Análisis Socio-político del 28J

El Voto Chavista y el Futuro de la Venezuela Revolucionaria

ADVERTENCIA: de ahora en adelante, cuando nos refiramos a los Chavistas, evocaremos los valores más trascendentales de los seres humanos, convertidos en conducta. Los corruptos, raspacupos, bachaqueros,

egocéntricos y otros especímenes vestidos de rojo, no cuentan. No son Chavistas. No los queremos.

Ha pasado casi una semana del 28J, y no podemos negar que el escenario político se torna en oportunidades para seguir profundizando la revolución, para seguir dando saltos cualitativos hacia la construcción de un nuevo paradigma societal, anti-capitalista y solidario, trans-moderno diría Dussel.

Por ello, es necesario analizar concienzudamente cada paso que damos, es necesario que avancemos, destruyendo al mismo tiempo todo vestigio de dominación, toda herramienta de sumisión, todo instrumento que consciente o inconscientemente pretenda hacer la pantomima revolucionaria, mientras una clase política se atornilla en el poder. No negamos que el debate sea espinoso, sin embargo, es un debate necesario, aunque a algunos "dirigentes" de éste tiempo (muy pocos por cierto), a los cuales les da terror el hecho de que individualmente, dejan de tener importancia, pues la construcción colectiva de liderazgo, es la lógica más consecuente con la propuesta emancipadora que representa el proyecto Bolivariano. Las pasadas elecciones internas del 28J, estuvieron fabulosas, extraordinarias, en términos de participación sin duda hubo una movilización importante, la cantidad de 3 millones 262 mil 400 votos, es un número que alarma a la oposición venezolana, incluso, enciende las alarmas a la divergencia revolucionaria, pues sabemos que el Chavismo, se enfrenta con una oposición inescrupulosa, que hará lo que esté a su alcance por dar al traste con el proyecto revolucionario. Tratará a toda costa de romper la frágil "gobernabilidad" existente.

Después de la embriaguez festiva, válida ante tanta incertidumbre, se despiertan los análisis, las proyecciones, los reproches, en nuestro caso, propiciamos algunas interrogantes, a las cuales debemos responder en éste tiempo; mañana será muy tarde. Por cierto, demás está decir que no responderemos a las interrogantes que planteamos, sólo daremos algunas pinceladas al lienzo que tenemos como realidad.

¿Por qué y para qué votó chavismo el 28J?

Más que la militancia exclusiva del PSUV, salieron los militantes de la revolución Bolivariana, quienes se deslastraron de cierta forma, de sus ropajes partidistas y con contundencia fueron a darle el respaldo al proyecto político Chavista, no miraron siglas particulares, comunistas, socialistas, anarquistas, comuneros, servidores públicos, jodedores, simpatizantes, y hasta un número mínimo de "ni nís", fueron a votar, no tanto porque encontraban en los candidatos, desde la particularidad individualista, mesiánica de cada cual propuestas concretas, sino porque el proyecto chavista sigue siendo la opción que garantiza la paz, el futuro y la posibilidad de edificar un modelo económico que propicie justicia social y equidad. La gente votó, no porque es "sinvergüenza", ni porque tenga la conciencia comprada (como dice y afirma la godarria rastrera oposicionista), votó porque cree en el futuro, y sabe que ninguna crisis, por dura que sea, puede ser eterna, teniendo la conciencia por demás, que lo que vive hoy el país es reflejo de la ideología decadente que promueve la lógica capitalista. El chavismo el 28J, no miró siglas, miró hacia el horizonte, porque sin duda está convencido que vienen tiempos mejores, que en definitiva son posible cambiando radicalmente las cosas. El Chavismo está convencido que todo va a cambiar, porque no hay opción, no es viable la reproducción del modelo depredador-individualista que sostiene a esta civilización en la que nos ha tocado vivir, es por ello, que esos más de 3 millones de personas, manifestaron por medio de la movilización del 28J, su inconformidad con la situación que actualmente vive el país.

Ganó el pueblo, la democracia, o se reciclan los liderazgos impulsados por y desde el poder?

La fiesta democrática del pueblo, NO ESTÁ en las elecciones burguesas, está en las asambleas de las comunidades organizadas, en los movimientos sociales, la fiesta del pueblo se celebra en las Comunas, en los espacios de construcción colectiva que dejan en el olvido las formas tradicionales de hacer política. La nueva democracia se construye con la participación del pueblo, no legitimando a una institucionalidad que ha servido a los intereses de las clases dominantes. Sin embargo, no podemos negar que comienzan a abrirse brechas para la participación popular, no del reparto de la torta, sino del desmontaje de la vieja institucionalidad y la emergencia de una nueva infraestructura que se parezca a la Nuestramericanidad, que sin duda representa intereses muy distintos a los promovidos desde la vieja Europa. En ese sentido, el pueblo no ganó, ganará si existe la voluntad para desmontar el poder burgués, ganará cuando deje de competir y pueda entender las elecciones internas como espacios para la articulación estratégica, no para la carroña entre pares. No hay "competencia sana", no existe tal cosa, mucho menos cuando en el fondo, desde lo micro, se reproduce una tradición política que apuesta al fracaso del otro.

Hay un concepto utilizado por los lingüistas, que tomaremos para analizar algunas cosas acá. Para nadie es un secreto la existencia de anclajes referenciales, que desde lo simbólico marcan puntos de partida para cualquier idea o concepción de mundo. Así es en la política, existen referentes, chavistas que se conocen unos más que otros, unos más mediáticos, más denunciados, más éticos, con mayor presencia en las comunidades, dedicados al trabajo partidistas, involucrados con la cultura, con las comunas, con los círculos de poder, sin embargo, por ahora, parece que el referente seguirá siendo el que capitalice la victoria, y cuando hablamos de referente, hacemos mención a lo mediático, pues es éste plano el que hegemoniza la capacidad referencial del pueblo. Casi casi, no importan los planteamientos de fondo, siguen las maquinarias haciendo lo suyo, con su show mediático.

Esa lógica comienza a cambiar, por eso el pueblo vencerá, porque sabe que hay que participar articuladamente para desmontar el poder burgués y sus dedos que apuntan a personalidades individuales, incluso abusando del discurso de la "lealtad absoluta" para chantajear y frenar procesos intra-revolucionarios.

¿"Individualistamente" todos creían que podían ganar?

Sí, honestamente sí. Y no está mal, creo que la experiencia sirve para evaluar lo que veníamos haciendo y lo que podemos hacer de ahora en adelante. Sin embargo, todos y cada uno de los postulados creían que podían ganar, y nadie abandonó esa posibilidad para fortalecer al otro, dentro de lo hermoso del método y lo fructífero de la experiencia, caímos en la trampa competitiva liberal por eso llegamos a escuchar que en algunos circuitos se impuso la "maquinaria" aplastante del partido. De bolas, si ese fuera el caso, nuestra maquinaria sigue desperdigada, porque en el fondo, en el inconsciente seguimos rindiéndole culto al poder, y como afirma Freud en El malestar en la cultura, seguimos adorando eso que poseen los otros para sí. Lo que no nos puede volver a pasar, es tener de nuevo aspiraciones personales, "personalísticas", individuales, individualistamente, porque mi YO revolucionario es colectivo, por lo menos en escenarios como esos, igual, hay mucha tela que cortar al respecto, y mucho camino por rodar.

Los mensajes del pueblo fueron claros? O vamos a esperar tocar fondo?

Fueron claros, ni la misma dirigencia del PSUV esperaba tal movilización, sin embargo a nuestro juicio hay dos elementos fundamentales de estas líneas lanzadas por el pueblo al gobierno revolucionario. Por un lado, nos encontramos con un pueblo, que está consciente, que la solución de los conflictos por los que atraviesa el país, sólo pueden ser solucionados por el gobierno revolucionario, diciéndole además a la oposición de derecha: "con ustedes ni a la esquina". Hoy día el pueblo sabe, que lo que actualmente ocurre en el país es producto de la decadencia de un modelo el cual es bandera política de la derecha internacional; la gente de éste país no cree en los escuálidos que se dicen "librepensantes", pues en el fondo sabe que hasta su pensamiento está al servicio del mercado y los intereses privados de una minoría privilegiada. Veamos lo siguiente:

En una encuesta realizada: del 7 al 16 de junio y con base a 1.200 entrevistas en todo el país, se le preguntó a los venezolanos: "¿Qué preferiría Ud. que el Gobierno del Presidente Maduro rectifique y resuelva aunque sea en parte los problemas económicos del país o que venga un Gobierno de oposición?".

El 62% manifestó su preferencia por la continuidad de la marcha del Gobierno del Presidente Maduro, mientras que la opción de que asuma las riendas del país un gobierno de oposición sólo contó con el respaldo de el 33% de los encuestados. Otro 2% no contestó a la pregunta.

La otra línea lanzada por la militancia, es que la dirigencia en el gobierno debe acometer medidas de urgencia para solventar la situación de extorsión en la que se encuentra el país, la gente dijo con la movilización de 28J, éste voto es para que "te montes seriamente a solucionar éste peo", sin discursos demagógicos, con soluciones concretas, con acciones consecuentes con el combate, en el marco de una Guerra. El capitalismo hace la guerra permanente, es su lógica autopoiética.

En ese sentido, Hedmon en un artículo publicado en Aporrea, propone que:

De inmediato los candidatos a diputados deben comenzar a coordinar el despliegue de una ofensiva planificada contra la "guerra económica" en las distintas vertientes que abarca (acaparamiento, especulación, y lo que se conoce como "bachaqueo", es decir, contrabando de extracción dirigido hacia la zona fronteriza, y la reventa de productos con regulado o de primera necesidad precios exorbitantes, principalmente por grupos organizados que terminan dificultando el acceso a estos por parte de la mayoría de la población) con un tiempo de duración que, tan pronto se cumpla, tiene que dar paso a la evaluación y al ajuste. Se requiere en principio de una acción de no menos de cien días que necesariamente dará lugar a una sucesión de otras nuevas, de acuerdo con los resultados obtenidos.

No hay tiempo para darle largas al asunto, la militancia lo sabe. Para nadie es un secreto que el sueldo de los trabajadores está siendo saqueado por quienes lo único que les interesa es el bien personal. A esto la Revolución debe hacer frente con contundencia. De esta forma el 28J puede ser interpretado como una nueva forma de manifestar la inconformidad, el descontento, pero ahora desde la conciencia revolucionaria, con mayor movilización y mayor apoyo popular al proyecto revolucionario, pero para radicalizarlo, no para que otros hagan la parodia del artista.

¿Gobernar obedeciendo?

Esta es la consigna, el-la-los que no la asuman así, el tren de la historia pasará y los arrollará con todo y soberbia, para seguir su rumbo hacia el mañana, y esto no es un capricho "anarcoide", es toda una doctrina filosófica Nuestramericana, que se viene edificando desde lo más profundo de nuestro pueblo, una forma emergente de hacer política, y ahí radica la diferencia de lo que hoy pasa en América latina, en comparación con los postulados políticos de las grandes potencias.

En la contienda del 28J habían unos candidatos que apoyaban a las comunas, quiere decir ¿que habían otros a quienes no les importaban las comunas como espacios para profundizar la Revolución Bolivariana? Me perdonan, pero esos no debieron ser nunca candidatos (si existieron), es más, esos no son Chavistas.

Con todo esto, podríamos edificar un método de gobierno, que parta de la pregunta permanente, para que de esta forma con Simón Rodríguez, edifiquemos una sociedad con una ciudadanía crítica, propositiva, y no derivemos en una masa acrítica, obediente y estúpida.

Inicio de una nueva era de la Revolución.

Hemos sido tan tropicales, como para que los métodos golpistas elaborados en los laboratorios conspirativos de las potencias del Norte, no apliquen a esta realidad; tan irreverentes, que la élite opositora de derecha no comprende, aun cuando chantajea a la gente por el estómago, que la senda Revolucionaria no se negocia, tan desorganizados que ponemos en jaque a la institucionalidad burguesa. A la vez tan tropicales, "irreverentes" y desorganizados, que después de 15 años nuestra Revolución no está consolidada definitivamente. Creemos que ahí debe haber análisis profundo, para que en definitiva demos saltos cualitativos por la construcción del socialismo.

Seremos miles de filósofos de la praxis, miles de militantes sentipensantes, y con Galeano afirmamos con el alma en la boca: "Me gusta la gente sentipensante, que no separa la razón del corazón. Que siente y piensa a la vez. Sin divorciar la cabeza del cuerpo, ni la emoción de la razón"

El autor es: Vocero de la Casa del Costurero. Estudiante de la Escuela popular de Comunicación "Eulogio Paredes".



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2937 veces.



Carlos Rivas

Escuela Popular de Comunicación ?Eulogio Paredes?. Vocero de la Casa del Costurero.

 carlos_rivas_45@hotmail.com

Visite el perfil de Carlos Rivas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: