Memorias de un escuálido en decadencia

Cochino

¡A cada cochino le llega su sábado! Pero a nosotros, que no somos cochinos, el sábado nos llega todos los días, es decir, las tragedias, las vainas raras, las "Dios mío, cómo nos pasa esta vaina a nosotros". Desde que el secretario ejecutivo de la Mud, dijo esa gran frase que conmovió la historia política del país y del más allá, esa de que "Ya no se puede hablar de caballos de Troya; sino de cochinos de Troya", desde Ramos –Espoleta- Allup hasta Julio –Matemático- Borges por poco no se desmayaron del carajazo fraseológico. El jodedor Ismael –Talanquera- García no aguantó y dijo que ya está buscando su pernil de cochino de Troya para comérselo en diciembre, y otro loco dijo allí que ahora sí es verdad que el precio del cochino de Troya se fue pal carajo.

Y todo por Copei, o mejor dicho, lo que queda de ese partido. El secretario ejecutivo dijo que no aceptaban en la unidad a Copei porque el gobierno se había quedado con una parte y la otra parte estaba sin rumbo, como si Copei tuviera una militancia que ríete del Partido Comunista Chino. Y en esa misma rueda de prensa le dieron palo cochinero de Troya a María –Sumate-Machado, porque le eliminaron su candidata y colocaron a un tal Guevara porque, como dijo el secretario ejecutivo de la Mud, "aquí la que impone los candidatos es la unidad, no es una persona". Es decir, que el peo que tenemos allí es de tongo le dio a borondongo y ay mamá Inés, todos los negros tomamos café.

El carajo también le cayó encima al diputado Ricardo Sánchez, porque tenemos que cuidarnos de los salta talanqueras, y desde el otro lado Ismael -Talanquera- García lo vio con una cara como que el hombre se hubiese convertido en Didalco Bolívar. Es decir, que allí, palo palito palo es para todo el mundo. Y Mientras tanto el secretario ejecutivo, a cuenta de oreja de cochino de Troya, presentó una lista de candidatos a diputados donde no aplaudieron a nadie, sino por el contrario, cada vez que daba un nombre, la gente veía para todos partes para ver si llegaba la policía.

Estamos jodíos, es decir, re-jodíos. Terminan las inscripciones y nosotros con este montón de candidatos sin cupo. Y el que está gozando una bola es Ramón –Béisbol- Aveledo, porque él lo hubiese hecho mejor, en cambio este secretario ejecutivo perdió el radar y perdió los barrios, dicen que dijo.

El papá de Margot leyó en el periódico de Rafael –Cía- Poleo la noticia del cochino de Troya y levantó la cara y vio el techo del apartamento y viendo para arriba se fue caminando al cuarto, mientras decía: "Yo no sabía que ayer me habían ahorcado la cochina de Troya". Y agarró la puerta y le metió un coñazo, tan duro, que en la Mud, alguien gritó: "Se escapó el cochino"

Esta era una vieja que tenía una puerca.- me canta Margot



Esta nota ha sido leída aproximadamente 7213 veces.



Roberto Malaver

Periodista y escritor. Niega ser humorista, a pesar de algunas evidencias que indican lo contrario. Co-moderador del popular programa "Los Robertos", al cual insisten en llamar "Como Ustedes Pueden Ver". Co-editor del suplemento comico-politico "El Especulador Precóz". "Co-algo" de muchos otros proyectos porque le gusta jugar en equipo.

 robertomalaver@gmail.com      @robertomalaver

Visite el perfil de Roberto Malaver para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: