Crisis Colombo – Venezolano

"La frontera" es la disputa frontal entre dos modelos

"Habrá un mundo sin fronteras, después de que desaparezcan las que separan las clases sociales y la propiedad privada de los medios de producción"

Luis Britto García

El problema "fronterizo" entre Colombia y Venezuela, es un fenómeno que su esencia radica honestamente en el modelo que defienden entre ambas países, más allá del esfuerzo incansable de la llamada complementariedad entre países, la disputa frontal de dos modelos muy distinto llegan siempre a su punto inevitable de agudización.

Por un lado el Gobierno Bolivariano internamente, no descansan en la lucha contra la criminalidad, la violencia, la especulación, el contrabando, profundizando la inclusión social y la construcción de una nueva frontera de paz atacando la raíz del problema, pero por otro lado externamente, el imperialismo norteamericano presionan al gobierno Colombiano a no renunciar a su modelo guerrerista, especulativo, parasitario y criminal buscando chillar a la economía Venezolana para un caos y desestabilización.

El imperio norteamericano se arropan con la oligarquía colombiana Santanderista para atacar a Venezuela, la guerra hibrida diseñada por el pentágono buscan permanentemente involucrar y comprometer al gobierno colombiano en su estrategia, el discurso anti-bolivariano de los grandes medios de comunicación privada del "Clan" Santos (Caracol, el tiempo, RCN, NT24), actúan de forma mercenaria con CNN montando su novela de la violación de los DD.HH en Venezuela.

El "Clan" Uribe continúan abiertamente con el plan guerrerista liderando el brazo paramilitar, existen pruebas concreta en los reclutamiento de jóvenes venezolano coordinado con la ultra derecha Venezolano, igualmente para los asesinatos selectivos contra los lideres político de la revolución, controlan mafias financiera, tráficos de drogas, armas y una gran red para el contrabando de extracción de todo tipos, este es el otro modelo que quiere disputar al modelo democrático, participativo y protagónico en Venezuela, ese otro modelo es auspiciado por el imperio norteamericano, estos grupos buscan la salida del presidente obrero Nicolás Maduro manipulando a su propio pueblo, la derecha venezolana por agotarse políticamente recurren generar formas de descontento en la población imponiendo la cultura de la violencia y la criminalidad por encina de la institucionalidad de Venezuela.

Estos mecanismos de saqueos, de violencia, de criminalidad en Colombia es muy conocido por todo el mundo, el plan de extender hacia Venezuela el paramilitarismo, la narcocultura es proporcional pero también contradictorio, sus intencionalidades en Venezuela es claro, atacar directamente la moral de la revolución, golpear en la dignidad de un pueblo que luchan y defiende su independencia, es intentar detener el modelo de sociedad radicalmente diferente al capitalismo, al neoliberalismo, es para no permitir que avancen un estado de derechos de justicia y en paz, sin embargo esa realidad y condición concreta que diseño en 16 años la revolución bolivariana, es la que permiten también proporcionalmente y exponencialmente mayor condición a millones de colombianos y colombianas sometidos a la violencia, a la guerra y el terror migrarse hacia Venezuela para vivir en paz, casi lo 85% de desplazado vienen huyendo desesperado de la pobreza, exclusión, guerra, violencia y criminalidad.

Esa realidad proporcional y contradictoria descaradamente actúa y llegaron a su límite todo con el aval del gobierno colombiano, todo ellos es la que la llevo al gobierno bolivariano el estado de excepción decretado valientemente por el presidente Nicolás Maduro, es para garantizar una nueva frontera de paz haciendo justicia y respetando los derechos de una sana convivencia entre las comunidades de los dos países hermano, contrariamente a eso salen a decir el presidente de Colombia Juan Manuel Santo con un doble moral: "Yo no estoy destruyendo la Revolución Bolivariana. La Revolución Bolivariana se está autodestruyendo, se está destruyendo a sí misma por sus resultados. No por cuenta de los colombianos ni del presidente de Colombia". Esta afirmaciones es un discurso de la extrema derecha que dirigen los EE.UU, Santo no tiene moral, cojones, menos un criterio propio soberano para sentar un dialogo sincero con la Revolución Bolivariana, todas sus actitudes es dirigidos por un Lobys guerrerista internacional que siempre han buscado generar condiciones para ejecutar su plan bélico contra Venezuela, son el mismo grupos que tratan de provocar acciones de desestabilización en el continente, con esta nueva crisis "fronterizo" entre Colombia y Venezuela sin duda no están ausente el poder militar de los EE.UU que esperan un memento preciso para apretar coordinadamente su operación tenazas en contra de la Revolución Bolivariana, ellos solo buscaran abortar que el continente Latino Americano y caribeño sigan siendo una zona de paz.

El modelo impulsado en la década del 90 por el llamado Consenso de Washington, responden en lo estratégica al desarrollo y acumulación expansiva del capitalismo financiero transnacional, en este modelo llamado globalización dirigen los templo supremo del dinero sin fronteras, cotizan bonos, acciones, armamentos, territorios rico en recursos naturales, trafican drogas reproduciéndose y concentrándose a escala planetaria. Este mecanismo concentran anualmente casi dos veces el PIB de 180 países en vía de desarrollo, para alcanzar este fin combinan diferente medios, el súper poder militar de los EE.UU, la voracidad financiera global incluyéndolo a sus socios europeos y los grandes medios de comunicación como el otro teatro de operación de la guerra.

Para nadie es un secreto que existen una relación concreta y estrecha entre la industria bélica de los EEUU y el para-militarismo Colombiano, resultado del proyecto "CONVIVIR" impulsado por Uribe dejaron cientos de fosas comunes por las ejecuciones masivas, de estos hechos de violaciones de DD.HH conocen los Organismo internacionales sin ninguna posición de condena firme. El resultado de esto proyecto criminal son también la seis millones de desplazados de Colombia, unos 85% de ellos residen en Venezuela, es el segundo país con mayor índice de desplazado en América Latina, todos ellos es para garantizar el saqueo de los recursos naturales, llámense, minería, tierra, agua, bosques, asocian en este negocio directamente el tráficos de drogas y de armas, administrando la violencia como el paramilitarismo, como parte de este objetivo no está fuera la guerra de ocupación a los países vecinos principalmente por el control del petróleo, este modelo de expansión criminal del poder capitalista es la que vienen defendiendo e impulsando el gobierno Colombiano.

Paul Coverdale, Senador Republicano de los Estados Unidos, primer ponente del Plan Colombia en el Senado de los Estados Unidos, 1998", dijo: "Para controlar a Venezuela es necesario ocupar militarmente a Colombia", posteriormente en el año 2000 reitero diciendo: "Si mi país está librando una guerra civilizadora en el remoto Iraq, estoy seguro que también puede hacerlo en Colombia, y dominarla a ella y a sus vecinos".

En agosto de 2006: Ralph Peters, Mayor retirado del Ejército de los Estados Unidos, afirmó en Armed Forces Journal, (una revista mensual para oficiales y dirigentes de la comunidad militar de USA.): "No habrá paz. En cualquier momento dado durante el resto de nuestras vidas, habrá múltiples conflictos en formas mutantes en todo el globo".

Es decir, el plan Colombia hace tiempo vienen mutando en su estrategia, la Iniciativa Mérida (lanzada en 2008 por Bush) y la Iniciativa de Seguridad Regional Centroamericana (CARSI) creada por Obama en 2011, es una mutación en lo estratégico y una fusión perfecta en lo táctico con objetivos muy claro, comprobar militarmente el nivel de cooperación y la independencia regional, es un plan para desestabilizar a la fuerza unionista del ALBA, Unasur, Petrocaribe, CELAC.

El aparato militar de los EE.UU destino en (2008 a 2013), un presupuesto de más de $ 2,5 billones para impulsar esta iniciativa, gran parte de este financiamiento se ha dirigido a programas militares y paramilitares utilizando el mismo pretexto: "Guerra contra las Drogas" a la asistencia humanitaria, y la "Guerra Contra el Terrorismo". Estos planes es diseñada desde su inicio mutando y fusionando continuamente sin perder sus ansias y objetivos imperial, es para controlar la mayor reserva petrolera como la Faja petrolífera del Orinoco, la instalación de siete base militares y la cuarta flota fueron gestionado por el entonces ministro de defensa Juan Manuel Santo, hoy presidente de la república, también existen pruebas concreta de la vinculación de Uribe Veles en el plan de la guerra híbrida ejercida en la guarimba incursionando paramilitares en Venezuela, Uribe es el enemigo acérrimo contra el acuerdo de paz entre el gobierno Colombiano y la guerrilla de la FARC, hasta no sería una sorpresa que Juan Manuel Santo designen como ministro de defensa al Paramilitar Uribe, igual le seguirán faltando tiempo y cojones por su cobardía y dobles morales contra la revolución Bolivariana.

No es exagerado pensar y seguir parafraseando hoy ante la mutación de múltiples conflicto en Venezuela auspiciado desde Colombia a estos dos personaje del imperio, Paul Coverdale y Peters: "Para controlar a Venezuela tenemos que ocupar paramilitarmente arreciando internamente la guerra hibridas, para luego justificar la intervención militar de los EE.UU y la OTAN, utilizar la misma excusa de "ayuda humanitaria", "Guerra contra las Drogas y la violación de los derechos humano".

Esta crisis frontal de dos modelo pareciera ser solo un problema de frontera de dos países entre Colombia y Venezuela, el poder mediático belicista de los medios de comunicación privada despliegan un arsenal de guerra para confundir al mundo y estimular a la confrontación fascista entre pueblos, de forma descarada manipulan la realidad en contra del Gobierno Bolivariano, en especial buscan satanizar a sus líderes principales, civiles y militares como violador de los DD.HH, promueven una matriz de odio entre colombiano y venezolano, por todo lado buscan esconder las pretensiones de los halcones de la guerra, protegen al terrorismo especulativo financieros, intentan tergiversar la práctica de la mafia paramilitar asociada al narcotráfico y dirigido por Álvaro Uribe, es decir la posición de Juan Manuel Santo de huir al dialogo con el gobierno Venezolano alimentan solo a la trompeta de la guerra que vienen soplando de hace tiempo el imperio de los EE.UU, es para controlar el petróleo y socavar la Revolución Bolivariana, nuestra americana, en esta confrontación de dos modelo muy distinto deben prevalecer la unidad internacional por la paz, el dialogo, tal como asumió el papa Francisco y el presidente obrero Nicolás Maduro, las posiciones guerrerista defendido y promovido por Álvaro Uribe Veles como apóstol del imperialismo norteamericano en la región es un modelo que solo pululan tardíamente.

Más que nunca la carta de Bolívar después de 200 años siguen vigente, él precisaban en su Carta de Jamaica diciendo: El hábito a la obediencia; un comercio de intereses, de luces, de religión; una recíproca benevolencia; una tierna solicitud por la cuna y la gloria de nuestros padres; en fin, todo lo que formaba nuestra esperanza nos venía de España. De aquí nacía un principio de adhesión que parecía eterno; no obstante que la inconducta de nuestros dominadores relajaba esta simpatía; o, por mejor decir, este apego forzado por el imperio de la dominación. Al presente sucede lo contrario; la muerte, el deshonor, cuanto es nocivo, nos amenaza y tememos: todo lo sufrimos de esa desnaturalizada madrastra. El velo se ha rasgado y hemos visto la luz y se nos quiere volver a las tinieblas: se han roto las cadenas; ya hemos sido libres, y nuestros enemigos pretenden de nuevo esclavizarnos. Por lo tanto, América combate con despecho; y rara vez la desesperación no ha arrastrado tras sí la victoria. Igualmente nuestro eterno comandante supremo Hugo Chávez intuyendo la voracidad imperial recomendaban a estar siempre con Unidad, luchas, batallas y victoria, sabían perfectamente que no faltaran alguien que se quiera aprovechar de situaciones difíciles para querer volver al pasado, al neoliberalismo, a la dominación imperialista de los EE.UU.

Ante esta amenaza, la Revolución Bolivariana, Latino Americana y Caribeña tocan una sola trompeta, es con el coro de Martí, de Bolívar y de Chávez, somos pueblos consciente que hemos visto la luz y jamás viviremos en la tinieblas, ya hemos roto las cadenas del imperio, Venezuela es libres, soberana y amante de la paz mundial, de la unión verdadera entre los pueblos del mundo, de la solidaridad autentica entre hermanos y hermanas, juntos seguiremos defendiendo este nuevo mundo para la patria y la humanidad, que nadie se equivoquen.

"Es patria grande o no es"

Hugo Chávez

Del Rosario Ignacio Denis. Ingeniero Agroecologico graduado en Instituto Latinoamericano de Agroecologia Paulo Freire (IALA)

Twitter: @yiyoparaguay

Blog del Autor : http://ayvuguasu.blogspot.com/

 

Nota:

 

http://www.nodo50.org/ceprid/spip.php?article1800

http://permalink.gmane.org/gmane.politics.marxism.marxmail/123631

http://www.semana.com/nacion/articulo/desplazamiento-en-colombia-en-el-2013/391283-3
http://juventud.psuv.org.ve/

http://www.aporrea.org/tiburon/a213593.html

http://internacional.elpais.com/internacional/2015/09/10/actualidad/144857114_194924.html

https://es.noticias.yahoo.com/guerra-verbal-colombia-venezuela-calienta-crisis-fronteriza-225853889.html

http://cibersurvenezuela.

 

.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2149 veces.



Del Rosario Ignacio Denis

Ingeniero Agroecologico graduado en Instituto Latinoamericano de Agroecologia Paulo Freire (IALA) en Venezuela

 yiyodenis@gmail.com      @yiyoparaguay

Visite el perfil de Del Rosario Ignacio Denis para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: