El Gobierno Nacional sigue empeñado en hacerlo mal

No se avizora una pizca de interés en corregir los errores y desaciertos, al parecer transitamos 56 años de gobiernos adecos-copeyanos al no haber diferencias con el PSUV. Los sueños e ilusiones del pueblo por un mejor bienestar social y calidad de vida sigue siendo una utopía. Leonardo Boff nos advierte que "Una sociedad no vive sin utopías, es decir, sin un sueño de dignidad, de respeto a la vida y de convivencia pacífica entre las personas y los pueblos". Pero en Venezuela los gobernantes nos han negado nuestras ilusiones y sueños.

Hace pocos dias el gobierno nacional continua con la competencia de Salario Mínimo Nacional contra la Inflación y alto costo de la vida; lucha que tiene perdida el pueblo venezolano ante la política económica errada que mantiene el gobierno. El salario mínimo nacional fue llevado a 9.648,16 bolivares, anterior era de 7.421,66 bolivares mensuales, el aumento del salario mínimo nacional diario a partir del 1 de noviembre es de 74,22 bolivares, es decir no alcanza para un café, ni para una empanada y seguramente los precios de los alimentos, medicinas y los bienes necesario para la subsistencia aumentaran de precios. Al no existir control de ningún organismos del Estado. La Superintendencia para la Defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) no actúa o no existe.

Se gobierna al estilo puntofijista, no tomando en cuenta al pueblo, a sus espalda, aunque se diga y se cacaree lo de los gobiernos de calle y de la eficiencia o nada. No aceptan la crítica ni el debate, son excluyentes y sectarios. Sus dirigentes se burlan de este pueblo leal y digno, que está afrontando una de sus peores crisis económica, social, política y ética. Con todas sus vicisitudes lo que recibe es burlas de sus dirigentes, por ejemplo el gobernador de Bolívar, Rangel Gómez con su expresión: "Tengamos mucho cuidado, que nos quiten lo que les dé la gana, nosotros somos capaces de comer palo o tirar en vez de dos huevos, dos piedras y nos comeremos las piedras fritas, pero a nosotros no nos doblega nada ni nadie"

http://www.correodelcaroni.com/index.php/politica/item/37599-rangel-gomez-pide-al-pueblo-no-caer-en-la-tentacion-de-molestarse-ante-la-escasez

La otra frase sarcástica y de burlas de la utility Jacqueline Farías, en un acto proselitista y electorero, en un operativo de venta de alimentos que es el primero que hace en ese sector en 16 años de gobierno expreso:

https://www.youtube.com/watch?v=IkbCH6VjeZI

En tiempos electorales se destaca la demagogia y el engaño contra el pueblo venezolano, en estos momentos electorales, surgen las artimañas orales como: "Ministro Osorio destacó que mercados comunales le aseguran a los venezolanos el acceso a los productos". http://noticiero.venevision.net/economia/2015/octubre/17/138692=ministro-osorio-destaco-que-mercados-comunales-le-aseguran-a-los-venezolanos-el-acceso-a-los-productos

Otra salida muy indigna e irónica las pronunciada por Elías Jaua, cuando dijo la tarde de este martes 13 de octubre que no sabe si podría vivir con salario mínimo mensual, que es de unos 7.422 bolívares (Bs). En una entrevista en el programa Vladimir a la 1, transmitido por Globovisión, Jaua respondió con un "no sé" a la pregunta -enviada por un televidente a través de Twitter- de si su persona podría vivir con dicho ingreso. Señor Elías Jaua, "nadie puede vivir con el salario mínimo nacional, no alcanza ni para comprar el alimento de una semana en un hogar venezolano".

Claro estas declaraciones son para tratar de continuar mintiendo y engañando al pueblo venezolano, piensan ellos que el pueblo no está en conocimiento de la responsabilidad del gobierno nacional en la crisis económica y la escasez, el desabastecimiento y la especulación galopante en todo el territorio nacional. Que han inventado decenas de guerras para achacarles a otros su corrupción, inoperancia, deficiencia, desidia e irresponsabilidad, cuando sabemos que muchos revolucionarios del gobierno juegan a cuadro cerrado con dirigentes de la oposición en materia de socios en la corrupción desatada.

El engaño de la regulación de precios de productos de primera necesidad, productos que no existen en ningún mercado, bodega o supermercados, porque lo venden los bachaqueros, muy de moda en estos tiempos de sacrificio del soberano, en los pueblos y ciudades es muy común ver en los barrios con bodegas propiedades de guardias nacionales, vendiendo con sobreprecios. Los alimentos de primera necesidad que sustraen de los alimentos importados para el pueblo, que lo han convertido en un gran negocio desde los ministerios que tienen que ver con la alimentación y las importaciones, busquen, revisen y registren en CENCOEX. El Martirio para conseguir medicinas y repuestos para vehículos no hay baterías, ni cauchos ni autopartes para los vehículos particulares, de cargas y pasajeros, las flotas están paralizadas, los terminales privados cerrando y los terminales que controla el estado a través de las Alcaldías especulando con el precio del pasaje, pero el gobierno no les interesa resolver los problemas del pueblo, su consigna al parecer es "el último que apague la luz y baje la Santamaría".

SUNDDE no funciona, no fiscaliza ni sanciona, los equipos electrodomésticos lo que se encuentran con precios exagerados, la mayoría de los negocios no hay nada. Entonces este organismos quedo para esporádicos operativos de control, seguramente en el mes electoral de noviembre actúa y genera otros Dakazos para beneficiar algunos negocios de gente ligadas al gobierno, vivimos de las vagabunderías y la corrupción. Vemos como el gobierno nacional se ufana por la recaudación del SENIAT, La recaudación del impuesto al valor agregado aumentó en términos nominales 140%. Esta alza es producto de la aceleración de los precios de bienes y servicios, se debe al alza de la inflación y los precios especulativos en el mercado que paga el pueblo venezolano, es decir, nosotros mismos pagamos el pírrico aumento salarial de 74 bolivares diarios decretado desde el 1 de noviembre.

No hay ninguna señal que nos indique que se van hacer correcciones, para el alto gobierno vivimos en Alicia en el país de las maravillas, todo es culpa de las guerras cibernéticas, biológica, bacteriológica, mediáticas, psicológica, tecnológica, nanotecnológica, médica y las más importante la guerra económica, que ya no es guerra ahora nos quieren meter en un bloqueo económico. La única guerra que está en pleno desarrollo es la guerra del hampa contra los cuerpos policiales y el pueblo venezolano. Esa la estamos perdiendo también, pero creo que la podemos ganar el gobierno nacional va a comprar más aviones Sukhoi Su-30, para combatir la delincuencia.

Las torpezas pasan por las acciones políticas, los eruditos estratagema del gobierno le han recomendado encarcelar a líderes políticos de la oposición, la ultima la detención de Manuel Rosales, es como la resurrección de los muertos. Se hablan de pactos para revivir y fortalecer a Acción Democrática AD y Un Nuevo Tiempo UNT, meter preso para fortalecer a Rosales en la búsqueda de debilitar a Voluntad Popular. ¡Como si esas organizaciones no son la misma vaina! Están empeñados en vigorizar a la oposición, en vez de dejar "que los muertos entierren a sus muertos". Ellos creen que se la están comiendo creando víctimas políticas.

Mientras los venezolanos padecemos un calvario, felices están los que conforman la generación de oro (Pranes, Bachaqueros y Patriotas cooperantes), en los discursos presidenciales en vez de presentar soluciones a los problemas económicos, sociales y éticos, se habla es con odios, amenazas y resentimientos. Vamos de mal en peor…


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2594 veces.



Juan Linares Ruiz

Ex-parlamentario regional. Especialista en Crisis. Temas Preferido: Ecología, Política Internacional y Laboral. Militante de Marea Socialista en el estado Bolívar.

 jlrlinares@gmail.com      @JuanLinaresRuiz

Visite el perfil de Juan Linares Ruiz para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: