Nicolás Maduro, Segundo Libertador de Colombia

El primero fue el caraqueño Simón Bolivar, quien la liberó del imperio español; en eso, los nacidos en territorio neogradino no tienen ninguna duda.

Con la separación y constitucion de dos Repúblicas independientes y autónomas en 1.830 cada nación tomó rutas distintas para lograr "la máxima felicidad posible de nuestros pueblos" tal como nos lo dejó escrito el Libertador común. Colombia tomó la ruta del trabajo honesto y productivo para producir las riquezas y el poder que hoy exhiben ante el mundo y Venezuela tomó el camino del facilismo rentista y en los últimos 16 años el populismo chavista, que los ha llevado al foso de la pobreza y miseria que hoy sufren.

Durante la llamada IV República venezolana, el pueblo colombiano sacrificó más de 4 millones de sus mejores ciudadanos y ciudadanas que se fueron a producir riquezas para los venezolanos pero fueron contaminados por un virus desconocido, que les hizo creer que para desarrollarse había que vivir del rentismo petrolero y últimamente, creyendo en las promesas del llamado socialismo bolivariano del siglo XXI, perdió Colombia la fuerza laboral de 1,5 millones de hombres y mujeres entrenados y preparados para el trabajo, los cuales fueron succionados por el fatal espejismo del facilismo y asistencialismo de Estado que los hace flojos e indolentes ante los problemas de su país.

Así como el pueblo ruso perdió más de 20 millones de sus hombres y mujeres enfrentando al Nazismo, el pueblo colombiano inmoló a 6 millones que fueron atrapados por un virus que históricamente a afectado al pueblo venezolano y que para los efectos de su identificación científica llamaremos "Vivalapepismo". Este agente infeccioso crea ciudadanos(as) flojos, quejosos, sin conciencia de patria y sobre todo "creídos" que se lo merecen todo sin hacer esfuerzo alguno. El "vivalapepismo" es un agente infeccioso que hasta ahora no tiene cura. Llega y se queda hasta la muerte y es altamente contagioso. Por eso los colombianos que se fueron a ayudar a los venezolanos no regresaran al suelo patrio y por eso los damos como población contaminada que es un peligro para la población sana de Colombia.

Por todo lo antes explicado es que pensamos que las futuras generaciones de colombianos consideraran al actual Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, como el Segundo Libertador de Colombia, al librarla del virus "Vivalapepismo", que para los efectos del desarrollo económico capitalista, es hoy en día, más importante que la independencia política. Con el cierre de las fronteras el Presidente venezolano evita que más ciudadanos(as) colombianos(as) se contagien y se pierdan para siempre como agentes productores de riquezas para continuar el crecimiento económico que ha hecho de Colombia un país potencia en Sudamérica.

Gracias a las acciones del Presidente Nicolás Maduro, Colombia podrá seguir creciendo su PIB a un ritmo interanual del 5% y Venezuela indefectiblemente caerá este año en un 7% con la inflación más alta del mundo. Colombia trató de ayudar y allí le dejó a Venezuela más de 6 millones de sus mejores hombres y mujeres que desgraciadamente fueron infectados por el "vivalapepismo" venezolano.

Estamos seguro que éste cierre de fronteras no es la solución para acabar con un virus tan maligno como es el "vivalapepismo" venezolano y por eso es aconsejable que el gobierno venezolano se deje ayudar por los científicos norteamericanos, que son los más adelantados del planeta y dejen que ese país instale bases militares para proteger a sus pobladores. Así lo hicieron los gobiernos colombianos y por eso hoy en día presentan un alto desarrollo económico y su inflación no pasa del 2% interanual.

Así como tuvieron que pasar más de 50 años después de la muerte de nuestro Libertador Simón Bolivar, para que los pueblos de ambas naciones les rindieran los homenajes merecidos por sus hazañas libertarias; así sucederá con Nicolás Maduro y el pueblo colombiano, cuando éste le reconozca como su Segundo Libertador, por haberlo librado del "Vivalapepismo" venezolano.

Nota: Les recuerdo a los pocos lectores que puedan llegar al final de éste artículo, que mi amada madre descansa en paz desde hace más de 38 años.

Juanveroes64@hotmail.com




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2346 veces.



Juan Veroes


Visite el perfil de Juan Veroes para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: