinión.

Hay excepciones, tanto en los que mantienen sus lazos afectivos con el proceso, como los que tienen coranzoncitos del lado de la oposición. No estoy muy seguro, si Maryclen Stelling sea una analista con un coranzoncito rojo rojito. Pienso en ese coranzoncito rojito, más por lo que me comentan amigos y amigas, que por lo que deduzco de sus análisis. Claro entiendo que alguna inclinación tendrá hacia lo rojo, pero sabe, y es lo que quiero valorar en esta nota, su responsabilidad de colocarse como analista, cuando trata la situación política venezolana para darnos sus visiones de los acontecimientos.

Recientemente, Maryclen Stelling estuvo en el programa de José Vicente Hoy, que como ya he dicho en otras oportunidades, dejé de ser un asiduo usuario porque me recicla sólo unas pocas voces dentro del proceso, que siempre están conectadas con el gobierno y hay otras muchas voces que dentro del proceso, tienen muchas cosas que decirnos y están como censuradas. Ese discurso y esas voces se me hacen muy monótonas. Una especie de soliloquio.

Leí luego, que en esta ocasión; Maryclen Stelling se refirió a varias cosas, pero deseo destacar dos. Una de ellas, la refirió a la estrategia del miedo que desde hace ya más de 16 años; los líderes de la MUD vienen sosteniendo como su única propuesta política. Si hacemos memoria, esto comenzó en tiempos de la coordinadora democrática cuando se corrió una versión inventada por los "estrategas" de la coordinadora, según la cual, Chávez colocaría las cabezas de los líderes de Acción Democrática en una gran paila para freírlos.

Maryclean Stelling suele ver (así lo entiendo) para ambos lados y tiene la posibilidad y la Independencia como docente y analista política, de colocarnos entre esas dos agua. No son muy buenas las comparaciones, pero a veces uno lee a destacadas investigadoras y analistas que tienen sus corazón hacia la derecha o que se lo colocaron en el lado derecho y se lamentan de no poder leerle algo, que nos diga que esa nota u opinión viene de una destacada académica. Y que nos ayuda entender, aún desde su perspectivas la situación.

Creo entonces, que Maryclen Stelling es desde hace rato una especie de semáforo que nos va permitiendo hacer lecturas y ello nos permite saber colocar luego, el lugar de la señal. Si está en verde o amarillo. Dijo Maryclen Stelling en ese programa, que el PSUV o el gobierno tenían que afinar muy bien su política comunicacional. No lo dijo exactamente en estos términos, pero con ello entendí, que esto ha sido un lado muy flaco de la dirección política del proceso. Lo más grave aquí, no es la debilidad de esa política, sino que la han tratado de solventar" llenándonos de cosas y espacios en los medios. No por hablar más y por tener muchas más publicidad, se asegura una buena política comunicacional.

Otra pieza clave en este proceso de generar opinión pública con talento, creatividad y humor del fino, recae en la figura del periodista Clodovaldo Hernández. Claro, a diferencia de Maryclean Stelling; Clodovaldo Hernández cuenta con un calificado equipo de asesores y asesoras, que van permitiéndole con talento y fino humor, describir el comportamiento de los representantes básicos de la oposición, pero también sabe juzgar críticamente el desempeño de los que se encuentran del lado del gobierno.

Seguía con frecuencia a Clodovaldo Hernández por un diario de circulación nacional y veía que lo colocaban tradicionalmente los domingo, luego lo pasaron para los sábados y después nuevamente para el domingo. Noté hace más de un mes, que los artículos de Clodovaldo se esfumaron de ese medio y no creo que esto haya sido por un agotamiento, porque Clodovaldo Hernández tiene cara de carajito viejo, pero cara de carajito. No he sabido si Clodovaldo se cansó o el diario donde escribía decidió censurarlo.

Maryclean Stelling y Clodovaldo Hernández, que no se ahorita si pasó a retiro, son dos referencias de lecturas obligadas que deberíamos tener dentro de nuestras preferencias. No son las únicas, pero tienen esa opción de colocarnos mejor frente a una realidad que regularmente se nos presenta como blanca o negra y a veces o la mayoría de las veces tienen otros matices.

En nuestro caso, si las voces con más autonomía y juicios criticos crecieran dentro del proceso, tal vez sería más facil destapar oídos.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1711 veces.



Evaristo Marcano Marín


Visite el perfil de Evaristo Marcano Marín para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Evaristo Marcano Marín

Evaristo Marcano Marín

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a216302.htmlCd0NV CAC = Y co = US