¡Mosca con la oposición!

No somos de los que nos inventamos conspiraciones a cada rato. Tampoco nos gusta meter en un solo saco a todos los opositores. Incluso, vemos diferencias entre tercios tan parecidos. Con raíces comunes e iguales siglas por años, como el caso de Leopoldo López y Enrique Capriles. Hay diferencias entre ambos. Como las hay entre dos opositores que aparentan ser curruñas. Nos referimos a Antonio Ledezma, socialdemocráta de formación, y María Corina Machado, ultraconservadora y feroz anticomunista. Se dan momentos en que ellos coinciden, por ejemplo en abril del 2002, Los cuatro creyeron que el fin de Chávez estaba declarado; y junticos, muy junticos, se engolosinaron. Y se unieron todos en un objetivo: derrocar al Presidente Chávez. Golpe de Estado, pues.

Buena razón para que la mayoría de los chavistas los vean conspirando a toda hora y en cualquier lugar. Ni siquiera estando en la iglesia dejan de ser sospechosos, porque precisamente los dueños de la católica fueron de los más animados los días de abril del 2002. También estuvieron todos durante el Para de diciembre de 2002 y enero de 2003. Le dieron el mayor apoyo a los militares alzados en la Plaza Francia de Altamira. Súmenle que durante las guarimbas de La Salida nadie se desmarcó de Leopoldo López, cabecilla del movimiento. Sólo al ver que los guarimberos eran la mayoría pagados y otros tantos de la clase media, que los barrios no se movían, dejaron íngrimo y solo a López.

A pesar de semejante prontuario, nosotros creemos que hay opositores montados sólo en la vía electoral, en especial cuando nuestra gestión de gobierno anda tan mal, acumulando puntos débiles cada día.

Pero debemos estar mosca, camaradas. La última concentración convocada por la derecha, reunió dos mil personas en Chacao, según el diario "El Tiempo" de Bogotá, antichavista a rabiar y ahora con una tirria especial contra el camaradara Maduro por el tema de la frontera. La concentración fue de una cuadra, según "El País" de España, especializado en antichavismo. Capriles no fue, pues una persona que aspira a la Presidencia, no puede meterse en una concentración tan pírrica.

En el chavismo esto se celebra. Mosca, camaradas. El antichavismo está conformado en su mayoría por rabiosos antichavistas. Si en la concentración no había el menor atisbo de que alguien se iba a parar en la tarima a pedir que se marchara hasta Miraflores "para sacar a ese tirano"; no les interesaba. A ellos les ladillan los discurson. Quieren acción. A la juventud de la clase media también le ladillan los discursos. Eso sí, el día de las elecciones si van a votar porque es abrir la posibilidad de salir de Maduro.

Pero hay otra razón para estar moscas. Es la puyita, el ritornelo. "Por la vía democrática no se puede". "Controlan el poder electoral". "Van a gacer otro fraude". Y ese poquito de gente en Chacao. Y López preso. Y Ledezma pagando cana en su casa. Los bichos controlan las máquinas. El pueblo va a salir a tumbar al gobierno porque está cansado de las colas. Y taquititaqui.

La locura asecha. ¡Cuidado con una vaina!

psalima36@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1246 veces.



Pedro Salima


Visite el perfil de Pedro Salima para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Pedro Salima

Pedro Salima

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a214972.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO