Creo que no soy el único en sentirme impotente

Creo que eso es lo que siento, la impotencia. También creo que eso es lo que mucha gente siente hoy en Venezuela, en las calles, en sus casas, en las busetas, en los bancos, en sus trabajos, y en Aporrea.

El otro día fui a comprar una tarjeta de teléfono, y la mujer me cobró 10 bs adicionales. Le pregunté de donde sale eso de cobrar más de lo indicado en la tarjeta, y me miró con una tremenda rabia, como si yo fuera el ladrón y no ella. Me estaba robando, abiertamente, sin ninguna vergüenza, y yo no podía hacer nada ya que ella vende las tarjetas allí frente a la puerta del destacamento de la policía, y al lado de la fiscalía.

Eso es impotencia.

Hace dos días atrás habían tres personas frente a mi taller gritándose, pero muy duro.

Al señor la vecina le había robado los cuatro cauchos del carro, con rin, y ella simplemente le decía "Entonces, haz la denuncia en la fiscalía." El pobre tipo no podía hacer absolutamente nada porque él sabía que para que la mujer diga a voz alta en la calle tenía que ser familiar de algún fiscal, de una policía, o de las bandas criminales de este sector. Si él la tocaba, él iba preso.

Eso es impotencia.

Ladrones en este pueblito tachirense robaron la bombona de gas del comedor de la escuela primaria que solía dar de comer a los muchachos y muchachas cada día. Todos sabemos quiénes fueron los ladrones, y todos también sabemos dónde escondieron la bombona, incluso la policía lo sabía, pero no pudieron hacer nada porque la policía está amenazada por paramilitares. La gente fue a la GNB, y ellos dijeron que tampoco podían hacer nada.

Eso es impotencia.

Fui violentamente secuestrado y extorsionado en junio de este año, pero no puedo denunciar este crimen porque estoy seguro que por lo menos uno de mis secuestradores era policía, lo que significa que tendría la capacidad de desaparecerme si quisiera, y uno era un funcionario del banco. Mis secuestradores me dijeron que si abría la boca, me iban a matar, y les creo, porque casi me mataron. Es más, me robaron todo, incluso muchos papeles privados y saben dónde me encuentro aunque sea en otro lugar del país. Saben donde viven mis familiares, y no hay nada que yo pueda hacer.

Eso es impotencia.

Hace casi 13 años que escribo, siempre a favor de la Revolución Bolivariana, divulgando información que a veces puede ser utilizada para el bien del país. Cuando Chávez estaba vivo, una vez recibí las gracias desde el seno del gobierno por haber colaborado en escribir contra la muy violenta oposición venezolana, y haberlo divulgado a nivel internacional (a través de Vheadline.com), al infiltrarme dentro de las muy violentas marchas opositoras en el 2002 y 2003 en Caracas.

Sentí entonces que hice algo bueno para el país, mi país.

En octubre del 2003 divulgué públicamente, y por primera vez, la información sobre quienes en Venezuela estaban recibiendo financiamiento de le NED del gobierno de EEUU, con nombres y fechas y montos, y Chávez y su gobierno, con la colaboración de Eva Golinger tomaron el asunto en mano, lo que llevó a la creación de una ley en contra del financiamiento por gobiernos extranjeros a las ONGs venezolanas.

Me sentí útil.

No recuerdo en qué año, también publiqué un montón de información sobre cómo la organización de misioneros Nuevas Tribus en Venezuela estaban trabajado con la CIA, y Chávez los sacó inmediatamente del país.

Otra vez sentí que hice algo que valga la pena.

Chávez utilizaba a Aporrea (y Vheadline.com cuando existía) como fuentes de información relevantes que servían para algo constructivo y positivo, en Revolución.

Pero desde que murió Chávez, siento que lo que he escrito no ha servido para nada, absolutamente nada.

Es más, mi percepción es que nada que nadie haya escrito en Aporrea desde que Chávez murió ha servido para nada ya que muchísimos contribuyentes han sugerido muchísimas cosas para tratar de ayudar al gobierno de Maduro, y de lo que yo haya visto, nada se ha tomado en cuenta.

¿Cuántos no habíamos escrito mil veces sobre los problemas fronterizos?

¿Cuántos seguimos escribiendo sobre la terrible situación que siguen existiendo en la frontera?

¿Cuántos no hemos escrito sobre el sabotaje interno y la masiva corrupción dentro del gobierno, dentro de Corpoelec, la Cantv, Movilnet, dentro de la GNB, etc.?

¿Cuántos no han escrito sobre el paramilitarismo colombiano en nuestro país?

¿Sobre la total inutilidad de la ley del 30% de ganancia?

¿Sobre el robo y la delincuencia dentro de Conviasa?

¿Sobre algunos directores de PDVSA y algunos generales que están/estaban involucrados en el contrabando de gasolina?

¿Sobre el contrabando de electricidad y agua potable que el gobierno todavía parece que no está investigando?

¿Cuántos no hemos escrito sobre la muy verdadera posibilidad de una guerra civil, o que posiblemente se esté planificando un violento golpe de estado?

Pero parece que este gobierno piensa que eso es un chiste, o una comiquita en televisión que se puede apagar presionando un botoncito.

Me parece más bien que las cosas que hemos estado escribiendo aquí en Aporrea, incluso las críticas a veces no muy constructivas, pero necesarias, han estado siendo totalmente e intencionalmente ignoradas por el gobierno de Maduro.

No sé por qué, y casi que ya no me importa, pero todavía sigo pensando que se trata de un saboteo interno, dentro del gobierno.

De todas maneras, creo que no soy el único en sentirme impotente.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3489 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a215478.htmlCd0NV CAC = Y co = US