Acordaron acordarse de que parece que hay problemas en la frontera

Un insípido sabor a nada dejo el tan esperado acuerdo final de la reunión cumbre entre los presidentes Maduro y Santos, efectuada ayer en Quito bajo la anuencia y patrocinio de los presidentes Correa y Tabaré quienes actuaron a su vez en representación de UNASUR y la CELAC.

Lo más importantes del acuerdo es el regreso de los respectivos embajadores lo cual es, sin duda alguna un gesto de buena voluntad de ambas partes y un pilar fundamental para poder volver a tener una aceptables relaciones de vecinos.

De resto pareciera que fueron sin nada concreto que discutir y sin nada concreto que resolver; acordaron instalar unas comisiones ministeriales para estudiar y analizar los problemas que hay en la frontera como si esos problemas fueran desconocidos y nunca se hubieran estudiados ni analizados.

Los ministerios de defensa de ambas naciones tienen volúmenes en cantidad suficiente como para llenar infinitas bibliotecas de tomos contentivos de información sobre los ilícitos que ocurren en esa zona.

Los ministerios encargados de Salud, Ambiente, Vivienda, Justicia y todos los etc, pasando por aduana de ambos países, deben tener más análisis de los problemas que los que caben en infinidad de reportes escritos sobre el tema.

Entonces comisiones para estudiar o analizar qué??? ¿De qué tema no están al tanto los presidentes de ambas naciones?

¿Qué tema habrá sin analizar como para que se creen sendas comisiones?

Ambos presidentes hablaron de que fue una reunión franca donde se hablaron los temas que nos preocupan a todos pero esa declaración final da la sensación de que no hablaron nada pues no fue muy sustancioso ese acuerdo.

¿Habrán nombrado una comisión para que analice el tema del cambio de la divisa en la frontera de que se realiza de manera malintencionada y abusiva en detrimento de nuestra moneda bajo el amparo de la resolución 8/2000 del Banco Central de Colombia?

¿Habrán nombrado una comisión que analice el tema de los paramilitares que hacen vida propia fabricando muertes ajenas en la frontera bajo le mirada ciega del ejército colombiano, que a pesar de tener 7 bases militares gringas en su suelo y el mayor apoyo tecnológico con que cuenta cualquier ejercito latinoamericano, no logra poner orden en su territorio?

¿Habrán nombrado una comisión que analice porque el Alcalde de Cúcuta cobra impuesto a los contrabandistas legalizando así lo proveniente de esa actividad reconocida como ilegal en cualquier parte del mundo?

El regreso de los embajadores pareciera ser lo único provechoso de esa reunión que a todas luces fue vacía de contenido aprovechable.

De manera ilusa, algunos esperaban cosas concretas, algunos esperaban una contundente declaración donde ambas naciones en demostración inequívoca de buena voluntad anunciarían quizás en vez de aquellos siete puntos algunos como estos:

1.- Retorno inmediato de los embajadores de ambas naciones.

2.- Buscar en un lapso breve de tiempo algún instrumento que les permita a las casa de cambio de Cúcuta trabajar sin dañar la economía del vecino país, con la finalidad de derogar lo más pronto posible la resolución número 8/2000 del Banco de la Republica de Colombia, que está permitiendo el empobrecimiento de la moneda venezolana.

3.- Crear zonas de excepción a lo largo de la frontera colombiana para que de manera conjunta ambos países se coordinen a través de sus respectivos ministerios de defensa la concreción de una nueva frontera, una frontera de paz.

4.- Crear una zona franca en Cúcuta y otra en San Cristóbal a fin de que las economías de ambas regiones tengan incentivos fiscales y prosperen a buen ritmo en una relación armónica de respeto y reglas claras.

5.- Instalar en Cúcuta estaciones de servicio PDV con precio especial para evitar el contrabando de combustible.

6.- Solicitar a la alcaldía de Cúcuta o al Tribunal Superior de Justicia; o en todo caso, vía decreto presidencial, suspender de manera inmediata cualquier decreto o resolución que haya emitido la alcaldía de Cúcuta para cobrar impuestos a los contrabandistas lo cual ha legalizado el contrabando proveniente de Venezuela.

7.- solicitar el apoyo a UNASUR y MERCOSUR para que se mantengan los canales de cooperación abiertos ante tan delicada situación.

Todo acercamiento es bueno y la reunión fue exitosa solo por eso, la iniciativa de los presidentes Correa y Tabaré fue de un valor incalculable, la amistad y la paz debe prevalecer pero no a toda costa, debe haber sacrificios, debe haber compromisos; ese cordón de miseria que Colombia mantiene debe ser corregido con proyectos de ayuda social. Colombia podría adoptar algunos modelos de misiones y hablar con franqueza ante el mundo sobre su verdadera situación.

Sin embargo aquí están los siete puntos logrados en el conclave de cuatro horas de los cuatro presidentes.

Léanlos con un vasito de agua saborizada para que les sepa a algo…

1.- Construir un acuerdo que soluciones los problemas de la frontera común (¿?)

2.- Fortalecer el dialogo bilateral (¿Hablar más fuerte o hablar abrazados??)

3.- Retorno inmediato de los embajadores de Venezuela y Colombia (Muy bien)

4.- Realizar investigación profunda de la situación de la frontera (¿Qué faltará por saberse?)

5.- Reunir equipos de ministros para tratar temas sensibles (¿otra cumbre pero ministerial? ¿con poder de decisión o solo para hacer informes??)

6.- Progresivamente normalización de la situación de la frontera (abrir la frontera y que siga la fiesta o eliminar progresivamente pero hasta el final lo que está afectándonos y luego abrirla?).

7.- continuar trabajando con el acompañamiento de Ecuador y Uruguay (muy bien).

Sin dialogo franco y sin voluntad real no habrá solución al problema fronterizo y ese acuerdo lo único que dice es que no hubo dialogo, pero que acordaron que van a tratar de acordarse de que los problemas hay que solucionarlos con franqueza y determinación…



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1469 veces.



Oscar Jiménez


Visite el perfil de Oscar Jiménez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: