En síntesis

¿Gobierno apuesta al caos para no contarse?

Aunque pareciera que la gente no quiere cambio de gobierno, más si que mejore su actuación, sin embargo hay razones para pensar que algo terrible pudiera ocurrir antes de los comicios decembrinos, toda vez que hay pólvora esparcida en todo el territorio nacional. Y como la procesión va por dentro, a simple vista se observa que en los cuarteles, templos, cámaras de comercio e industriales, universidades y sociedad civil, nadie escapa a esta dramática caotizacion que crece como bola de nieve. De modo que mientras el gobierno se queda corto en sus respuestas para neutralizar el creciente malestar que afecta a la población, también el complot continua avanzando pues la crisis inducida sigue desarrollándose sin prisa pero sin pausa.

En verdad que todos los que desean despejarle el porvenir a las generaciones presentes y futuras, querría que como consecuencia de tantos errores se llegase a los extremos de una involución en nuestro desenvolvimiento republicano. ¡Qué vaina esa que quienes ahora tienen el sartén por el mango, por acción u omisión, se emperran en darle el gusto al diablo! Es más, sin ir tan lejos, bastaría con citar algunos de los errores que nos llevan derechito al cementerio de la historia. Por ejemplo, esas cacareadas primarias del PSUV y la MUD, estuvieron recargadas de ese amargo sabor del bipartidismo puntofijista, ya que entonces eran las cúpulas partidistas quienes se repartían la cochina colocando a sus amigotes. En lo personal, confieso no haber cometido la gran tontería de convalidar con el voto a esa grave desviación pequeño-burguesa, puesto que fue público y notorio que la dedocracia impuso a muchos incompetentes que no llegan ni siquiera a cañón sucio. Por esta razón decimos que esos comicios amañados y que representaron unas primarias chucutas, no estuvo en ningún momento presente el debido respeto a la autonomía de la voluntad del elector, ya que sufragaron como quien da consentimiento porque tiene una pistola apuntándole a la cabeza.

Ojalá que el Buro Político del PSUV sea reflexivo y con tiempo revise con objetividad la composición de las planchas, porque 3.000.000 de electores no son suficientes para poder alcanzar la mayoría simple en la Asamblea Nacional, ni tampoco esa intempestiva disputa con el Esquivo Guayana dará cagajon electoral. Y después que no digan que no se lo advertimos, pues hasta los tuertos se dan cuenta que la masa no está para bollo, y que representa un alto riesgo dejarse arrastrar por la autosuficiencia y la soberbia.

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 5614 veces.



Freddy Elías Kamel Eljuri

Presidente del Instituto Municipal de Patrimonio Histórico de la Alcaldía Bolivariana del Municipio Miranda del estado Falcón. Vicepresidente de la academia de Historia del Estado Falcón. Escritor. Productor radial.

 kameleljuri@gmail.com

Visite el perfil de Freddy Elías Kamel Eljuri para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: