La deslegitimación mediática como instrumento para atentar contra la revolución

Para nadie es un secreto la influencia de los medios de información en los procesos de Guerra no convencionales o de IV Generación en contra de nuestros pueblos para su dominación, en muchos países este tipo de ataques resulta una antesala muy pertinente para el derrocamiento de presidentes NO serviles a los intereses de imperialismo norteamericano, bien sea mediante la utilización de desestabilizaciones urbanas, económicas, Culturales, Militares o un agregado de cada una de ellas, en ese sentido se puede tomar muchos ejemplos como el golpe de Estado al Presidente Salvador Allende el cual se mezcla la desinformación, la manipulación, y la guerra económica para generar acciones violentas de calle que justifique una intervención militar garantizando un golpe de estado con el aval de los Estados Unidos y la oligarquía de esos países

También se puede hablar de las intervenciones militares en Iraq, Libia, Afganistán, Pakistán, el cual las cadenas internacionales de Información motorizada por la CIA, aplican de manera gradual en la opinión pública conceptos y creencias sobre esos países como estado forajido, protección a de terrorista, violaciones constantes de los derechos humanos, tenencia de armas químicas, dirigentes de gobiernos Jefes de carteles de Droga, en fin la creación de un escenario que permita a la comunidad internacional avalar y justificar una intervención militar por parte de fuerzas imperiales contra países soberanos.

En Venezuela la comunicación durante décadas fue un instrumento de desinformación y manipulación del pueblo para su dominación por parte de la oligarquía, los cuales es importante recordar que no solo eran dueños de medios de comunicación sino que formaban parte del poder económico como también de gran parte del poder político nacional, teniendo influencia en las altas decisiones de la nación por su presencia relevante en ministerios, poder legislativo, judicial, y empresas del estado, agregando que durante los gobiernos de la 4ta república estos sectores de la burguesía gubernamental, propiciara la venta de activos del estado venezolano como las empresas básicas de Guayana, CANTV, VIASA, Centrales Azucareros, el intento de quiebre de PDVSA con un precio de venta del barril de petróleo en 7 dólares, y donde mágicamente estos mismos personajes y allegados aparecían en las juntas directivas de las empresas acreedoras de dichos activos.

Durante ese tiempo el país estuvo secuestrado por estrategias comunicacionales como programas de espectáculos, novelas, desinformación por parte de los noticieros, la influencia de la moda promovida por estos elementos, el cual inoculaba costumbres, cultura, hábitos, en las clases populares que los hacían ser antagónicos a su propia clase, los que tenemos un poco mas de 30 años podemos recordar como durante los años 90 programas televisivos y radiales llamaban a la denigración racial y de clases, estableciendo en la sociedad patrones discriminatorios bien sea por tu color de piel o forma de vestir, la reservación del derecho de admisión en locales comerciales, casas de estudio, empresas, hasta en centros de salud, haciendo creer en la población que era delito ser pobre, afrodescendiente, escuchar música popular entre ellas la de este país, o no vestir de una marca determinada.

Hoy los patrones de manipulación siguen siendo los mismos, al pobre y de piel morena se le sigue viendo como antisocial e inculto, la mujer joven y de clase popular se sigue viendo como servidumbre y objeto sexual, solo que con la diferencia que en la IV República la programación estaba dirigida en mantener una hegemonía y esta vez es con la finalidad de recuperar los espacios arrebatados legítimamente por el pueblo, lo que a simple vista pudiera ser observado como una parodia para el entretenimiento, en el fondo da un mensaje a los más humildes de aceptación o de autoculpabilidad, donde el individuo se crea culpable de sus condiciones sociales, generando así un sentimiento y actitud de apatía e inhibición en la participación para la búsqueda de sus reivindicaciones, es por ello que la oligarquía mediante sus empresas de comunicación amoldan estrategias para nuevamente manipular al pueblo, derrocar la revolución bolivariana, y revivir la política neoliberal gestada durante más de 40 años de democracia representativa.

Una de las acciones que auspicia la derecha es la Estrategia del Ablandamiento y la Deslegitimación, si bien en los manuales de guerra de IV Generación o golpe suaves habla en este aspecto de la creación de Matrices de Opinión para promocionar malestar e inconformidad en la población, acusaciones de violación de los derechos humanos, corrupción, ataques a la moralidad, para disminuir la correlación de fuerza de la revolución, es preciso recordar que desde la llegada del Comandante Chávez al poder diversos medios de comunicación desarrollaron una campaña en búsqueda de disminuir la majestad de Jefe de Estado, ventilando a la luz pública calificativos en contra del Presidente Constitucional de la república Bolivariana de Venezuela Hugo Chávez Frías como Chaburro, Zambo, Loco, el Teniente Coronel, no solo en programas de opinión política, sino en la programación de entretenimiento para todo usuario, esto en aras de contaminar a cierto sector social de la juventud con un efecto de rechazo contra de la revolución Bolivariana, y sus políticas de gobierno así estén incluidos o beneficiados, sin saber en realidad porque lo adversa.

Luego de la desaparición física del Comandante Supremo el presidente obrero no fue la excepción, los factores de derecha iniciaron al igual que el comandante Chávez, un desmedido ataque en contra de su vida intima y política, desde la puesta en duda de su nacionalidad, hasta la aplicación de una estrategia para hacer ver y creer en gran parte de la colectividad que no contaba con las condiciones intelectuales para asumir la jefatura del estado, burlas y calificativos inundaron prensa, radio televisión, redes sociales buscando deslegitimar la jefatura del estado y crear una imagen para legitimar atajos y asalto del poder con vías no democráticas como la arrechera de Capriles, La Salida de Leopoldo, y el recién ataque a la Universidad Bolivariana de Venezuela en el Estado Táchira buscando revivir acciones violentas de mayor impacto.

Es importante acotar que cuando al presidente obrero Nicolas Maduro se le busca deslegitimar por su condición de obrero, o por no tener una carrera universitaria es pertinente tener en cuenta que esta campaña no solo es contra de un presidente sino contra el proceso de democracia participativa y protagónica que es la que permite que la muchacha del barrio tenga el mismo derecho de estudiar medicina, derecho, o comunicación social, que cualquier persona de clase media alta, que el sistema de salud sea gratuito y este en los barrios, o que nuestra gente a través de los consejo comunales, salas de batallas y comunas, puedan crear una nueva geometría del poder que desmonte el viejo estado burgués.

Por ello a través de la comunicación popular y combativa debe difundirse porque somos Chavistas, porque somos rotundamente antagónicos a las políticas neoliberales que hoy en día quieren ser revividas por la MUD desestabilizando nuestro sistema democrático implementando el canal de la guerra mediática, hoy más que nunca el pueblo debe asumir una misión Milagros Comunicacional para defender el bien más preciado que hemos conquistado después de 200 años destacando estos últimos 16 donde entendimos el significado de patria, donde el pobre dejo de ser invisible para ser protagonista de su desarrollo.

Si bien Mandela habló que "la educación es el gran motor del desarrollo personal. Es a través de la educación que la hija de un campesino puede convertirse en médico, el hijo de un minero puede convertirse en el jefe de la mina o el hijo de trabajadores agrícolas puede llegar a ser presidente de una gran nación". Hoy los hijos de Chávez con mucha moral podemos decir que La Revolución Bolivariana es el principal motor para el desarrollo de nuestro pueblo, ya que es a través de ella se puede lograr un territorio libre de analfabetismo, mas de 700mil familias hoy tienen un hogar digno con la gran misión vivienda Venezuela, más de 2.5 millones de adultos mayores pensionados con pago puntual, la abolición de los comité de bachilleres sin cupos por la existencia de un registro nacional de Ingreso que garantiza la inclusión el pueblo al subsistema de educación universitaria, reducción significativa de la pobreza extrema gracias a la existencia de las bases de misiones que están abordando los problemas en la comunidad, la atención de salud integral en la comunidad con la misión Barrio Adentro, en fin logros que solo pueden ser posibles en revolución y no en un gobierno de derecha.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1539 veces.



Marcel Doubront

Profesor UNESR Bolívar

 marceldoubront@gmail.com

Visite el perfil de Marcel Doubront para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: