¿Debemos los cristianos optar por el Sociaismo?

“¿Qué es el cristianismo? ¿Existe de verdad el cristianismo y no solo diversos cristianismos, el cristianismo ortodoxo-oriental, el cristianismo católico, el cristianismo protestante-reformista, por no mencionar las innumerables sectas y agrupaciones?”

Hans Kung

“Durante largo tiempo muchos cristianos mantenían tranquilamente la idea de que lo especifico cristiano era el amor o la caridad, no la justicia.”

Felicísimo Martínez Diez.

Es evidente, para todos los venezolanos, que la sociedad en la que vivimos, a pesar de sus logros y de sus muchas ventajas, es una sociedad que no nos gusta, desde muchos puntos de vista. En este sentido, el malestar que se percibe por todas partes, es una cosa que salta a la vista de todo el mundo. De ahí, la aspiración de tantas personas, que desean, de una manera o de otra, una nueva sociedad. Una sociedad decente, más humana, más fraterna, más solidaria, más igualitaria, una sociedad en definitiva, más digna del hombre. Ser cristiano no consiste en creer en dogmas, ni en cumplir mandamientos. Ser cristiano es seguir a Jesús, cargar como el samaritano con el dolor ajeno. Curar el enfermo y amar a Dios no son cosas distintas. Ahora bien, habida cuenta de este estado de cosas, la pregunta es: en realidad, ¿qué incidencia tiene hoy el cristianismo en la sociedad venezolana? Es decir: ¿se puede asegurar que el cristianismo y los cristianos son un agente de cambio fundamental para transformar la sociedad en que vivimos? ¿Es el cristianismo por consiguiente una fuerza revolucionaria, que tiende eficazmente a transformar las condiciones injustas que se dan en nuestro país y en el mundo en general?

Creo que esta pregunta es, no sólo importante, sino sobre todo enteramente esencial en este momento. Por una razón que se comprende enseguida: hoy no basta hablar de la verdad (en abstracto) de una cosa; lo que interesa, ante todo, es la significatividad donde hay eficacia. Es decir, una cosa puede ser muy verdadera, pero si no sirve para nada, no interesa. Sencillamente porque es algo que no tiene un significado concreto y practico.

A la luz de esta sencilla reflexión, vuelve la pregunta de antes. ¿Qué incidencia tiene el cristianismo hoy en la sociedad venezolana? O dicho de manera más simple: ¿Para qué sirve el cristianismo en nuestro tiempo y en nuestra sociedad? La fe cristiana hoy como ayer, nos exige la pasión mesiánica por un mundo sin injusticias. Una fe sin sensibilidad por la justicia es un escapismo religioso, pero no es cristianismo.

medida713@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 875 veces.



Luis Antonio Azócar Bates

Matemático y filósofo

 medida713@gmail.com

Visite el perfil de Luis Antonio Azócar Bates para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: