Amar a Venezuela, es henchirse de humanidad en los sitios públicos

Son muchos los escritores con conocimientos adquiridos en procesos de aprendizajes, lecturas y sabidurías ancestrales. Estructuran hechos históricos, mediantes procesos imaginativos; que permite comprender y entender, el desarrollo cultural humano, en periodo con ausencia de escrituras. En los inicios, grupos liderados para la recoleccion y distribucion de alimentos, y el implementar normas de comportamientos. La escasez, les obligaron al desplazamiento a sitios lejanos, para adquirir recursos alimentarios; con dificultades. Y como consecuencia, generaron siembras en el entorno, como un cambio fundamental. No obstante, el sentido gregario fue desplazando las tierras fértiles, por construcciones de vivienda e incremento poblacional.

Con el correr del tiempo, en el mundo se han desarrollados grandes centros civilizatorios, como New York, México y Hong Kong. Donde la fuerza del capitalismo y el ego colectivo, han creado hermosas estructuras e infraestructuras visibles. Mientras, que existen clases excluidas invisibilizadas, que muchas veces, ni lo medios de comunicación se dan cuenta de la existencia, o se hacen los desentendidos. Grandes urbes, que han crecido con diferentes dinamismo, dando la impresión de un desorden catastral, con problemas de servicios, con variaciones en función de los vaivenes financieros y con excepciones puntuales, de ensamblajes comerciales, como atractivo turístico.

La revolución bolivariana de Venezuela, sigue transformando a la ciudad de Caracas, a una velocidad tal, que muchos ciudades del interior, cada dia se desfasa. Un desarrollo, que se está expandiendo a los estados vecinos. Sin embargo, las ciudades del interior, como Maracaibo, con grandes deficiencias y ausencia de amor del natural terruño. Por ejemplo, el sistema de transporte metro que se está desarrollando, es el menos atractivo. Cuando lo más lógico, es desarrollar sistemas de transportes estandard, para facilitar el servicios y reducir costos en el mantenimiento. Una Venezuela, con apariencia, de que existen diferentes lineamientos de desarrollo.

En Venezuela, es menester que amanezca un reestructurar geográfico. Creando nuevas ciudades, con nuevos criterios de desarrollo. Con facilidades para un desarrollo poblacional con límites de bordes. Es decir, servicios creados en los alrededores con facilidades de expansión; de acuerdo a los niveles de desarrollo planificados. Una ciudad que se transforme en una urbe, sufren grandes procesos de crisis y muchos de ellos sin posibilidades de corrección. Es por eso, que en las mayorias de las ciudades tienen problemas de servicios y para resolverla, solo se corre la arruga. Y la falta de una Sociedad organizada, permiten que sean casos repetitivos.

Maracaibo en la segunda mitad del Siglo XX, era una pequeña y hermosa ciudad, con casas con algunos de estos árboles en los patios: mangos, limones, hicacos, nísperos, guanabanas y caujies, donde se podía pasear de noche por las calles y no pasaba nada. Fue la primera ciudad de Venezuela y por aproximaciones fronteriza y facilidades migratorias, se han transformado en la ciudad más populosa de Venezuela. Sin embargo, adolece de graves problemas de servicios, aunque lluevan las propuestas, existen muchos líderes que no tienen la capacidad de enlazar los intereses, que los motive a la acción.

Una ciudad que requiere cuidados intensivos. Para eliminar las grandes cantidades de basuras, que generan enfermedades de diferentes índoles. Problemas eléctricos, dependencias entre las aguas servidas y las negras. Calles y avenidas, como drenajes de aguas de lluvias. Falta de un sistema de acueducto paralelo, con proyección de futuro y filtraciones de gasolinas, gas y otros. Universidades con amplias áreas urbanas sin utilidad y con sitios donde el espacio ha sido comprometido, generando un ambiente no amigable. Es menester reorganizar catastralmente a Maracaibo. Que se minimice el estado de inseguridad en las calles, para crear facilidades que permita mayor fluidez en el tránsito.

EL reorganizar a Venezuela, delimitando las ciudades. Consiste, en reubicar casas habitacionales fuera de los límites de bordes. Reorganizar en los alrededores, los centros productivos de productos, procesos y servicios, para el beneficio de la ciudad. Evaluar las condiciones de los centros hospitalarios y limitar los servicios, según las facilidades disponibles. Construir salas sanitarias públicas, para beneficios del natural y del turista. Rescatar, las áreas verdes en los alrededores para el beneficio humano. Lo cual se puede inferir, que primero hay que hacer en Venezuela, es hacer cambios conceptuales, para que las ciudades de Venezuela no se transformen en urbes y se crean problemas de difícil corrección. Sin duda, que el poder popular, tiene la palabra.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1133 veces.



Basilio Lezama


Visite el perfil de Basilio Lezama para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: