“Cállate la boca, te vas a meter en problemas”

En enero de este año escribí la siguiente palabras:

"Es más, al observar a Maduro con mucho cuidado, uno se da cuenta que ha estado utilizando la palabra ‘yo’ con mucha frecuencia, y a veces en situaciones donde debería decir ‘nosotros.’ Esto contradice al socialismo, el cual impulsa lo comunal, versus el capitalismo que promueve el individualismo."

Ver: http://www.aporrea.org/ideologia/a201551.html

Ese artículo tenía que ver con dos temas relacionados con Nicolás Maduro y su responsabilidad como presidente y líder de la Revolución Bolivariana: 1) el yoismo, y 2) el hablar versus demasiado.

He notado que aunque nuestro líder Nicolás Maduro ha rectificado considerablemente en el aspecto del yoismo --- y esperemos que siga así --- todavía le falta, creo yo, en el aspecto del hablar versus el actuar.

No sé si tenga razón, pero creo que sí.

No es que yo sea mejor que él, o más fantástico, o más bonito y fuerte, ni que sea más sabio o más santo, ni más perfecto, ni nada al estilo, ya que la realidad es que aunque yo escriba bastante, también en la vida diaria hablo bastante, o mejor dicho, hablo demasiado, bla, bla, bla, pero yo no soy el líder de la Revolución, soy simplemente una hormiguita habladora, y no tengo esa inmensa responsabilidad sobre mi espalda, ni tampoco la quisiera.

Nicolás Maduro la tiene.

Bueno, eso dicho, recién leí un artículo de noticia en Aporrea donde dicen lo siguiente:

"El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro, informó este viernes que el Operativo de Liberación del Pueblo (OLP) llegará ‘inmediatamente’ al estado Bolívar tras los hechos violentos registrados hoy en San Félix donde una persona resultó asesinada (…) ‘He ordenado (…) que la Operación de Liberación y Protección del Pueblo llegue inmediatamente al estado Bolívar y vayamos a la búsqueda de estos grupos mercenarios, paramilitares e infiltrados’, anunció durante un acto desde La Rinconada, Caracas."

Ver: http://www.aporrea.org/regionales/n274979.html

Ahora, digo yo, ¿No sería más efectivo en este caso, así como en muchísimos otros casos, no decir nada, sino hacerlo, y después decirnos lo que se ha hecho?

La razón que digo esto es porque:

1) Si uno dice que va a hacer algo, ¿Cuál es la garantía de que eso se haga?

La respuesta sencilla es que no existe ninguna garantía, cualquier cosa pudiera ocurrir antes de que se cumpla la palabra, una enfermedad, algún saboteo, un huracán, un terremoto, una plaga de saltamontes, o, un cambio de idea, o la falta de coordinación, o de dinero, o simplemente el mal cálculo de la circunstancia, lo que se convertirá en una equivocación después del hecho, pero solamente si el hecho fuera conocido de antemano. Es muy fácil culpar, y es allí donde los opositores y los pseudo seguidores de la revolución se aprovechan para lanzarnos piedras a la Revolucion.

2) En esta caso en particular, ya que tiene que ver con le delincuencia y el crimen organizado, me parece a mí, en base a mi experiencia como investigador de fraude corporativo, que al anunciar que uno irá tras los culpables antes de hacerlo, uno les está dando demasiada información a los criminales. Con esta información tienen esencialmente 3 opciones en el ámbito del pensar, decir, y hacer:

a) Coño, me voy pa’ otro lado antes que lleguen.

b) Sí Luis, ese tipo como siempre habla paja, me quedo y sigo haciendo lo que hago.

c) Bueno, me entregaré a las autoridades cuando vengan para que no me maten.

También pudieran considerar las dos siguientes opciones, pero no las incluí en la lista arriba ya que no son muy realistas, por lo menos no con respecto a la mayoría de los casos que tengan que ver con personas infectadas espiritualmente por la violencia y la maldad, ya que estas dos opciones requieren que el sujeto tenga como base fundamental una consciencia para poder distinguir entre el bien y el mal:

1) suicidarse por remordimiento, o

2) repentinamente convertirse en una buena persona.

Bueno, así como todo en la vida, --- ya que se trata de una decisión y no un acto divino del destino --- uno aprende, y si quisiera, rectifica, así como en el caso mío, donde mi esposa sigue repitiendo "Cállate la boca, te vas a meter en problemas."



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3971 veces.



Oscar Heck

De padre canadiense francés y madre indígena, llegó por primera vez a Venezuela en los años 1970, donde trabajó como misionero en algunos barrios de Caracas y Barlovento. Fue colaborador y corresponsal en inglés de Vheadline.com del 2002 al 2011, y ha sido colaborador regular de Aporrea desde el 2011. Se dedica principalmente a investigar y exponer verdades, o lo que sea lo más cercano posible a la verdad, cumpliendo así su deber Revolucionario ya que está convencido que toda Revolución humanista debe siempre basarse en verdades, y no en mentiras.

 oscarheck111@yahoo.com

Visite el perfil de Oscar Heck para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Oscar Heck

Oscar Heck

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /actualidad/a211633.htmlCd0NV CAC = Y co = US