Lumpen Proletariado

El imperialismo ha organizado, sin el menor pudor como siempre, al Lumpen Proletariado para acabar con el pueblo venezolano. Marx define a esta masa de desocupados, sin conciencia de clase, sin empleo formal, y que vive de soluciones, al margen del proceso productivo, cómo el "Ejército Industrial de Reserva"

El Lumpen Proletariado asume el bachaqueo en todo el territorio nacional; son los consecuentes e incansables colistas de todos los días. Reciben un pago por hacer una cola, y si el tiempo les alcanza, dos o tres más; permanecen largas horas en la calle, donde gastan el dinero que nunca había ganado, para desaparecer los regulados que necesita el pueblo trabajador venezolano para sobrevivir, en medio del espantoso aumento de los precios, en general.

Cada miembro del Lumpen es un parlante que repite incansablemente las consignas de la burguesía, para echarle la culpa exclusivamente de las penurias que estamos pasando, al gobierno, y a la Revolución Bolivariana; esas bocinas humanas se escuchan intermitentemente, en los cajeros automáticos. Cada Bachaquero, asistido por el imperialismo, posee un mínimo de 10 tarjetas de débito con la misma clave, para tener el dinero suficiente para comprar los regulados, y deducirse su paga por hacer cada cola.

Decenas de miles de compatriotas han abandonado sus puestos de trabajo, para convertirse en Lumpen, bajo el argumento de que bachaqueando ganan diez veces más el salario que devengaba antes.

El lumpen rodea diariamente los Supermercados, las carnicerías, las ventas de pollo, y cualquier otro sitio donde se ubiquen los regulados para la venta; son los mismos que a veces se rotan de lugar, y de circunstancia.

El Lumpen Proletariado ayuda a la burguesía nacional y trasnacional, ha instalar la miseria en Venezuela. Los precios del dólar Today, afianzados en la dinámica del bachaqueo, quedan establecidos como oficiales, terminan siendo aceptados por los compradores martirizados; pero no le dan tiempo a las víctimas a acostumbrarse porque todos los días lo precios aumentan, con el cuento que subió el dólar miseria.

Los comestibles comenzaron a escasear en la mesa de los trabajadores; como no pueden pasar 4,5 o 6 horas en una cola, donde la mayoría son bachaqueros, la clase obrera ha comenzado a desnutrirse. Hay desespero, el tema de conversación en casi todos los grupos, son los altos precios, y la carencia de los productos básicos.

Las condiciones, las circunstancias, la saña, el método, incluso la tolerancia del pueblo trabajador, son inéditas en el mundo; este ataque ha arrojado al despeñadero los avances que habíamos tenido en procura de los más elevados niveles de felicidad, a lo largo de los últimos 13 años. El mecanismo para robarse el País, una y otra vez, es simple: La burguesía compra los productos en el mercado internacional a precio de gallina flaca, y luego lo vende a razón del dólar Today, cada día más elevado.

El Lumpen Proletariado controla los mecanismos para vulnerar la disposición de la red privada y pública de distribución de los alimentos. Los regulados van a parar, cada día con mayor cuantía, a la frontera, o a los barrios, donde son revendidos.

Los obreros y trabajadores organizados, por guardias de acuerdo a su tiempo de descanso, están obligados a distribuir los alimentos que necesitan; única manera de aislar al Lumpen Proletariado que cada día crece, al servicio incondicional de la burguesía, que los usa, y luego los desecha para que vivan en la miseria.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2153 veces.



Eduardo Mármol


Visite el perfil de Eduardo Mármol para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /actualidad/a211356.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO