El Presidente Maduro, el Decreto 1.606 y el triunfo de todos y todas

Una larga historia de movilización de los pueblos indígenas del Zulia, movimientos sociales del país e individualidades respaldan la decisión presidencial de modificar el Decreto 1.606 en favor de la vida y la democracia protagónica y participativa propuesta en la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela.

Primero fuimos a la Gobernación del Zulia con un estudio comparativo de las potencialidades y las características de las distintas fuentes de energías existentes en el Zulia y en la República Bolivariana de Venezuela, donde el carbón resultaba la opción menos favorable ante el coque de la Faja Petrolífera del Orinoco, el gas natural, y las fuentes de energía limpia como la solar y la eólica de la Guajira.

Ante la indiferencia asumida por el señor Gobernador y su equipo regional de gobierno, como de la directiva de Carbozulia, optamos por convocar al pueblo a asambleas populares para discutir dicho documento e ir configurando entre todos y todas una salida a la crisis energética y de suministro de agua que hoy marchita la vida y el desarrollo del Zulia. Desde las asambleas auto convocadas presentamos en vivo este informe en las universidades, barrios de Maracaibo y poblados indígenas de la Subregión Guajira, en la Plaza Bolívar de Maracaibo y de Paraguaipoa en la Guajira, en el Concejo Municipal del municipio Guajira, a un grupo de profesionales del Ministerio de Energía Eléctrica nombrados por el exministro Jesee Chacón, a los colectivos sociales de Caracas y por último, el 30 de julio de 2015 en el Ministerio de Petróleo y Minas, al ingeniero José Gregorio Prieto Prieto, Vicepresidente de Gas. Nuestra propuesta final apunta a crear los Territorios Autónomos Energéticamente Sustentables, los Taes, para no depender única y exclusivamente de la energía trasladada desde el Gurí.

Luego que el Presidente Chávez y la Ministra del Ambiente para aquel entonces, Jaqueline Faría, ordenaron detener la aperturas de nuevas minas de carbón en el Zulia aguas arriba de los embalses el Brillante, Manuelote, Tulé y Tres Ríos o Diluvio, para proteger el agua, los ríos, los bosques y la salud de trabajadores y poblaciones aledañas a las minas y puertos de embarque a orilla del Estuario de Maracaibo, el movimiento social ecologista zuliano se desmoviliza, y se vuelve activar con la vieja propuesta de Arias Cárdenas una vez instalado en el Palacio de los Cóndores.

Desde la Gobernación del Zulia se agrupan los representantes de los capitales nacionales e internacionales para hacer del Zulia el viejo sueño adeco copeyano de una potencia carbonífera. Desde Maracaibo se anuncia al país la apertura de nuevas minas de carbón, la construcción de una planta generadora de electricidad a base de carbón en la mina Paso Diablo, ubicada en el municipio Mara, la construcción de una vía ferroviaria de 70 kilómetros y un puerto de aguas profundas para el arribo de buques de gran calado en el poblado Wayuu Pararú, en el municipio Guajira. Dichos anuncios y proyectos presentados y presupuestados por Pdvsa fueron enfrentados en la calle, en distintos eventos, reuniones y en los medios de comunicación a lo largo y ancho del país. Han sido muchas las movilizaciones de calle, las paradas populares frente a la Gobernación del Zulia o de Carbozulia, los programas de radio y Tv, los artículos de prensa escrita y digital, los grafitis en las paredes y los viajes a Caracas, Mérida, Lara y Maracay, principalmente buscando ayuda activa y solidaria.

En la protesta del 30 de julio frente al Ministerio de Petróleo y Minas en la Campiña y la reunión con el Viceministro de Gas José Gregorio Prieto Prieto se determina la posibilidad real de no explotar más carbón en Mara y Guajira. Pero no muy convencido del todo luego de protesta y la reunión con el Viceministro Prieto Prieto fuimos a la Vicepresidencia Ejecutiva con la esperanza de ser escuchados por el Vicepresidente de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza, quien accedió a recibirnos por mandato del Presidente Maduro.

En dicha reunión expusimos la situación y la posición en contra del Decreto, en contra de aperturar nuevas minas, y recordamos las innumerables veces en las que el Presidente Chávez se manifestó contra esa explotación. Fueron horas de escucha por parte del Vicepresidente.

El pasado jueves 27 de agosto salió un "Aviso Oficial" en Gaceta Oficial Nº 40.733 donde en verdad no se deroga el Decreto 1.606. La frase utilizada es "se corrige el error material del Decreto 1.606", que a los efectos de la vida real viene siendo lo mismo de lo que había: No hay apertura de nuevas minas de carbón en la poligonal señalada por dicho decreto.

Si no hay más minas de carbón por abrirse en esta zona no habrá el carbón necesario para poder alimentar por 30 años las calderas de la carboeléctrica en el municipio Mara del estado Zulia, pues según los estudios realizados por Pdvsa y la multinacional china Sinohydro, no sólo se necesita usar el carbón de Guasare, mina Paso Diablo y Mina Norte, sino todo el carbón existente en los yacimientos ubicados en la cuenca de los ríos Socuy, Mache y Cachirí. Si no hay más minas tampoco se necesitaría la construcción de una vía ferroviaria ni el puerto Pararú a orilla del Mar Caribe.

Las tareas inmediatas del Frez son:

  1. Mantener las alianzas de movilización con las comunidades wayuu de Mara y la Guajira, con el movimiento social de Caracas y del resto del país y con el Gobierno nacional.

  2. Mantener conversaciones con distintos organismos e instituciones del Gobierno para hacer de estas minas lo que Pdvsa, Carbozulia y la Gobernación del Zulia denominan "minas ecológicas" o amigables con el clima, los ríos, los bosques y los seres humanos.

  3. Impulsar la reapertura del Parque Eólico de la Guajira, así como el uso de la energía solar en este mismo espacio para estabilizar con energía renovable el sistema eléctrico nacional interconectado.

  4. Avanzar en la construcción de los territorios autónomos energéticamente sustentables (Taes) en las comunidades indígenas de la Sierra de Perijá y la Guajira, barrios de Maracaibo, Costa Oriental del Lago, etc.

  5. Abrir una discusión nacional en torno al uso de las energías limpias entre científicos especialistas, voceros del Gobierno y del movimiento popular organizado. Convocar en Caracas este evento conjuntamente con la Vicepresidencia de la República de Venezuela.

  6. Crear un observatorio fronterizo en el estado Zulia en materia minera, energética, socio cultural y ambiental para monitorear los bosques, los puntos de desforestación y depredación, la reconstrucción de los bosques de Perijá, promover y defender los valores materiales e espirituales de los pueblos indígenas del Zulia, la agroecología y la permacultura en los pueblos indígenas y campesinos, estudiar y preservar los lugares arqueológicos, monitorear las fuente de agua, los ríos, entre otras actividades pertinente a la vida de estos frágiles ecosistemas perijaneros.



 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1712 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




Notas relacionadas