La aberración de las Casas de Cambio Cucuteñas : Un ataque frontal y despiadado a nuestra moneda

Con el cierre de la frontera colombo-venezolana por el Estado Tachira, se ha venido despejando todo un plan macabro impulsado por la oligarquía colombiana y dirigida por el expresidente Uribe Vélez para hacer " chillar" nuestra economía tal como lo tramaron en su época el presidente Nixon y su Secretario de Estado Kissinger contra el gobierno del presidente Allende en Chile. ( la historia se repite)

Contrabando de extracción, bachaqueo , paramilitarismo, lavado de dinero, narcotráfico todo confluye en un punto crucial : la depreciación ilegal y arbitraria del bolivar frente al peso y del bolivar frente al dólar en la frontera colombiana, propiciada por las casas de cambio cucuteñas y Dólar Today.

Este mecanismo perverso comenzó a funcionar para escamotearles las remesas de colombianos residentes en Venezuela que enviaban bolívares a sus familiares en Colombia. En esa ocasión las casas de cambio cucuteñas sólo pagaban al familiar un 50% menos de pesos de los que debía corresponderle por el tipo de cambio reconocido por El Banco de la República.

Aún cuando el peso colombiano está constantemente devaluandose frente al dólar , las casas de cambio cucuteñas sin basamento real y utilizando una resolución emanada del Banco de la República de Colombia que les permite fijar el tipo de cambio, deprecian arbitrariamente el bolivar frente al peso colombiano ,irrespetando los convenios cambiarios que se dan entre Banco de la República de Colombia y el Banco Central de Venezuela , esto ha traído una serie de consecuencias funestas para la economía venezolana que se traduce en escacez de los productos básicos , colas para adquirirlos y una hiperinflacion indetenible

Efecto de la depreciación del bolivar frente al peso colombiano en la fuga de alimentos y otros productos básicos del venezolano .

Del lado venezolano muchos productos de la cesta básica están subsidiados y/o sus precios regulados . Del lado colombiano estos mismos productos debido a la devaluación constante del peso frente al dólar sufren incrementos desmedidos lo que lo hacen inasequibles para el colombiano de a pie . Un ejemplo es el papel higiénico , en Venezuela esta regulado a 60 Bs el paquete de 4 rollos y en Colombia el mismo papel (igual calidad) se encuentra en 25000 pesos,

Ahora, un colombiano puede cambiar esos 25000 pesos en bolívares en las casas de cambio cucuteñas quienes le darán 1 bolivar por cada 5 pesos . En total recibirá 5000,00 bolívares . Con este dinero puede ir hasta una ciudad fronteriza venezolana y comprar a los bachaqueros internos venezolanos o se las arregla para comprar en un supermercado directamente . Sí compra a los bachaqueros pedirán 500 Bs por el paquete de 4 rollos aún así puede comprar 10 paquetes. Sí compra en el supermercado , tiene capacidad para comprar 83 paquetes. En todo caso la capacidad adquisitiva del colombiano al comprar el producto venezolano queda multiplicada por 10 hasta 83 veces la capacidad adquisitivas que tiene en Colombia .

Ahora fijémonos en los salarios mínimos y el costo de la canasta básica . En Colombia el salario mínimo ronda los 644350 pesos y el costo de la canasta básica es de 1200000 por lo que el salario mínimo sólo cubre un 54% de la canasta básica . En Venezuela el salario mínimo es de 10700 Bs ( incluye el cesta ticket) y la cesta básica es aproximadamente de 20000,0 Bs , teniendo acceso a los productos subsidiados, por lo que el salario mínimo cubre el 54% de la cesta básica.

Esto quiere decir, que actualmente las capacidades adquisitivas del bolivar y del peso son similares en sus respectivos países.

Si un colombiano cambiara su salario mínimo de 644350 pesos a bolívares en las casas de cambio cucuteñas le darían 128870 bolívares que es 12 veces más que nuestro salario mínimo.

Y viceversa , si un venezolano cambiara su salario de 10700 bolívares a pesos obtendría 51895 pesos o 12.4 veces menos el salario mínimo colombiano .

De acuerdo con esto un colombiano viviendo con su salario mínimo en Venezuela sería un alto ejecutivo o de clase alta. Mientras que un venezolano viviendo en Colombia con su salario mínimo se encontraría en condiciones de extrema pobreza, sería un paria que viviría en la calle.

Aquí se demuestra que el empobrecimiento del bolívar impuesto por las casas de cambio cucuteñas persigue imponernos una inflación inducida (inflación inducida , porque el colombiano al pagar 500 Bs , por ejemplo, por el papel higiénico ya se hace irreversible que ese es el precio de mercado) .

Por otra parte , permite que se establezca un contrabando de extracción de los principales productos de las cesta básica en cantidades tales que se estima que vía contrabando salen el 40% de lo que Venezuela produce o importa en productos alimenticios. Dada la caída de los precios del petróleo , las divisas para comprar en el exterior se han visto seriamente reducidas, este importante porcentaje de productos alimenticios que se fuga a Colombia vía contrabando contribuye significativamente a crear escasez y desabastecimiento en el mercado venezolano. Por el contrario en Colombia y especialmente Cúcuta se encuentra abarrotada de estos mismos productos venezolanos .

Si el gobierno colombiano hiciera respetar los convenios cambiarios establecidos por sus bancos centrales se reduciría el desequilibrio cambiario entre los dos países. El Banco de la República de Colombia maneja un tipo de cambio de 249 pesos por bolivar , lo que equivale a una paridad con el dólar de 3142 pesos y de 12,61 bolívares .

Si el colombiano ahora cambia los 25000 pesos que le cuesta el papel higiénico en bolívares , obtendría 100,40 bolívares con la cual podría comprar un paquete de papel higiénico en el supermercado y se ahorraría 40 bolívares o 9960 pesos , pero por otra parte el bachaquero venezolano se vería obligado a vender por debajo de 100 bolívares el papel si quiere que el colombiano se lo compre lo cual no sería un gran negocio ni para el colombiano ni para el bachaquero

Volviendo a los salarios mínimos , si un colombiano cambia en bolívares su salario mínimo obtendría 2587.75 bolívares que es. 4 veces menos del salario mínimo venezolano. Similarmente si un venezolano cambia su salario mínimo en pesos obtendría 2664300 pesos o 4 veces más el salario mínimo colombiano . Como consecuencia en condiciones normales la moneda nuestra resulta revalorizada frente al peso colombiano y tendríamos un flujo de venezolanos comprando mercancía en Colombia, pero el comercio tendría más equilibrio en ambos lados y se disminuiría el contrabando de extracción .

De dónde salen los bolívares que requieren las casas de cambio para mantener esa tasa de cambio depreciada del bolivar?.

La principal fuente es la venta de dólares por las mismas casas de cambio cucuteñas, producto del lavado de dinero del narcotráfico Si el peso frente al dólar es de 3142 pesos/dólar y el tipo de cambio es de 4,85 pesos/bolivar , entonces el cambio de bolívares por dólares es de 647,83 Bs/dólar que es el mismo dólar paralelo promovido por Dólar Today, otra fuente la constituye la compra de bolívares a personas naturales y firmas comerciales y por trasacciones financieras entre comerciantes y empresarios de los dos países .( Debemos recordar que existe un decreto que sólo autoriza a las casas del cambio , las trasacciones entre el peso y el bolivar) Sin embargo , las casas de cambio mantienen un déficit de bolívares y han recurrido a la compra de billetes de 100 y 50 bolívares con un sobreprecio de 50% por arriba de su valor nominal. Una parte de estos billetes son permutados por pesos en el Banco de la República a la tasa de 249 pesos por bolivar y otra parte es utilizada en el contrabando de extracción de alimentos y otros productos desde Venezuela.

Quedaría un problema por resolver como lo es el contrabando de extracción de combustible, pues si aplicamos la corrección vía normalización del tipo de cambio, esto es, el que fije el Banco de la República en convencimiento con el Banco Central de Venezuela ,por ejemplo, en 249 pesos/bolivar. Un litro de gasolina en Colombia , cuesta 2275 pesos, lo que equivale a 9,14 bolívares.

Si se mantiene el precio actual de la gasolina en Venezuela de 0,097 Bs /litro, un colombiano en lugar de comprar un litro en su país , puede comprar 94 litros en Venezuela . Es decir, que en el caso de la gasolina el problema del contrabando de extracción seguiría vigente.

Antes del cierre fronterizo , en las estaciones de servicio SAFEC , el precio del litro de gasolina era de 50 bolívares, pero en el resto de estaciones se mantenía al precio de 0,097 Bs/litro, lo que provocó un incremento de las colas en estas gasolineras y el contrabando de extracción no disminuyó . Esto indica que el gobierno debe incrementar el precio de la gasolina a un nivel que elimine la posibilidad que el contrabando sea un negocio.

Afirmamos que la depreciación de nuestra moneda frente al peso colombiano es el punto crucial donde están girando los demás puntos críticos como el contrabando de extracción y el lavado de dinero que virtualmente ha convertido la frontera colombo-venezolana en una especie de Paraestado, donde el poder lo ejercen los paramilitaries y narcotraficantes.

No cabe dudas que este es un plan siniestro que implementó el provocador ultraderechista Álvaro Uribe Vélez cuando fue presidente de Colombia, con el vil propósito de destruir nuestra economía y desestabilizar la revolución bolivariana y que lo ha continuado el presidente Santos quién se hace la vista gorda, quien no se da por enterado de la crisis que estamos padeciendo los venezolanos , que permite , incentiva y hasta legaliza el contrabando, permite que se produzca un ataque inmisericorde y descarado a nuestra moneda poniendo al colombiano con un abrumador poder adquisitivo para que pueda adquirir productos de toda clase en Venezuela, permite que grupos del narcotráfico se adueñen de la frontera y laven los dolares a través de las casas de cambio , permite que grupos paramilitares actúen en la frontera para amedrentar, sobornar, extorsionar,secuestrar ciudadanos honestos y cometan asesinatos, descuartizamientos y posibles genocidios evidenciados en fosas comunes hallados del lado venezolano.

La normalización de la frontera no es nada fácil dado que una nueva frontera de paz como lo plantea el presidente Maduro, exige en primer término que el gobierno colombiano desista del plan de desestabilización y dejen de utilizar la frontera como cabeza de playa para acabar con el gobierno bolivariano. Existen ya declaraciones oficiales del gobierno colombiano afirmando la intocabilidad de las casas de cambio y quizás otros decretos que legalizan el contrabando, nacionalizan la gasolina que entra dentro de sus fronteras, el lavado de dinero que alimenta el dólar paralelo y otros ilícitos que atentan contra un intercambio comercial legal y justo.

En un eventual escenario de diálogo entre los dos jefes de gobierno , además del problema del paramilitarismo instalado por Uribe Vélez en la frontera, el narcotráfico y lavado de dólares , debe concretarse que no es negociable el problema ilegal y arbitraria de la depreciación de nuestra moneda por las casas de cambio cucuteñas. De no resolverse este punto no será posible volver a la normalidad en la frontera y el gobierno debe prepararse para tomar decisiones que neutralicen este ataque a la economía y continuidad del gobierno bolivariano.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4147 veces.



Ángel Casanova


Visite el perfil de Ángel Casanova para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a214201.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO